David Beckham, Embajador de Buena Voluntad de UNICEF, agradece el apoyo dado a la emergencia en Filipinas

Beckham pide apoyo para los niños que sufren situaciones de crisis en todo el mundo como en Siria, República Centroafricana o Sudán del Sur

Cien días después de que el devastador tifón Haiyan azotara Filipinas, el Embajador de Buena Voluntad de UNICEF, David Beckham, ha viajado al país para conocer el estado de los niños que lograron sobrevivir.

Beckham, de 38 años, apoyó el llamamiento de emergencia realizado por UNICEF después de que el tifón golpeara el país en noviembre de 2013, por lo que ha querido visitar algunas de las zonas más afectadas de Tacloban, en Leyte.

Miles de personas murieron en el desastre, y más de 1,7 millones de niños se quedaron sin hogar. Los niños afectados por el tifón Haiyan corrían el riesgo de contraer enfermedades, quedarse atrás en sus estudios o sufrir abusos y explotación.

Durante los últimos dos días, Beckham ha visto en persona el trabajo de emergencia de UNICEF que resulta vital para los niños. El jugador visitó un Espacio Amigo de la Infancia y un centro de salud en Tacloban, para comprender la importancia de la vacunación y la atención médica para los niños en caso de desastre. El Embajador de Buena Voluntad de UNICEF también se reunió con niños y familias cuyas viviendas fueron completamente destruidas por el tifón.

"Como padre, fue profundamente conmovedor conocer a niños de tan sólo dos años que se quedaron sin nada más que la ropa que llevaban puesta cuando el mar y la tormenta de agua arrasó sus aldeas durante el tifón", explicó el ex futbolista, que es Embajador de Buena Voluntad de UNICEF desde 2005.

"Algunos niños con los que hablé habían perdido a sus padres o hermanos y hermanas en circunstancias increíblemente aterradoras. Fue devastador oírles hablar" añadió Beckham.

Beckham visitó la escuela Santo Nino, en Tanauan, donde participó ayudando a distribuir los libros de ejercicios entre los niños y jugó un partido de fútbol entre las ruinas de la escuela. Gracias a UNICEF y sus aliados, unos 420.000 niños de las zonas más afectadas ya están de vuelta en las escuelas, en aulas improvisadas o en tiendas de campaña utilizadas para dar clase, donde utilizan materiales como escuela en una maleta, o los kits recreativos y de primera infancia.

UNICEF está trabajando con el gobierno de Filipinas, aliados locales y comunidades para ayudarles a estar aún mejor preparados ante futuras crisis.

"Los niños que se vieron atrapados por Haiyan todavía están traumatizados por las experiencias vividas y necesitan asistencia constante", dijo Beckham. "UNICEF distribuyó suministros para salvar vidas nada más azotar el tifón y se quedarán tanto tiempo como necesiten los niños, a los que no dejarán nunca sentirse mal."

En todo el mundo, UNICEF está trabajando día y noche para ayudar a los niños que sufren otras situaciones de emergencia como en Siria, República Centroafricana o Sudán del Sur.

"Aquí en Filipinas he visto cómo las donaciones realizadas pueden tener un efecto increíble en la vida de los niños en casos de emergencia", explicó Beckham.

"En este momento, millones de niños de otras partes del mundo tienen necesidades urgentes ya sea por la crisis de Siria o por el conflicto en Sudán del Sur " dijo el ex futbolista.

"A pesar de que algunas de estas crisis no aparecen en titulares, no debemos olvidar que estos niños viven unas circunstancias dramáticas por lo que insto a que toda la sociedad haga todo lo posible, como lo han hecho de manera tan increíble en el pasado, para ayudar a organizaciones como UNICEF a realizar un esfuerzo extraordinario por estos niños cada día" concluyó Beckham.

Más información:

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

comunicacion@unicef.es