Ex niños soldado en República Centroafricana: cómo volver a la normalidad

Con el apoyo de la Diputación de Cáceres, estamos creando un entorno protector para 270 niños y niñas que servían en grupos y fuerzas armadas.

Ex niños soldado en República Centroafricana

19/09/2017

En un país donde la guerra forma parte de la “normalidad” desde 2013, cuando dos grupos armados enfrentados -los Anti-balaka y los Seleka- siembran el terror continuamente, ser niño y sobrevivir es un reto diario. Ataques a escuelas y hospitales, violencia sexual, secuestros, mutilaciones, asesinatos… son algunas de las amenazas a las que se enfrentan los más pequeños en República Centroafricana. Además, la desnutrición, que ya era alta antes del conflicto, ha aumentado exponencialmente durante los últimos años, llegando a suponer una amenaza de hambruna en el país.

Y en medio de toda esta situación desoladora, los niños y niñas son reclutados para servir en los grupos y fuerzas armadas. Tienen tareas de combatientes en primera línea, pero también de cocineros, porteadores, mensajeros… y también, especialmente en las niñas, de esclavas sexuales y esposas forzadas de los altos mandos.

Todo esto deja secuelas físicas y emocionales cuando consiguen salir de dichos grupos y volver a la vida civil, a la vida que les corresponde como niños. Es muy difícil para ellos romper la espiral de violencia de la que han sido testigos (o que les han obligado a perpetrar directamente) y regresar con su familia y a su casa.

Nuestro trabajo en República Centroafricana: apoyo de la Diputación de Cáceres

DDR. Estas tres letras son clave. Son las iniciales de los 3 pasos que hay que dar para atender a todos estos niños y niñas:

  • Desarme: Acto de entrega de las armas y abandono de la vida militar, reconocido además por el grupo/fuerza armada y la comunidad. Normalmente se celebra una ceremonia con un acto simbólico en el que el niño o niña entrega su uniforme militar y se le da la ropa de civil para empezar su nueva vida.
  • Desmovilización: Baja oficial y controlada de los combatientes activos de fuerzas y grupos armados. 
  • Reintegración: Proceso por el que los niños liberados vuelven a adquirir la condición de niños con acciones como la vuelta a la escuela o formación profesional, apoyo psicosocial, etc.

Gracias al apoyo financiero de la Diputación de Cáceres, estamos dando ayuda integral —que incluye una solución habitacional en un entorno familiar, acceso a la salud física y emocional, y acceso a la educación o a una formación profesional— a unos 270 niños, de los que 170 son niñas. Es decir, estamos creando un entorno protector que garantice y proteja sus derechos en el seno de la comunidad.

La finalidad de esta intervención es lograr que las niñas y niños cuenten con los recursos necesarios que les permitan iniciar una vida ajena a la violencia de un conflicto que ha violado sistemáticamente sus derechos.

Solo nos faltas tú para seguir salvando la vida de muchos niños

Elige ahora tu aportación mensual

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 074 de lunes a viernes de 9h a 21h y sábados de 11h a 17h | socios@unicef.es