Millones de niños sin educación en las zonas más castigadas por el conflicto en Siria

Mientras los niños alrededor del mundo vuelven a la escuela, hay más de 2 millones de niños en Siria que no podrán volver a las aulas. Además, según cifras de UNICEF, otros 400.000 niños están en riesgo de dejar los estudios a causa de la guerra, la violencia y los desplazamientos.

En un momento en el que el conflicto en Siria entra en su quinto año, la crisis continúa arruinando años de logros en educación. Algunos niños en Siria nunca han asistido al colegio, mientras que otros han perdido hasta cuatro años de su educación. 

Hay 5.000 escuelas en todo el país que no pueden ser utilizadas porque han sido destruidas, dañadas, se han convertido en refugios para familias desplazadas o para uso militar. A muchos padres les preocupa enviar a sus hijos a la escuela por los peligros que pueden encontrar de camino o dentro de las mismas. Tan solo en 2014, al menos 60 escuelas fueron atacadas, en ocasiones, deliberadamente. El personal docente de Siria también ha pagado un alto precio, más de un cuarto de su profesorado ha dejado sus puestos.

“Los servicios públicos básicos, incluyendo la educación, han llegado a su límite”, dice Hanaa Singer, representante de UNICEF en Siria. “Necesitamos hacer mucho más para evitar el colapso de las instituciones educativas y aumentar el acceso de los niños a la educación en todo el país”.

UNICEF tiene una amplia red de aliados locales en el terreno trabajando para llegar a 3 millones de niños. Por primera vez desde el comienzo del conflicto, se ha puesto en marcha un programa educativo informal para reducir el número de niños que están fuera de la escuela. UNICEF está produciendo materiales educativos y libros de texto para distribuir a estudiantes que los necesitan.

A lo largo de todo el país hay niños que están demostrando niveles extraordinarios de resiliencia y persistencia para continuar su educación. Para poder presentarse a sus exámenes en verano, al menos el 20 % de los niños de Siria se vieron forzados a pasar por zonas de combate y numerosos puestos de control militar.

“Aún en las peores circunstancias los niños sirios siguen pidiendo aprender porque están deseando prepararse para un futuro mejor. Se estima que cerca de 4 millones de niños pudieron ir a la escuela el año pasado”, explica Hanaa Singer. “Todos debemos invertir en los niños de Siria porque son el futuro de Siria y van a reconstruir su país cuando vuelva la paz”.

Además de los 2,2 millones de niños que se han beneficiado de la campaña para la vuelta a la escuela, y bajo la iniciativa ‘No Lost Generation’, UNICEF está poniendo en marcha un programa de autoaprendizaje para llegar hasta 500.000 niños que han perdido años de escuela. El foco del programa está en áreas en las que el conflicto es más evidente y donde las escuelas están cerradas. Un programa acelerado de aprendizaje también va a ayudar a 200.000 niños para ponerse al día con su educación y sobretodo ayudarles a reintegrarse en el sistema formal de educación.

Para proporcionar un lugar adecuado para el aprendizaje, se han abierto al menos 600 espacios escolares en todo el país. Se han rehabilitado 600 escuelas y abierto 300 aulas prefabricadas para alojar a otros 300.000 niños en áreas donde hay grandes concentraciones de niños desplazados.

UNICEF tiene un firme compromiso de salvaguardar el derecho de los niños a la educación en Siria. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia precisa 68 millones de dólares al año, de los cuales 12 millones se necesitan inmediatamente, para poder continuar respondiendo a las necesidades educativas de los niños.

Para apoyar a los niños sirios: www.unicef.es/siria

Recursos audiovisuales disponibles:

Vídeo 38 segundos: https://www.youtube.com/watch?v=Ghs1Jg4KsZM

Fotos y vídeos disponibles en: http://uni.cf/1LOQt9b

Más información:

Christophe Boulierac, UNICEF Ginebra, cboulierac@unicef.org, +41 799639244

Juliette Touma, Oficina Regional de UNICEF, jtouma@unicef.org, +962 79 867 4628

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55, comunicacion@unicef.es; bvicente@unicef.es