Niños en emergencias: 5 datos que nos indignan

Niños en emergencias: 5 datos que nos indignan

En los últimos años, el mundo en el que vivimos está conociendo cada vez más situaciones de emergencia. Desde la Segunda Guerra Mundial, nunca antes se habían sentido tanto los efectos de guerras y desastres naturales.

Millones de personas están sufriendo las consecuencias de esta grave situación. Entre todas ellas hay alguien que, a menos que hagamos algo, las sufrirá durante el resto de su vida: los niños.

En UNICEF calculamos que en el mundo hay 250 millones de niños que están creciendo rodeados de violencia y terror. Millones más viven en zonas en riesgo de sufrir desastres naturales como sequíasinundaciones y epidemias

Niños en Emergencias: Sin colegio, sin salud, sin derechos

En este contexto, hemos identificado 5 datos sobre la situación de estos niños que nos llenan de indignación:

  1. Cada día, una media de 4 hospitales y escuelas de zonas en conflicto son atacados.

  2. En todo el mundo, 75 millones de niños no pueden ir al colegio o van de forma interrumpida debido a las constantes crisis y desastres que viven sus países.

  3. Solo en el año 201516 millones de niños llegaron al mundo en medio de la guerra y han pasado sus primeros meses de vida entre balas y bombardeos.

  4. En Siria, durante el año 2015, hemos identificado más de 1.500 violaciones graves de los derechos de los niños. Más del 60% de estos ataques acabaron con sus vidas o les produjeron graves heridas.

  5. El 20% de los niños afectados por los conflictos en Oriente Medio están en riesgo de desarrollar enfermedades mentales debido a las experiencias traumáticas que están viviendo en la guerra o en el camino de huida.

Niños en Emergencias: La mitad de los refugiados en el mundo son niños

Las emergencias de nuestro mundo son complejas y se están intensificando. Conflictos como el de Afganistán, Siria, Yemen o Sudán del Sur llevan varios años destruyendo infancias. Además, el cambio climático y fenómenos meteorológicos como El Niño aumentan las probabilidades de sufrir desastres naturales.

Ante la falta de esperanza y de seguridad que muchas personas sienten en sus países de origen, la única salida que ven es dejarlo todo y huir. Es la elección que se han visto obligados a tomar más de 65 millones de habitantes en el mundo. La mitad de ellos son niños.

En UNICEF recordamos que los niños que sufren guerras y catástrofes naturales necesitan mucho más que agua potable, alimento y medicinas. Por eso, tarabajamos para que puedan acceder también a educación y protección, dos elementos clave para que sigan siendo solo niños y su futuro no se vea determinado por la situación que les ha tocado vivir.

Tú puedes ayudar a los niños que viven en situación de emergencia. Haz un donativo en nuestro Fondo de Emergencias y ¡ayúdanos a cambiar vidas!