La eliminación de las minas terrestres salva vidas y protege los medios de subsistencia en más de 40 países

A pesar de los avances logrados hasta ahora en la eliminación de minas terrestres y restos explosivos de guerra, esos artefactos continúan matando e hiriendo anualmente a miles de personas, como indicaron funcionarios de las Naciones Unidas con motivo de la celebración del Día Internacional de información sobre el peligro de las minas y de asistencia para las actividades relativas a las minas.
Debido al gran interés que ha despertado en la comunidad internacional la nueva Convención sobre Municiones en Racimo y la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, los esfuerzos y actividades orientados a la eliminación de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra también son objeto de una renovada atención.

Nueva York. “Las minas terrestres y los restos explosivos de guerra tienen consecuencias graves para la subsistencia de las personas, la economía y el desarrollo social de los países y las actividades de consolidación de la paz internacional”, afirmó Jordan Ryan, que encabeza la Dirección de Prevención de Crisis y de Recuperación del Programa de la ONU para el Desarrollo, PNUD. “La eliminación de esos artefactos peligrosos y la devolución de las tierras donde se
encontraban las comunidades les brinda a éstas acceso a las estructuras y servicios básicos, y les da a sus integrantes la oportunidad de ganarse la vida y vivir en entornos seguros. Por todo ello, las actividades relacionadas con la eliminación de las minas terrestres están vinculadas a planes amplio de desarrollo, entre ellos el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

“Este Día nos ofrece la oportunidad de revitalizar el apoyo de la comunidad internacional a las actividades relativas a las minas terrestres”, apuntó Max Kerley, del Servicio de las Naciones Unidas sobre Actividades Relativas a las Minas. “En 2010 realizamos avances impresionantes hacia la eliminación de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra. Y este año será muy importante con respecto a nuestra labor porque seguiremos fortaleciendo nuestros vínculos y alianzas con los países afectados de todo el mundo.”

Los esfuerzos conjuntos que realizan los países afectados por las minas terrestres, las organizaciones no gubernamentales y los organismos de las Naciones Unidas encargados de eliminar minas, educar sobre los peligros de esos artefactos y destruir las existencias de los mismos, han contribuido a reducir el número mundial de muertes anuales por esta causa a unas 4.000, lo que constituye una reducción de más del 75% con respecto a los 26.000 fallecimientos registrados en 1997.

En 2010 se destruyeron más de un millón de restos explosivos de guerra en Afganistán, mientras que en la República Democrática del Congo y en Sudán, la eliminación de las minas y otros  artefactos explosivos posibilitaron la reapertura de más de 7.000 kilómetros de caminos. En Somalia se realizaron jornadas de formación sobre las minas terrestres y el peligro que representan a casi 200.000 personas, mientras que en Irak, desde fines de 2007 hasta julio de 2010 se limpió de minas y otras municiones sin estallar una superficie equivalente a 18,7 millones de metros cuadrados, lo que hizo posible que unas 1.500 familias recuperaran sus tierras de cultivo y 2.400 niños y niñas reanudaran sus estudios escolares.

“Es imprescindible que todos continuemos esforzándonos para proteger a los más vulnerables y para lograr la rehabilitación y reintegración de todos los que hayan sufrido lesiones o heridas por accidentes con minas terrestres o restos explosivos de guerra”, señaló Susan Bissell, Jefa de Protección de la Infancia de UNICEF. “La organización Landmine Monitor informó que el año pasado más de un 40% de las bajas civiles causadas por esos artefactos fueron niños y niñas, lo que constituye una proporción trágicamente elevada. Se trata de un problema que tiene solución de eficacia comprobada, de manera que si se lograra un firme compromiso internacional se podría, y se debería, ponerle fin de una vez para siempre”.

El apoyo que brindan los organismos de las Naciones Unidas a las actividades relativas a las minas hacen posible la prestación de diversos servicios en más de 40 países, entre los cuales figuran la creación de capacidad a nivel nacional en materia de educación sobre los peligros de las minas y eliminación de las mismas; localización y destrucción de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra; prestación de ayuda a las víctimas; formación a las poblaciones afectadas acerca de las medidas protección que pueden tomar para protegerse de la amenaza de esos artefactos; fomento de la participación universal en el Tratado sobre la prohibición de las minas terrestres antipersonal y otros acuerdos similares; y la destrucción de las existencias de minas y artefactos similares. Mediante esas labores también se garantiza el despliegue seguro de las fuerzas de mantenimiento de la paz y todo otro personal relacionado con las labores humanitarias y del desarrollo.

Los periodistas podrán realizar entrevistas durante las actividades que se llevarán a cabo el 4 abril y en los días inmediatamente previos en Nueva York y otras ciudades del mundo. El objetivo de esas actividades consiste en crear conciencia acerca de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra y sobre los avances realizados con respecto a su eliminación total.

Actividades in Nueva York

DeterMined: Una exposición conjunta del destacado fotógrafo venezolano Kike Arnal y el renombrado fotógrafo esloveno Arne Hodalic sobre los efectos de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra en la población civil de la República Democrática del Congo y el Líbano. La muestra, que se encontrará en la Recepción de Visitantes del Edificio de la Secretaría de las Naciones Unidas, se inaugurará oficialmente el lunes 4 abril a las seis de la tarde. Se invita a los delegados, periodistas, integrantes del personal de las Naciones Unidas y al público en general a que asistan a la inauguración, confirmando antes su concurrencia mediante un mensaje a cruz@un.org.

Los visitantes deberían emplear la entrada al público, localizada en Primera Avenida, cerca de la Calle 46, en Manhattan. Para obtener una lista de todas las actividades que se llevan a cabo en todo el mundo, consulte el sitio Web del Equipo de las Naciones Unidas de Actividades Relativas a las Minas, en www.mineaction.org.

Más información:

También puede dirigirse a:

Dailo Allí
UNICEF España
91 378 85 91, 609 160 051, email: dailo.alli@unicef.es


Aaron J. Buckley
Servicio de Actividades Relativas a las Minas de las Naciones Unidas
+1.212.963.4632
email: buckleya@un.org


Mariana Gonzalez Migueles
PNUD
+1.212.906.5317
email: mariana.gonzalez@undp.org