El Foro Mundial sobre la Educación establecerá una hoja de ruta para la educación global hasta 2030

Nota de prensa conjunta

El Foro Mundial sobre la Educación, que ha comenzado hoy en Incheon, República de Corea, discutirá la agenda global de la educación para los próximos 15 años. En esta reunión se establecerá una hoja de ruta para la educación hasta 2030.

La Declaración sobre Educación 2030 que se acordará en el foro movilizará a todos los países y sus aliados para implementar la nueva agenda, y propondrá maneras de coordinarla, financiarla y darle seguimiento –a nivel global, regional y nacional- para garantizar la igualdad de oportunidades para todos.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, inauguró el evento. “La educación asegura los derechos humanos, incluyendo la salud y el trabajo”, dijo a los 1.500 participantes. “Y la educación es también esencial para combatir las amenazas a la seguridad, como el aumento del extremismo violento”.

El foro reúne a más de 130 ministros, junto con funcionarios gubernamentales de alto nivel, ganadores de premios Nobel, líderes de organizaciones internacionales y no gubernamentales, intelectuales, representantes del sector privado, investigadores y otros actores clave.

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, y la presidenta de la República de Corea, Park Geun-hye, también hablaron en la inauguración del foro, liderado por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Agencia de la ONU para los Refugiados (UNHCR), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), ONU Mujeres (UN Women) y el Grupo del Banco Mundial.

“Conocemos el poder de la educación para erradicar la pobreza, transformar vidas y lograr avances en los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, dijo Bokova en su discurso de apertura. “Tenemos el deber colectivo de construir las capacidades de cada niño y joven sobre los cimientos necesarios–conocimiento, valores y habilidades- para que enfrenten el futuro como ciudadanos globales responsables, que construyan sobre los éxitos de los últimos 15 años. Y debemos comprometernos a dar a los adultos la oportunidad de seguir aprendiendo a lo largo de toda su vida para adaptarse a los rápidos cambios y promover la inclusión social. Esto no es solo un derecho humano, sino un imperativo para la seguridad, el desarrollo inclusivo y la paz”.

2015 marca la fecha límite para lograr los seis objetivos de la Educación para Todos y los Objetivos de Desarrollo de Milenio establecidos en 2000. En el foro se hará balance de los progresos realizados en los últimos 15 años, considerando los retos que permanecen y los que han surgido nuevos, y se prepara una hoja de ruta para afrontarlos en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que Naciones Unidas adoptará en septiembre.

Los esfuerzos colectivos de los últimos 15 años han tenido como resultado un progreso sin precedentes en educación. Según el Instituto de Estadística de la UNESCO, en 2012 había 76 millones de niños y adolescentes fuera de la escuela menos que en 2000. En el mismo periodos, unos 67 millones de niños más recibieron educación preescolar y aproximadamente 50 millones más se matricularon en la escuela primaria.

Sin embargo, el programa de la Educación para Todos sigue siendo un asunto pendiente. Su informe de seguimiento de este año muestra que 57 millones de niños de primaria y 63 millones de adolescentes siguen fuera de la escuela, y 781 millones de adultos son analfabetos. El informe estima que se necesitan 22.000 millones de dólares adicionales al año para garantizar la educación preescolar, primaria y secundaria inferior en 2030.

Declaraciones de los líderes de las organizaciones aliadas de la ONU

Anthony Lake, director ejecutivo de UNICEF

“Cada niño necesita una oportunidad justa en la vida. Esto empieza con una buena oportunidad para aprender. Cuando fracasamos en proporcionar a los niños una igualdad de oportunidades, especialmente un acceso justo al aprendizaje, sembramos las semillas de la futura adversidad social y económica –y las dañinas desigualdades en la siguiente generación. Si damos a cada niño la oportunidad de aprender, le estamos dando las herramientas para construir un mundo mejor para sí mismo y para sus hijos”.

Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial

“La verdad es que la mayoría de los sistemas de educación no están sirviendo a los niños más pobres. Se estima que 250 millones de niños no saben leer o escribir –incluso aunque muchos han ido a la escuela durante años. Esto es una tragedia y tiene consecuencias serias para acabar con la pobreza extrema. Con cerca de 1.000 millones de personas atrapadas en la pobreza, los esfuerzos para mejorar el aprendizaje liberarán enormes cantidades de potencial humano en los próximos años. Mejores resultados en las aulas ayudarán a terminar con la pobreza extrema”.

Helen Clark, administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo

“En nuestro mundo el conocimiento es poder, y la educación empodera. Es una parte indispensable en la ecuación del desarrollo. Tiene un valor intrínseco –que se extiende más allá de lo económico- para capacitar a las personas para determinar su propio destino. Por eso la oportunidad de recibir educación es fundamental para avanzar en el desarrollo humano”.

Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres y secretaria general adjunta de Naciones Unidas

“Dos tercios de las personas analfabetas en el mundo son mujeres. Sabemos que la educación es que la educación es un catalizador inigualable para el cambio. Empodera a las mujeres y niñas para que tomen las riendas de su propia vida y participen en el desarrollo de sus comunidades y países –como beneficiarias y como agentes del cambio. Donde hay limitaciones institucionales, económicas o socio culturales a la educación, hay graves consecuencias para las sociedades. Hagamos un esfuerzo conjunto para terminar con estas limitaciones y garantizar los cambios en las vidas, potenciando el impacto de la educación. Apoyamos completamente Educación 2030 –como parte de nuestra campaña global para la igualdad de género para 2030”.

António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

“Solo uno de cada tres niños refugiados va a la escuela, y uno de cada cuatro a secundaria. Esto es una tragedia. La educación es la cosa más importante que un niño puede llevar a través de las fronteras, y su mayor esperanza para un futuro mejor”.

Dr. Babatunde Osotimehin, Fondo de Población de las Naciones Unidas

“La educación es clave para disfrutar el resto de derechos humanos, especialmente el derecho a la salud, y viceversa. Todavía millones de niñas adolescentes están fuera de la escuela y privadas de sus derechos. Invertir en educación, incluyendo la educación sexual integral, permite a los jóvenes crecer de manera segura y sana, y la transición hacia un trabajo decente. También permite a las niñas y mujeres jóvenes lograr su pleno potencial y dirigir el desarrollo de sus comunidades y naciones”.

Más información:

Oisika Chakrabarti, ONU Mujeres, Tel+1 646 7814522, oisika.chakrabarti@unwomen.org

Neil Ford UNESCO, Tel +33 62752 2360, n.ford@unesco.org

Salma Zulfiqar, UNESCO, Tel: +882 (0) 10 49701642, s.zulfiqar@unesco.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, Tel 609 160 051/ 91 378 95 55, bvicente@unicef.es