Declaración de Hanaa Singer, representante de UNICEF en Siria, sobre muertes de niños

“UNICEF condena enérgicamente los ataques con mortero que tuvieron lugar ayer en zonas civiles de Alepo, en los que murieron al menos 19 niños, incluyendo seis en un espacio amigo de la infancia apoyado por UNICEF.

Los espacios amigos de la infancia permiten a los niños jugar y volver a conectar con su infancia y olvidar, aunque sea por un breve periodo de tiempo, los horrores de la guerra. Nunca deberían convertirse en objetivo.

Este reprobable ataque muestra que incluso el simple acto de jugar es peligroso en Siria.

En las últimas semanas se han reportado varios ataques indiscriminados que han causado la muerte y lesiones a decenas de niños.

Estos ataques ponen de manifiesto un flagrante desprecio por las leyes de la guerra. Son un claro recordatorio de que ningún lugar en Siria es seguro para los niños.

UNICEF hace un llamamiento a todas las partes en conflicto en Siria para detener inmediatamente este tipo de ataques y hacer todo lo posible para proteger tanto a la población civil como infraestructuras civiles como escuelas, centros de salud o instalaciones de agua, de conformidad con el Derecho internacional humanitario. Todos los civiles, incluidos los niños deben ser protegidos en todo momento”. 

Más información:

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, bvicente@unicef.es, 609 160 051 / 91 378 95 55