Más de 350 esquiadores colaboran por la supervivencia infantil en Sierra Nevada (Granada)

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Más de 350 esquiadores que acudieron el primer fin de semana de abril a la estación de esquí de Sierra Nevada, en Granada, participaron en la acción solidaria que cada año organizan Cetursa y UNICEF para captar fondos a favor de la supervivencia infantil.

Para colaborar en esta inciativa bastaba con depositar el 'forfait' (abono) del día en las urnas de UNICEF que se instalaron a tal efecto durante la jornada del sábado en la Plaza de Andalucía. El importe del depósito, 3 euros, será destinado íntegramente a UNICEF.

Más de 60 esquiadores voluntarios de UNICEF, liderados por María José Rienda, Amiga de UNICEF Comité Andalucía y directora del programa y promoción deportiva de Sierra Nevada, descendieron por la pista de Borreguiles, alrededor de las 10:00 horas, con banderas y petos identificativos.

Una bajada solidaria cuya finalidad era invitar a los esquiadores aunirse a esta iniciativa y donar su abono del día. Los voluntarios permanecieron durante toda la jornada en la Plaza de Andalucía para informar y atender a todos aquellos que se acercaron hasta las urnas para depositar su 'forfait' de forma desinteresada.

Durante toda la temporada de esquí se podrá realizar una donación a favor de la infancia en Sierra Nevada, ya que Cetursa, empresa que dirige la estación, dispone de dos cajeros permanentes donde por cada bono entregado se destina 1 euro a UNICEF.

Desnutrición infantil

UNICEF Comité Andalucía y Cetursa centran este año su colaboración en la supervivencia infantil.Cada día, 19.000 niños menores de 5 años muerenpor causas que se pueden evitar, 6.400 de ellos por causas relacionadas con ladesnutrición.

Afortunadamente, la desnutriciónes tratable y prevenible. Con tan sólo 1,20 euros, UNICEF puede proporcionar 1 día de tratamiento a un niño con desnutrición aguda grave. El tratamiento completo que salva su vida dura entre 3 y 4 semanas, y cuesta 42 euros.

Gracias al trabajo de UNICEF y sus aliados, en 2011, 1,8 millones de niños recibieron tratamiento contra la desnutrición aguda grave y en 2012, sólo en el Sahel, 850.000 niños.