El gobierno de Alemania y UNICEF se unen por los niños migrantes y refugiados en Alemania

En lo que va de año han entrado en Alemania más de 300.000 niños refugiados y migrantes, por lo que UNICEF y el gobierno alemán han anunciado un acuerdo de colaboración para mejorar su cuidado y protección. 

A pesar de los esfuerzos a todos los niveles de la sociedad alemana, la envergadura de la crisis ha sobrecargado el sistema de bienestar alemán, lo cual ha dejado en riesgo a los niños migrantes y refugiados, según un análisis conjunto de las autoridades alemanas y UNICEF.

“Allí donde haya niños, adolescentes y mujeres, se tienen que tomar medidas para protegerles de agresiones y violencia sexual, incluyendo abusos sexuales y acoso”, declaró la ministra alemana de Familia, Manuela Schwesig. “Pero para mejorar la protección son necesarias medidas para la infraestructura y el personal, así como más información, sensibilización y formación para personal y voluntarios. Por ello queremos poner en marcha, junto con UNICEF, servicios que nos permitan proteger mejor a los niños, jóvenes y mujeres en las instalaciones para refugiados”.

El análisis muestra que los niños y las mujeres migrantes y refugiados son más vulnerables a la violencia, el abuso y la explotación, particularmente en los centros temporales de recepción y alojamiento. En estos centros los niños a menudo carecen de un pleno acceso a una escolarización adecuada, apoyo psicosocial o actividades recreativas durante meses desde su llegada.

“Compartimos con Alemania el mismo objetivo de proteger a los niños más vulnerables, independientemente de donde vengan”, dijo Marie Pierre Poirier, coordinadora especial de UNICEF para la crisis de migrantes y refugiados en Europa. “Los niños migrantes y refugiados han soportado guerras, persecución y viajes terribles. Quizá hayan podido alcanzar su destino en Alemania pero es solo el principio de un nuevo camino para ellos. Debemos estar a su lado”.

El gobierno de Alemania y UNICEF desarrollarán planes específicos conjuntos con ONG alemanas para supervisar y apoyar mejor a los niños, como:

·         Ayudar a identificar niños en riesgo;

·         Apoyar las oportunidades de aprendizaje y juego y trabajar con los aliados para aumentar el acceso a los servicios y asesoramiento, mediante la formación del personal de los espacios amigos de la infancia;

·         Formar y apoyar a los trabajadores de primera línea para prevenir abusos y violencia;

·         Proporcionar asistencia técnica y apoyo para mejorar los sistemas de protección en los centros de recepción y acogida;

·         Ayudar a mejorar los sistemas de recogida de datos, dar seguimiento a los temas relacionados con la infancia e informar sobre los mismos al gobierno federal;

·         Apoyar el desarrollo de orientación práctica, formación y tutorías para que los centros sean espacios más amigables para los niños y tengan en cuenta las cuestiones de género, y

·         Establecer códigos de conducta para trabajadores, y mejores mecanismos de referencias y quejas.

“Después de una huida larga, y a menudo peligrosa, los niños refugiados en Alemania están en un lugar relativamente seguro. Pero sus condiciones de vida en centros de alojamiento como pabellones deportivos, antiguos cuarteles militares u otros alojamientos temporales, serán más duras con el paso del tiempo”, dijo Christian Schneider, director ejecutivo del Comité Nacional de UNICEF en Alemania.

“Hay un gran número de personal y voluntarios que están haciendo un gran trabajo. Sin embargo, no hay normativas vinculantes para la protección de la infancia, ni suficientes oportunidades para la atención psicosocial, el aprendizaje y el juego. El que los niños refugiados en Alemania estén mejor protegidos y atendidos, no debe depender de la casualidad”.

UNICEF está proporcionando agua y saneamiento, protección infantil y educación a los niños afectados por el conflicto en sus países de origen, como Siria, Iraq o Afganistán, y apoyando a los niños migrantes y refugiados en los Balcanes.

El Gobierno alemán ha aportado 250 millones de euros a UNICEF este año –100 millones de euros más que en 2014 – para apoyar a los millones de niños atrapados en conflictos en Afganistán, Iraq, Libia, Siria, Ucrania y Yemen, y a los niños sirios refugiados en Jordania, Líbano y Turquía.

Para descargar fotografías y vídeos en alta calidad y material de archivo desde 1946:

http://weshare.unicef.org/C.aspx?VP3=SearchResult&LBID=2AMZKTMKWA&ITy

http://weshare.unicef.org/Package/2AM408TSBK6F

Más información:

Sarah Crowe, Jefa de Comunicación de Crisis, +1 646 209 1590, +41 79 543 80 29, scrowe@unicef.org

Ninja Charbonneau, (actualmente en Berlín) +49 160 9098 9967, ninja.charbonneau@unicef.de

Najwa Mekki, en Nueva York, +1-917 209 1804, nmekki@unicef.org

Rudi Tarneden, en Koln, +49 170 85 18846, rudi.tarneden@unicef.de

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, 609 160 051 / 91 378 95 55, bvicente@unicef.es