Crisis en Siria: ayudamos a las familias afectadas por la ofensiva en Alepo

La reciente ofensiva militar en Alepo, Siria, está llevando a niños y familias al límite.
Una familia espera a ser atendida en un centro médico de Alepo el pasado mes de abril.

En los últimos días, 25.000 personas, entre las que se encuentran 12.000 niños, se han visto obligadas a salir de sus casas de un barrio del oeste de la ciudad.

No es la primera vez que las familias tienen que huir de sus hogares en esta zona de Alepo. Muchas de ellas ya vivían en refugios temporales dentro de edificios en ruinas.

Allí, nuestros compañeros de UNICEF en Siria, junto con otras organizaciones, los ayudaban a conseguir agua potable, alimentos, atención sanitaria y educación para que pudieran vivir en un ambiente de cierta normalidad.

Pero los nuevos ataques les han obligado a huir otra vez hacia parques, mezquitas o a cualquier lugar en el que puedan sentirse seguros. Desde UNICEF ya hemos puesto en marcha la distribución de agua potable en camiones cisterna, una de las primeras necesidades de las familias en estos momentos.

Crisis en Siria: 300.000 personas necesitan ayuda urgente en el este de Alepo

Mientras la población del oeste de Alepo intenta ponerse a salvo, el este de la ciudad está completamente aislado y su población atrapada. Desde julio, los enfrentamientos han impedido que la ayuda humanitaria llegue a esta zona.

Se calcula que 300.000 personas, entre las que se encuentran 120.000 niños, necesitan alimentos, agua potable y servicios sanitarios de forma urgente. Desde UNICEF pedimos a las partes en conflicto que nos dejen llegar a los niños de este lugar.

Guerra en Siria: los niños necesitan tu ayuda

Guerra en Siria: los niños necesitan tu ayuda

Más de 8 millones de niños están sufriendo la violencia más extrema, grandes desplazamientos y escasez de recursos básicos como agua, medicinas o alimentos.

En casos de emergencia, una acción humanitaria eficaz, rápida y bien coordinada es fundamental para salvar vidas.

Dona ahora

Crisis en Siria: el sistema sanitario está destrozado

El sistema sanitario de la ciudad está destrozado. En una semana se han llegado a producir 4 ataques a hospitales. Una vez más, la situación es especialmente complicada en el este, donde, según Kieran Dwyer, director de comunicación de UNICEF Siria, en declaraciones al centro de prensa de Naciones Unidas, solo quedan 30 médicos para atender a 300.000 personas.

Por otra parte, el director regional de UNICEF para Oriente Medio y Norte de África, Saad Houry, ha manifestado su preocupación por la seguridad y el bienestar de todos los niños afectados por la escalada de violencia en la ciudad.

"La intensificación del conflicto tendrá consecuencias nefastas para ellos durante los próximos años. Desde UNICEF instamos a las partes enfrentadas en Siria a que cumplan sus obligaciones legales y protejan a los niños y a todos los civiles", ha indicado.

Noticias relacionadas