Mayor riesgo de desnutrición para niños sin acceso a retretes, según UNICEF

La campaña de UNICEF Comité Español ‘Ahora no podemos parar’ reúne fondos para seguir luchando contra la desnutrición infantil

La falta de acceso a un retrete está poniendo en peligro a millones de los niños más pobres del mundo, dijo hoy UNICEF, y subrayó que cada vez hay más pruebas que vinculan el saneamiento inadecuado y la desnutrición.

Alrededor de 2.400 millones de personas a nivel mundial carecen de retretes y 946 millones –aproximadamente 1 de cada 8 habitantes del mundo– defecan al aire libre. Mientras tanto, unos 159 millones de niños y niñas menores de 5 años de edad sufren desnutrición crónica y otros 50 millones padecen desnutrición aguda.

Un informe de UNICEF, USAID y la Organización Mundial de la Salud presentado hoy, titulado Improving Nutrition Outcomes with Better Water, Sanitation and Hygiene (Mejorar los resultados de nutrición con mejor agua, saneamiento e higiene), reúne por primera vez el resultado de años de investigación y estudios de casos que demuestran la relación entre el saneamiento y la desnutrición. Y, más importante aún, ofrece orientación para tomar medidas.

La falta de saneamiento, y especialmente la defecación al aire libre, contribuyen a la incidencia de la diarrea y a la propagación de parásitos intestinales, que a su vez causan desnutrición.

“Necesitamos adoptar soluciones concretas e innovadoras para resolver el problema del lugar donde la gente va al retrete; de lo contrario, estamos fallando a millones de nuestros niños más pobres y más vulnerables”, dijo Sanjay Wijesekera, Director de los programas mundiales de agua, saneamiento e higiene de UNICEF. “La relación demostrada con la desnutrición es un aspecto más que refuerza el grado en que nuestras medidas en materia de saneamiento tienen que estar interconectadas para lograr éxito”.

La diarrea representa el 9% de las muertes anuales de niños menores de 5 años y es esencialmente una enfermedad de transmisión fecal-oral, ya que los gérmenes se ingieren debido a contacto con heces infectadas. Allí donde las tasas de utilización del retrete son bajas, las tasas de diarrea tienden a ser altas.

Los niños menores de 5 años sufren 1.700 millones de casos de diarrea por año. Los que viven en los países de bajos ingresos son los más afectados, con un promedio de tres episodios por año. La frecuencia más alta se da entre niños menores de 2 años, que son más débiles y más vulnerables. Múltiples episodios de diarrea alteran permanentemente su intestino e impiden que absorban nutrientes esenciales, poniéndoles en peligro de sufrir desnutrición crónica e incluso de morir.

Unos 300.000 niños menores de 5 años mueren al año –más de 800 cada día– debido a las enfermedades diarreicas vinculadas a una higiene, saneamiento y agua inadecuados. Los niños más pobres de África subsahariana y Asia meridional están particularmente en riesgo.

Los parásitos intestinales, del tipo de los áscaris, tricocéfalos y anquilostomas, se transmiten a través de la tierra contaminada en las zonas donde se practica la defecación al aire libre. El anquilostoma es una causa importante de anemia en las mujeres embarazadas, que a su vez causa que los bebés tengan bajo peso y estén desnutridos.

Algunos países han logrado progresos importantes en el acceso al saneamiento y el estado nutricional de sus niños. Muchos han utilizado con éxito el enfoque de UNICEF Saneamiento total liderado por la comunidad, mediante el cual las poblaciones afectadas diseñan soluciones locales al problema de la defecación.

  • Pakistán cumplió el Objetivo de Desarrollo del Milenio de 2015 de reducir a la mitad la proporción de personas que en 1990 no tenían acceso a un saneamiento mejorado. Usando el enfoque de saneamiento total, comunidades enteras abandonaron la práctica de la defecación al aire libre, mejorando los indicadores de salud y nutrición en su población infantil.
  • Etiopía movilizó a los trabajadores de la comunidad y logró la mayor reducción a nivel mundial en la proporción de habitantes que defecan al aire libre. A pesar del crecimiento de la población, la práctica se redujo de un 92% (44 millones de personas) en 1990 a un 29% (28 millones de personas) en 2015.
  • En Mali, el enfoque de saneamiento total se utiliza también en las comunidades con las tasas de desnutrición más elevadas, agravadas por la sequía en la región del Sahel. Esto trajo consigo una mejora en el acceso y el uso de letrinas, y la consiguiente mejora en la salud y la nutrición de los niños.
  • Durante la emergencia vinculada al conflicto en laRepública Democrática del Congo se utilizaron intervenciones integrales de nutrición y agua, saneamiento e higiene para comunidades desplazadas. Esto produjo una importante reducción de la desnutrición y de las enfermedades transmitidas por el agua entre los niños menores de 5 años. Alrededor del 60% de la población construyó letrinas y alrededor de un 90% de los niños desnutridos recuperaron su peso normal durante un período de 12 meses.

“No hay excusas para no actuar sobre el acceso a los retretes, incluso en las comunidades más pobres o durante las situaciones de emergencia”, dijo Wijesekera. “Por otra parte, hay millones de razones ─todos y cada uno de los niños que padecen desnutrición crónica o aguda, o peor aún, que se enferman y mueren─ para tratar esto con la urgencia que merece”.

Campaña ‘Ahora no podemos parar’ de UNICEF Comité Español

Para seguir avanzando en la lucha contra la desnutrición infantil, UNICEF Comité Español ha puesto en marcha su campañaAhora no podemos parar que pretende trasladar a nuestra sociedad los avances realizados y los grandes retos pendientes para seguir salvando vidas.

La desnutrición es la causa de la mitad de las muertes de niños menores de 5 años. Cada día 8.000 niños mueren en el mundo por esta causa, entendida como una combinación de falta de alimentos y enfermedades infecciosas. Se han hecho grandes progresos en la lucha contra la mortalidad infantil, sin embargo, la desnutrición aguda grave sigue poniendo en peligro la vida de 17 millones de niños en el mundo.

FORMAS DE COLABORAR:

La campaña invita a personas, entidades públicas y privadas a ser agente activos en frenar las muertes de niños a causa de la desnutrición. Se han activado diferentes mecanismos de colaboración a través de la página web https://www.unicef.es/ahoranopodemosparar/, a través de la creación de un reto solidario para amigos y familiares https://mireto.unicef.es o con el envío de un SMS* con la palabra UNICEF al 38028. Con los 2 euros de un SMS podemos tratar durante un día a dos niños con desnutrición aguda grave.

Teléfono: 902 31 41 31

*IMPORTE DEL SERVICIO DE SMS 2€ ÍNTEGRO PARA UNICEF. Servicio para recaudación de fondos en campaña solidaria. Movistar, Vodafone, Orange, Amena, Yoigo y Euskaltel. Operador titular: UNICEF Comité Español, C/ Mauricio Legendre, 36, 28046 Madrid. N.atn.clte: 902228028, sms@unicef.es Información legal y protección de datos: www.unicef.es

Nota para los editores:

Para más información sobre los niveles mundiales de saneamiento véase Progress on Sanitation and Drinking Water: 2015 Update and MDG

Para descargar videos y fotos:

ftp://video.unicef.es/diadelretrete

Usuario: Refcom

Contraseña: uce442087

Más información:

Rita Ann Wallace, Medios de comunicación de UNICEF, Tel + 1 212 326-7586, móvil: + 1 917 213-4034, rwallace@UNICEF.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55,  comunicacion@unicef.es