Los niños sirios son vacunados a pesar del conflicto y los desplazamientos

Los equipos móviles de vacunación están llegando a los campamentos de refugiados donde se encuentran muchos niños

Actualmente se está llevando a cabo una campaña de vacunación de emergencia en Siria para proteger a los niños contra el sarampión y la poliomielitis, enfermedades que pueden propagarse rápidamente y que a veces pueden ser mortales, especialmente en conflictos y durante el desplazamiento masivo de personas.
 

La campaña, que tiene como objetivo vacunar a 1,4 millones de niños, ha tenido que hacer frente a retos inusuales, como carreteras bloqueadas y combates en muchas partes del país. Conseguir que las vacunas lleguen a las ciudades donde se necesitan, es una tarea peligrosa y complicada.

"El trabajo más difícil lo han tenido los conductores, que han tenido que recoger suministros en Damasco y luego entregarlos, a menudo por carreteras secundarias, a los trabajadores que se encuentran desplegados en todo el país", ha dicho Iman Bahnasi, Especialista en Desarrollo y Supervivencia infantil de UNICEF Siria. "Pero gracias a su determinación y coraje, todas las provincias han recibido los suministros que necesitan."

Los datos recogidos de 11 de las 14 regiones sirias muestran que desde que comenzó la campaña de vacunación, el 26 de noviembre, más de 630.000 niños menores de cinco años ya han recibido las gotas contra la polio, mientras que más de 510.000 niños, de entre 1 y 5 años, han sido vacunados contra el sarampión.

Los niños mayores de un año de edad también están recibiendo una dosis de vitamina A, que contribuye a reducir la mortalidad por infecciones respiratorias agudas y diarrea.

"Creemos que el número real de niños vacunados es significativamente mayor, pero la situación de seguridad complica la obtención de cifras de manera rápida desde algunas áreas", dijo Abdel-Jelil Youssouf, Representante de UNICEF en Siria.

"Lo que está claro es que la campaña está funcionando. Estamos recibiendo informaciones que hablan de largas filas de padres con niños pequeños en centros de vacunación de todo el país, incluyendo ciudades como Homs" añadió.

Aunque se han suministrado vacunas a unos 1.200 centros de atención primaria, el objetivo principal de la campaña son los niños y familias desplazadas que viven en refugios temporales en todo el país, a los que se está llegando a través de más de 100 equipos móviles de vacunación. Se están utilizando mensajes en televisión, SMS y sesiones informativas sobre salud para lograr que los padres vacunen a sus hijos.

UNICEF ha proporcionado para esta campaña 1,5 millones de dosis de vacuna contra el sarampión, jeringuillas, equipos de cadena de frío, cajas de seguridad, tarjetas de vacunación, hojas de inscripción y materiales de comunicación.

Este apoyo ha continuado a pesar de la retirada de parte del personal internacional de la ONU de Siria esta semana.

UNICEF está trabajando junto a la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud y varias organizaciones no gubernamentales, como la Media Luna Roja Árabe de Siria, para maximizar la cobertura hasta el final de la campaña previsto para el 10 de diciembre.

Otros programas de UNICEF han continuado desde el inicio de la crisis actual, llegando a cientos de miles de niños con suministros de primeros auxilios, agua, saneamiento e higiene, educación y protección infantil.

En abril de 2012, UNICEF apoyó la vacunación de más de 284.000 niños en Siria como parte de la Semana Mundial de Vacunación.

Más información:

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF España, +34 609 160 051 dailo.alli@unicef.es