Miles de niños huyen de la violencia en el este de República Democrática del Congo y buscan refugio en Uganda

Al menos 37.000 de los nuevos refugiados en Uganda son niños

La violencia reciente cerca de la localidad de Kamango en el este de la República Democrática del Congo, ha obligado a más de 66.000 congoleños, aproximadamente el 55 por ciento de los cuales son niños, a buscar refugio en la vecina Uganda. Los refugiados comenzaron a llegar al sub-condado de Bubanbdi en Uganda después del ataque del 11 de julio a la ciudad de Kamango por las fuerzas rebeldes.

 

Muchos de los niños refugiados han relatado escenas caóticas de ataques armados en medio de la noche, provocando un pánico generalizado y que miembros de la misma familia huyeran en distintas direcciones para evitar ser asesinados. Algunos niños fueron separados de sus padres y hermanos en medio de la confusión, haciendo su propio camino hacia la frontera con Uganda.

Al menos 37.037 niños refugiados han sido registrados por la Cruz Roja de Uganda, de los cuales 122 son menores de edad no acompañados que han sido separados de sus familias como consecuencia de la violencia. Hasta ahora, unos 63 menores de edad no acompañados se han reunido con un miembro de su familia.

La situación humanitaria que enfrentan muchos niños en el este de República Democrática del Congo sigue siendo muy grave. Hasta junio de 2013, se estima que 4.500 niños permanecían en las filas de las fuerzas y grupos armados, entre ellos unos 2.000 en la provincia de Kivu del Norte. Ninguno de los responsables del reclutamiento ha sido procesado hasta ahora. UNICEF también ha recibido informes de niños muertos o heridos como consecuencia directa de los conflictos actuales.

Hoy en día, el acceso humanitario se ve gravemente obstaculizado en el este de la República Democrática del Congo, lo que hace difícil a UNICEF y sus aliados dar asistencia a los que más la necesitan. Desde 2011 se han documentado 376 casos de denegación de asistencia humanitaria y han sido atacadas 113 escuelas e instalaciones médicas por las partes involucradas en el conflicto. La tendencia es al alza y UNICEF hace un llamamiento a todas las partes para asegurar que los niños estén protegidos contra toda forma de violencia, explotación y abuso.

En Uganda, UNICEF está respondiendo a las necesidades inmediatas de los niños refugiados congoleños, distribuyendo kits de escuelas en una maleta y apoyando la reanudación de las clases en las escuelas, alojando a los refugiados, creando Espacios Amigos de la Infancia, proporcionando suministros de salud, así como vacunas y suministros que salvan vidas, agua, saneamiento e higiene.

En los últimos dos años y medio en República Democrática del Congo, UNICEF y sus aliados han ayudado a 10.152 niños involucrados en fuerzas y grupos armados, con custodia temporal, reunificación familiar y reintegración socioeconómica. Más de 16.000 niños han recibido apoyo psicosocial y tratamiento médico.

UNICEF necesita cerca de 7,5 millones de dólares (unos 5.650.000 euros) para continuar brindando ayuda  humanitaria a los niños refugiados congoleños en Uganda hasta final de año, además son necesarios 78 millones de dólares (unos 58.775.000 euros) para continuar las operaciones humanitarias en la propia República Democrática del Congo.

Más información:

Dailo Allí

Jefe de Prensa de UNICEF España

Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: comunicacion@unicef.es