Mueren 9 niños en Damasco por ataques de mortero contra escuelas

En las últimas tres semanas 29 alumnos han resultado heridos

Declaración de la Directora Regional de UNICEF en Oriente Medio y norte de África, María Calivis

La matanza de niños inocentes continúa en el conflicto de Siria. UNICEF manifiesta su indignación por los últimos ataques mortales contra escuelas en los alrededores de Damasco.

 

Ayer murieron cinco niños y 11 resultaron heridos en sus aulas cuando los proyectiles impactaron en la escuela San Juan de Damasco en el barrio de al-Qassaa. El mismo día, cuatro niños y el conductor de su autobús escolar murieron después de que un proyectil les alcanzara en Bab Touma.

El bombardeo de ayer forma parte de una serie de ataques contra las escuelas de Damasco que lleva tres semanas produciéndose. El 6 de noviembre, un proyectil cayó sobre la Escuela Aicha Al Sidika en la zona de Al Midan de Damasco, hiriendo a cuatro niños. El 22 de octubre 14 alumnos y un profesor sufrieron heridas cuando los proyectiles impactaron  sobre dos escuelas - Fayez Saeed y Nazeh Monzier - en Jaramana, en la zona rural de Damasco.

Estos actos de barbarie deben parar. Todos los que tienen algún tipo de influencia en Siria tienen la obligación moral de respetar la vida de los niños y garantizar que las escuelas siguen siendo un lugar seguro de refugio.

Más información:

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051  dailo.alli@unicef.es