Huracán Matthew en Haití: 500.000 niños viven en las zonas más afectadas

Huracán Matthew en Haití

Haití ha sido el país más afectado por el huracán Matthew. En UNICEF calculamos que 500.000 niños viven en las zonas del sur del país, las que mayor devastación han sufrido tras el paso de la tormenta

Sin embargo, el estado de las carreteras impide saber con exactitud cuántos niños necesitan ayuda de emergencia. “Estamos lejos de saber cuál es la magnitud real de los daños”, afirma Marca Vincent, representante de UNICEF en Haití. “Esperamos lo mejor, pero nos preparamos para lo peor”.

El 80% de los hogares en el sur de Haití han sufrido daños y cerca de 16.000 personas permanecen en refugios temporales. Se calcula que aproximadamente 175 colegios están afectados y al menos otros 150 están siendo utilizados como refugios de evacuación por todo el país.

Huracán Matthew en Haití: Trabajamos a contrarreloj

Nuestros compañeros de UNICEF en Haití han conseguido llegar a Les Cayes, una de las áreas más afectadas en el departamento de Gran Sur. Desde allí nos cuentan que las inundaciones son enormes, especialmente en las zonas bajas. Además, han comprobado que el hospital de la ciudad y otros centros de salud han sufrido daños. Las familias están luchando para encontrar agua potable y letrinas adecuadas.

Al material de emergencia que habíamos preparado para llegar a 10.000 personas, hemos añadido el envío de suministros de agua y saneamiento, como tabletas purificadoras de agua, bidones de agua y lonas de plástico, a los departamentos más afectados en la punta occidental de Haití. La evaluación de necesidades está en marcha, pero se necesitará más ayuda humanitaria cuando se clarifique el impacto del huracán.

Huracán Matthew en Haití: Necesitamos tu ayuda

En UNICEF calculamos que vamos a necesitar 4,5 millones de euros para hacer frente a las necesidades más urgentes de los niños. Estas son las acciones que queremos llevar a cabo:

  • Proporcionar agua potable y saneamiento adecuado para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades transmitidas por el agua.
  • Restaurar los servicios sanitarios para prevenir y tratar la desnutrición entre los niños más pequeños, además de proporcionarles vitaminas esenciales y tratamiento contra la diarrea.
  • Establecer espacios temporales de aprendizaje con el objetivo de que los niños puedan reanudar su educación cuanto antes.
  • Apoyar los servicios de protección de los niños contra la violencia, la explotación y el abuso.

“Cuanta más información podamos reunir sobre el terreno, mejor apoyo podremos dar al Gobierno para ayudar a los niños y a sus familias a hacer frente a la magnitud de la destrucción”, añadió Vincent.

Por favor, ayúdanos a paliar los efectos del huracán Matthew.