Los niños, amenazados por la reanudación de la violencia en el este de Ucrania

Más de 240 niños han muerto o sido heridos desde el comienzo el conflicto

 

Al menos 68 niños han muerto y 180 han resultado heridos desde el comienzo del conflicto en el este de Ucrania en marzo del año pasado, dijo hoy UNICEF. Aunque no se ha informado de que ningún niño haya muerto durante la última escalada de violencia cerca de la ciudad de Mariinka, en el oeste de Donetsk, hay informaciones puntuales de niños heridos por disparos de armas pesadas.

UNICEF cree que el número real de víctimas infantiles es considerablemente más alto de lo que se ha informado, ya que muchas áreas continúan siendo inaccesibles debido al conflicto.

“Estas cifras representan las vidas de niños y niñas reales arruinadas por la lucha en el este de Ucrania”, dijo Giovanna Barberis, representante de UNICEF Ucrania. “Parece que la violencia va en aumento en la región de Donetsk, y el mundo no puede olvidar a los miles de niños que siguen viviendo en zonas  en conflicto ni cómo cada bala, mortero o cartucho lanzados son una amenaza para su supervivencia y bienestar”.

UNICEF y sus aliados están trabajando para garantizar la seguridad de los niños en el este de Ucrania. Recientemente se ha lanzado una campaña educativa sobre los riesgos de las minas, para proporcionar a 500.000 niños y sus familias información vital acerca del peligro de las minas terrestres y los explosivos. UNICEF también está dando apoyo psicosocial en las escuelas y los centros de protección de las comunidades a los niños afectados por el conflicto; desde principios de año se ha llegado a más de 20.000 niños y niñas. UNICEF ha proporcionado agua potable a más de 550.000 personas afectadas en las regiones de Donetsk y Luhansk.

El conflicto en el este de Ucrania, que se encuentra en su segundo año, ha generado una crisis humanitaria que afecta a más de 5 millones de personas, de las que 1,7 millones son niños. Cerca de 1,3 millones de personas han dejado sus casas y comunidades y están desplazadas dentro del país, mientras que los sistemas de educación y salud en las áreas afectadas siguen gravemente amenazados. Más de 6.400 personas han muerto, incluidas al menos 626 mujeres y niñas.

“Estamos muy preocupados porque la intensificación de los combates va a aumentar el número de víctimas infantiles y a empeorar la crisis humanitaria en el este”, añadió Barberis. “Se debe hacer todo lo posible para mantener a los niños seguros”.

UNICEF está pidiendo 55,8 millones de dólares (49,7 millones de euros) para afrontar las necesidades humanitarias urgentes de los niños y sus familias.

Para acceder a vídeos y fotos: http://uni.cf/1GHuyfW

Más información:

Christophe Boulierac, UNICEF Ginebra, +41 799 639 244, cboulierac@unicef.org

Veronika Vashchenko, UNICEF Kiev, +38 044 254 2439, vvashchenko@unicef.org

Christopher Tidey, UNICEF (Medios), +41 79 204 2345, +1 917 909 9542, ctidey@unicef.org

elén de Vicente, UNICEF Comité Español, 609 160 051 / 91 378 95 55, bvicente@unicef.es