Los miembros del Grupo de Trabajo Mundial para el Control del Cólera se comprometen a reducir un 90% las muertes en 2030

UNICEF, la OMS y otros aliados se unen para dar un impulso renovado al control de esta enfermedad mortal

Los miembros del Grupo de Trabajo Mundial para el Control del Cólera se comprometen a reducir un 90% las muertes en 2030

Ginebra, 3 de octubre de 2017 –El Grupo de Trabajo Mundial para el Control del Cólera lanza mañana una nueva y ambiciosa estrategia para reducir las muertes por cólera un 90% para el año 2030. Dicho grupo, (GTFCC por sus siglas en inglés), constituye una red diversa de más de 50 agencias internacionales, instituciones académicas y ONG que apoya a los países afectados por la enfermedad.

El cólera mata cada año a unas 95.000 personas y afecta a 2,9 millones más. Por eso, son necesarias medidas urgentes dirigidas a proteger a las comunidades, prevenir la transmisión de la enfermedad y controlar los brotes.

El nuevo plan del GTFCC, que lleva por título Acabando con el cólera: Una hoja de ruta global hasta 2030, trabaja sobre la base de que el cólera se propaga en puntos concretos y endémicos donde, años tras año, se producen brotes predecibles.

La Hoja de Ruta Mundial tiene como objetivo adaptar los recursos, compartir las mejores prácticas y fortalecer la colaboración entre países afectados, donantes y organismos internacionales. Asimismo, subraya la necesidad de abordar el control del cólera de manera coordinada, con una planificación a nivel nacional que permita la detección temprana y la respuesta a los brotes. Mediante la aplicación de esta hoja de ruta, hasta 20 países afectados podrían eliminar el cólera para 2030.

"La Organización Mundial de la Salud está orgullosa de formar parte de esta nueva iniciativa conjunta para detener las muertes por el cólera. La enfermedad tiene su mayor impacto en personas pobres y vulnerables, lo cual es inaceptable. Esta hoja de ruta es la mejor manera que tenemos de poner fin a esto ", ha explicado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud.

"Todas las muertes por cólera se pueden prevenir con herramientas disponibles hoy en día -incluidas vacunas orales-, y mejorando el acceso a agua potable, saneamiento e higiene, tal como establece esta hoja de ruta", ha asegurado Tedros Adhanom Gebreyesus. "Se trata de una enfermedad de inequidad que afecta a los más pobres y más vulnerables. Es inaceptable que, cuando el siglo XXI va ya por su segunda década, el cólera continúe destruyendo medios de subsistencia y paralizando economías. Debemos actuar juntos. Y debemos actuar ahora”.

Los avances en materia de agua y saneamiento (WASH) han hecho que Europa y Norteamérica lleven varias décadas libres de cólera. Hoy, aunque las Naciones Unidas reconocen el acceso a agua y saneamiento como un derecho humano básico, hay más de 2.000 millones de personas que no lo tienen y que se encuentran, potencialmente, en riesgo de contraer el cólera. La debilidad de los sistemas de salud y la escasa capacidad de detección temprana contribuyen a que los brotes se propaguen rápidamente.

"Es intolerable que muchos de los niños más pobres y vulnerables del mundo mueran por culpa del cólera", ha asegurado Ted Chaiban, director de programas globales de UNICEF. “Sabemos cómo evitarlo. Hace falta que todas las partes se comprometan y actúen, hace falta invertir en agua potable y saneamiento, llevar a cabo intervenciones sanitarias clave y conseguir que las comunidades se sumen a la hora de adoptar comportamientos básicos de salud e higiene.

El cólera afecta de manera desproporcionada a las comunidades azotadas por conflictos, carentes de infraestructura, con sistemas de salud deficientes y desnutrición. Proteger a estas comunidades antes de que se produzcan los brotes es significativamente más rentable que estar constantemente respondiendo a los mismos una vez que ya han tenido lugar.

La introducción de la vacuna oral contra el cólera ha supuesto un cambio determinante en la lucha por controlar la enfermedad, superando la brecha entre la respuesta de emergencia y el control a más largo plazo. Ya hay disponibles dos vacunas orales aprobadas por la OMS que cuestan sólo 6 dólares (5 euros) por persona y que protegen contra la enfermedad por un periodo de tres años.

La Hoja de Ruta Mundial proporciona un mecanismo eficaz para sincronizar los esfuerzos que hacen los países, los donantes y los aliados técnicos. Subraya la necesidad de un enfoque multisectorial para el control del cólera con una planificación a nivel nacional para la detección temprana y la respuesta a los brotes.

Con la mejora del acceso a agua y saneamiento en puntos endémicos concretos se pueden prevenir los brotes de cólera, también aquellos descontrolados y a gran escala, como el acontecido en Yemen, incluso en situaciones de crisis.

Nota para los editores

El Grupo de Trabajo Mundial para el Control del Cólera (GTFCC) es una red de más de 50 organizaciones que reúne a los aliados que participan en la lucha contra el cólera en todos los sectores y que proporciona un marco sólido para apoyar a los países que intensifican sus esfuerzos para controlar el cólera. La Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Mérieux y WaterAid apoyan el lanzamiento de la Hoja de Ruta Mundial.

Para más información:
Belén de Vicente
UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es

Rita Ann Wallace
UNICEF Nueva York, Tel: 1-917-909-9542 / 1-212-824-6611
E-mail: rwallace@unicef.org

Loza Mesfin Tesfaye
OMS Ginebra, Tel: 41 79 506 5217 / 41 22 791 2272
E-mail: tesfayel@who.int