ACNUR y UNICEF establecen centros “Punto Azul” para aumentar la protección de niños y familias en tránsito por Europa

Como parte del esfuerzo conjunto para mejorar la protección del número creciente de niños y otras personas con necesidades específicas que llegan a Europa, ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) y UNICEF (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) han creado unos centros especiales de apoyo para niños y familias, a lo largo de las rutas de migración más frecuentadas en Europa.

Veinte Centros de Apoyo para Niños y Familias, que se conocerán como “Puntos Azules”, proporcionarán, en un mismo lugar, un espacio seguro para los niños y sus familias, servicios básicos, juegos, protección y orientación. Los centros tienen como objetivo apoyar a las familias en tránsito más vulnerables, especialmente a los numerosos niños separados o no acompañados en riesgo de padecer enfermedades y trauma, ser víctimas de violencia, explotación y tráfico.

Mientras que la situación sigue evolucionando, por el momento ya están en funcionamiento, o a punto de abrir, los primeros centros en Grecia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia. Los 20 centros estarán en funcionamiento en los próximos tres meses.

Los centros “Punto Azul” llegan en un momento en el que las mujeres y los niños representan dos tercios de las personas que llegan a Europa: en febrero, las mujeres y niños conformaban casi el 60% de las llegadas a través del mar, mientras que en septiembre de 2015, el 27%. Los centros también tendrán por objeto identificar y proteger a los niños y adolescentes que viajen solos, y reunirlos con sus familias cuando sea posible, atendiendo siempre a su interés superior.

“Estamos preocupados por el bienestar de los niños y niñas no acompañados en tránsito y desprotegidos en Europa, muchos de los cuales han tenido que sufrir los efectos de la guerra y muchas otras dificultades al hacer estos viajes solos”, dijo el alto comisionado adjunto de protección de ACNUR, Volker Türk. “Estos centros tendrán un papel clave a la hora de identificar a estos niños y de proporcionarles la protección que necesitan en un entorno desconocido donde pueden estar en riesgo”, añadió.

“Las vidas de los niños en tránsito han dado un vuelco completo: se han enfrentado a peligros y sufrimientos en todas las etapas del viaje. Los centros ofrecerán un nivel de previsibilidad, confianza y seguridad en sus vidas inciertas; un lugar en el que podrán recibir la ayuda y el apoyo que le corresponde como derecho a todos los niños. Además, los centros contribuirán a fortalecer los sistemas de protección infantil nacionales”, señaló Marie-Pierre Poirier, Coordinadora Especial para la Crisis de Refugiados y Migrantes en Europa.

La identificación de los niños es, sin embargo, un reto. En algunos países, los jóvenes que viajan se hacen pasar por adultos para evitar demoras o detenciones durante el viaje, lo que les expone al riesgo de ser víctimas de explotación. El año pasado, más de 90.000 niños separados o no acompañados se registraron, solicitaron asilo o fueron atendidos en Europa, principalmente en Alemania y Suecia.

Los Centros de Apoyo para Niños y Familias serán fácilmente identificables y proporcionarán un conjunto básico estandarizado y coherente de los servicios ofrecidos por las diferentes organizaciones, incluyendo sociedades nacionales de la Cruz Roja y otras ONG aliadas. No obstante, esto no reemplaza la responsabilidad y obligación de todos los Estados para hacer lo que esté en sus manos para apoyar y proteger a los menores separados o no acompañados y para prevenir la violencia sexual y de género.

Los centros estarán ubicados en ciertos lugares estratégicos –puntos de entrada y salida al país, lugares de registro, y algunos centros urbanos estratégicos– y podrán localizarse a través de dispositivos móviles.

Los servicios incluyen:

·         restaurar los vínculos familiares- servicios ofrecidos por La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

·         reunificación familiar

·         espacios acogedores para la infancia y para las madres y los bebes/niños pequeños

·         salas privadas de orientación

·         primeros auxilios psicosociales

·         espacios seguros para que las mujeres y los niños duerman;

·         Apoyo de trabajadores sociales

·         punto de información con conexión WI-FI.

Descárgate el mapa de los centros “Puntos Azules”

Descarga de imágenes y vídeos, aquí.

Más información:

Leo Dobbs, ACNUR Ginebra, Tel: +41 079 883 6347, dobbs@unhcr.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 comunicacion@unicef.es