Tifón en Filipinas: Pau Gasol y Ana Duato protagonizan la campaña de UNICEF

El 8 de noviembre se cumple un mes del tifón Haiyan que arrasó Filipinas, y la cifra de niños afectados por la catástrofe ya supera los 6 millones. 
 
Los embajadores de UNICEF Comité Español Ana Duato y Pau Gasol, y los niños Ricardo Lezón y Rocío Navarro han grabado el spot de la campaña por Filipinas que ha puesto en marcha el comité de UNICEF en España para conseguir fondos para el trabajo de la organización en esta emergencia.
 
En el vídeo, Pau Gasol, Ana Duato, Rocío Navarro y Ricardo Lezón recuerdan que millones de niños han perdido todo a causa del tifón, del que el 8 de diciembre se cumple un mes, y piden la colaboración de todos para poder responder a las enormes necesidades de los afectados.
 
Este spot forma parte de la campaña por Filipinas, a la que ya se han unido otros embajadores y colaboradores de UNICEF en todo el mundo a través de distintas iniciativas. En España, 50 personajes públicos que colaboran con la organización han difundido el llamamiento por Filipinas a través de medios de comunicación y de redes sociales. Centros educativos, medios de comunicación, empresas, fundaciones y otras entidades del sector privado apoyan esta campaña.
 
Gracias a estos apoyos, a miles de personas que han respondido al llamamiento de UNICEF enviando SMS o donando a través de otros canales, a empresas y fundaciones que han realizado donaciones y a centros educativos que participan en la campaña, UNICEF Comité Español ha aportado 2,4 millones de euros al trabajo de la organización en Filipinas, llegando a miles de familias y niños con suministros y servicios básicos para su supervivencia y su recuperación.
 
Pero aún hay mucho trabajo por delante. El alcance del desastre que ha destruido hogares, infraestructuras y medios de vida, ha dejado a millones de familias dependiendo de la ayuda humanitaria. Conseguir que todos ellos tengan sus necesidades cubiertas hasta que puedan volver a tener casa, trabajo y los servicios básicos restablecidos, supone un gran esfuerzo a medio plazo y los recursos necesarios. 
 

Ayuda a Filipinas: el trabajo de UNICEF 

El trabajo de UNICEF, junto con el gobierno de Filipinas y otras organizaciones humanitarias, ha logrado que más de 428.000 personas tengan acceso a agua potable en diferentes ciudades, incluyendo 200.000 en Tacloban. La falta de agua potable y de un saneamiento adecuado puede causar brotes de enfermedades potencialmente mortales. Por ello, aparte del acceso a agua potable, UNICEF y la OMS han emprendido una campaña de vacunación contra la polio y el sarampión para más de 30.000 niños.
 
En situaciones como la que se está viviendo en Filipinas es fundamental proteger a los niños. UNICEF y sus colaboradores lo hacen localizando a aquellos que están solos e inscribiéndolos en un registro que sirve para intentar encontrar a sus familiares y lograr que vuelvan a estar juntos. Además, UNICEF abre Espacios Amigos de la Infancia, lugares seguros donde los niños participan en actividades educativas, deportivas y de ocio que les ayudan a recobrar una cierta sensación de normalidad. Los niños reciben también apoyo psicosocial para superar el trauma que han sufrido.
 
Desde que se produjo el tifón hace un mes, UNICEF ha distribuido miles de artículos como lonas, cubos, pastillas potabilizadoras de agua, suplementos de micronutrientes y kits de higiene, recreativos y educativos.
 
Pero todavía queda mucho por hacer. Millones de familias han perdido sus hogares y sus medios de vida. Un 80% de los niños de Tacloban no ha podido volver a clase, y 1,35 millones de niños están en riesgo de sufrir desnutrición. Para poder seguir abordando este trabajo en Filipinas durante los próximos meses, UNICEF ha hecho un llamamiento de 61,5 millones de dólares (unos 45,5 millones de euros).