Más de 8 millones de personas continúan necesitando ayuda urgente en el Cuerno de África, según un informe de UNICEF

Las perspectivas son cada vez más preocupantes a pesar de las recientes mejoras

La enorme respuesta humanitaria en el Cuerno de África en 2011 frenó la propagación de la hambruna y salvó decenas de miles de vidas de niños, pero el pronóstico es cada vez más preocupante, ya que más de ocho millones de personas continúan necesitando ayuda urgente, según un nuevo informe de UNICEF.

"A pesar de los significativos progresos en el panorama de la seguridad alimentaria en el Cuerno de África, la crisis por la supervivencia infantil está lejos de terminar. Millones de niños necesitan un apoyo continuado durante los próximos meses, que serán críticos. De lo contrario, podemos asistir a un fácil retroceso en los logros conseguidos con tanto esfuerzo", afirmó Elhadj As Sy, Director Regional de UNICEF para África Oriental y Meridional, con motivo de la presentación del informe Respuesta a la emergencia en el Cuerno de África, que describe la operación humanitaria de UNICEF en los seis meses posteriores a la declaración de la hambruna en varias zonas de Somalia en julio de 2011.

"Las perspectivas de una recuperación continuada son cada vez más precarias. El pronóstico del tiempo, en combinación con la inseguridad y la violencia persistentes en muchas áreas, puede conducir a nuevos impactos e interrupciones, una evolución que de nuevo pone en peligro la vida de cientos de miles de niños", dijo Elhadj As Sy, que es además Coordinador Global de Emergencias de UNICEF para la crisis del Cuerno de África.

Según las últimas previsiones, las lluvias de la temporada de marzo a mayo se mantendrán por debajo del promedio en la mayoría de la región. El conflicto que continúa en Somalia, los ataques terroristas y la violencia étnica en Kenia, así como las amenazas contra trabajadores humanitarios, están limitando el acceso humanitario a los refugiados y a las comunidades afectadas por la crisis.

Más de 8 millones de personas en todo el Cuerno de África necesitan ayuda urgente. Casi un tercio de la población de Somalia -unos 2,51 millones de personas- aún se encuentran en medio de una grave crisis humanitaria, incluyendo más de 323.000 niños con desnutrición aguda grave. También continúan necesitando ayuda unos 463.000 refugiados somalíes en los campamentos de Dadaab, en el noreste de Kenia, 142.000 personas en los campos de Dollo Ado en Etiopía, 22.000 personas en el campamento de Ali Addeh en Yibuti, y 1,35 millones de somalíes desplazados dentro de su propio país.

Resultados obtenidos en 2011

El informe detalla los resultados de la enorme respuesta humanitaria de UNICEF en la segunda mitad de 2011, que incluyen:

• La entrega de más de 60.000 toneladas métricas de suministros de primera necesidad de UNICEF a países del Cuerno de África, por aire, tierra y rutas marítimas;

• El tratamiento de cerca de 340.000 niños de desnutrición aguda grave;

• La vacunación de 7,9 millones de niños contra el sarampión;

• La provisión de agua potable a 3,2 millones de personas, y

• La facilitación del acceso de más de 200.000 niños a Espacios Amigos de la Infancia u otros entornos seguros.

Gracias al gran apoyo de los donantes, de los medios de comunicación y otros aliados, UNICEF ha contribuido a que en las seis zonas originarias de hambruna de Somalia se haya pasado al nivel más bajo de emergencia; que se haya reducido por tres la proporción de desnutrición aguda global en la región Turkana, en Kenia; y que se hayan registrado unas tasas muy altas de recuperación de la desnutrición aguda y bajas tasas de mortalidad infantil en Etiopía.

Aumento de la capacidad de recuperación

En 2011, UNICEF recibió más de 405 millones de dólares (cerca de 310 millones de euros) para la respuesta humanitaria en el Cuerno de África, alcanzando el 96% de la cantidad total necesaria. Este año, UNICEF necesita 413,8 millones de dólares (315 millones de euros) adicionales para sus operaciones de ayuda y recuperación en la región.

Las intervenciones incluyen un fuerte enfoque en el refuerzo de la capacidad de recuperación entre las familias y las comunidades. Entre ellas destacan: las transferencias en efectivo, el aumento en el uso de equipos de sanidad móviles, el fortalecimiento de la capacidad a nivel comunitario para el control y tratamiento precoz de la desnutrición aguda; la detección y mapeo de instalaciones de agua y saneamiento en áreas de alto riesgo para una mejor previsión; estudios alternativos de educación básica con un horario flexible y escuelas móviles para una población con dificultades de acceso como los pastores; y la inclusión de la educación para la paz en programas de enseñanza de profesores, así como otras actividades para reducir el riesgo de que riesgos naturales y otras amenazas puedan convertirse en nuevos desastres.

"Los próximos meses exigen un apoyo continuo y sostenible para asegurar que se cubran  las diversas necesidades de los niños vulnerables y prevenir otra catástrofe”, afirmó Elhadj As Sy."Si no se mantiene la vigilancia, se puede volver a dar la situación de hambruna. Sin embargo, juntos podemos cambiar la realidad de millones de niños en el Cuerno de África”, sentenció.

Enlace al informe completo en inglés:

https://www.unicef.es/actualidad-documentacion/publicaciones/respuesta-la-emergencia-en-el-cuerno-de-africa

Más información:

Raquel Fernández, UNICEF España, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55, raquel.fernandez@unicef.es

www.unicef.es

Síguenos en Tuenti  Facebook  Twitter

Visita nuestra televisión digital tv.unicef.es