El deporte ayuda a mejorar la calidad educativa en Mozambique

En Sofala, una provincia costera de la región central de Mozambique, el fútbol es un deporte que despierta grandes sueños y esperanzas para los jóvenes estudiantes de la escuela primaria Guara-Guara. El año pasado, sus más de 2.000 alumnos se beneficiaron de iniciativas para el deporte.

Se trata de uno de los cientos de colegios de todo el país beneficiario de la iniciativa mundial International Inspiration, dirigida por el Comité Olímpico de Londres, UNICEF y otros aliados para llevar las ventajas del deporte para el desarrollo a 12 millones de niños para comienzos de las Olimpiadas de Londres.

El objetivo es usar el deporte como instrumento para el desarrollo de los niños, formar a los maestros con los mejores métodos para incentivar a los niños, además de brindar equipamiento deportivo (balones, uniformes y otros materiales).

Mozambique apoya la educación

En Mozambique 11,5 millones de personas tienen menos de 18 años. Desde el fin de la prolongada guerra civil en 1992, se ha realizado un enorme esfuerzo para invertir en educación. Hoy, el 83% de los niños están matriculados en la escuela primaria, frente al 32% registrado en 1992. Además, en 2005 se eliminaron las tasas de enseñanza primaria.

El director de escuela Guara- Guara, Zacarias Abias, que ha estado a cargo de este centro de primaria desde hace casi un año, se enorgullece del progreso que están realizando. Al amparo de Escuelas Amigas de la Infancia, UNICEF ha contribuido a la construcción de siete aulas nuevas y numerosos retretes.

Además, se ha reducido el número de alumnos por aulas, que ha pasado de 100 a 65. El objetivo es reducirlo aún más, a menos de 50 estudiantes. Un equipo de 40 maestros se encarga de gestionar dos sesiones escolares diarias.

El deporte para el desarrollo de los niños

Abias cree que la combinación de factores como la reducción de alumnos por aulas, la mejora de la infraestructura física y las actividades deportivas para el desarrollo ayudan a mejorar la calidad educativa. "Hemos visto las ventajas que traen las inversiones en la escuela", comenta. "Los niños y niñas disfrutan de un deporte más estructurado. Eso les da confianza y los mantiene activos y entretenidos".