Rechazados, explotados y maltratados: decenas de miles de niños permanecen en un limbo en el campamento de Al-Hol y en otras partes de Siria

UNICEF pide que se mejore el acceso humanitario y se proteja a los niños, incluyendo su reintegración en las comunidades locales y el regreso seguro a sus países de origen
Rechazados, explotados y maltratados: decenas de miles de niños permanecen en un limbo en el campamento de Al-Hol y en otras partes de Siria

Material audiovisual, disponible AQUÍ.

DAMASCO, 17 de julio de 2019 - Afraa, de 14 años y originaria de Irak, se protege del sol en la entrada de una tienda de campaña mientras espera a que examinen a sus dos hermanos pequeños.“Tardamos nueve días en llegar aquí, a Al-Hol, desde Baghouz. No sé qué pasará con nosotros”, explica.

Al menos 70.000 personas viven en el campamento de Al-Hol, al noreste de Siria. UNICEF estima que más del 90% de ellas son niños y mujeres. Casi 20.000 de los niños son sirios. El resto, 29.000, provienen de 62 países diferentes, incluyendo 9.000 de Irak. La mayoría son menores de 12 años. Se trata de niños muy vulnerables que han sobrevivido a intensos combates y han presenciado atrocidades inimaginables.

En Al-Hol, los niños se enfrentan a una situación humanitaria grave que a menudo empeora con la experiencia reciente de haber sido maltratados u obligados a luchar y a llevar a cabo actos de extrema violencia. Son solo una parte de un grupo mucho más numeroso de niños presuntamente asociados a conflictos armados o desamparados en campamentos, centros de detención y orfanatos de Siria (especialmente en el noreste del país). Según algunas informaciones, hay niños de 12 años detenidos que siguen corriendo grave peligro en medio de la escalada de violencia. En la provincia noroccidental de Idlib, casi un millón de niños ha permanecido atrapado durante meses rodeado de intensos combates. Su destino y su futuro también están en juego.

Los niños que viven en el campamento de Al-Hol necesitan cuidados y protección y dependen de ayuda urgente para sobrevivir, especialmente ahora que las temperaturas se disparan.

“En Al-Hol hay miles de niños que nunca han tenido la oportunidad de ser simplemente eso: niños. ¡Y lo son! Merecen los mejores cuidados, protección, atención y servicios. Después de años de violencia, están sufriendo el rechazo y la estigmatización de sus comunidades locales y gobiernos", ha explicado Fran Equiza, representante de UNICEF en Siria, después de una visita al campamento la semana pasada.

A pesar de que la violencia está disminuyendo en la zona, así como la afluencia de personas que llegan al campamento, las necesidades humanitarias siguen siendo críticas, pues incluyen el acceso a agua potable y a servicios de salud. “Estamos trabajando con aliados y donantes para proporcionar a los niños ayuda esencial inmediata. Es como una gota en medio del océano. Hace falta mucho más para seguir llevando a los niños servicios básicos y protección, incluida la reintegración en sus comunidades locales y el retorno seguro a sus países de origen", ha añadido Equiza.

UNICEF recuerda a todos los implicados que se trata de niños, no de perpetradores. Tienen derecho a ser protegidos y a que se les proporcione documentación legal y acceso a la reunificación familiar.

Pedimos que se tomen de manera inmediata las siguientes medidas:

Que todos los estados miembros implicados, en línea con el interés superior del niño y de plena conformidad con los estándares legales internacionales, asuman la responsabilidad plena de la reintegración de los niños en sus comunidades locales y la repatriación segura a sus países.

Que todas las partes en conflicto en Siria, y quienes tienen influencia sobre ellas, faciliten un acceso humanitario incondicional al interior de Al-Hol y a cualquier otro lugar en Siria, para llegar a cada niño que lo necesite, esté donde esté.

UNICEF y sus aliados siguen dando respuesta a las necesidades de los niños en Al-Hol:

  • En los últimos meses, al menos 520 niños no acompañados o separados han sido identificados; 214 de ellos se han reunido con familiares, y 74 están en centros de atención provisionales.
  • UNICEF está apoyando espacios de aprendizaje en el campo para 3.000 estudiantes, además de espacios amigos de la infancia y equipos móviles de protección infantil. Cerca de 12.000 niños están recibiendo apoyo psicosocial, actividades recreativas, atención social y atención especial para niños separados y no acompañados.
  • Desde comienzos de año, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han apoyado equipos de salud y nutrición que han proporcionado vacunas y servicios nutricionales para los niños y del campo, tanto en instalaciones permanentes como a través de equipos móviles.
  • Cada día, UNICEF y sus aliados proporcionan cerca de 1,7 millones de agua segura y potable y 750.000 litros para uso doméstico. Dado que el consumo de agua aumenta durante el verano, garantizar cantidades suficientes de agua para cubrir la demanda creciente continúa siendo un reto.
  • Se han instalado más de 1.280 letrinas.

UNICEF está haciendo un llamamiento por valor de 9 millones de dólares (8 millones de euros) para proporcionar asistencia y apoyo a los niños y sus familias en el campo, así como para ampliar su operación de respuesta.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Para más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 85 91

E-mail: comunicacion@unicef.es