Carta de la Presidenta de UNICEF España: en tiempos de crisis también se puede avanzar

UNICEF España acaba de lanzar el último número de 2012 de su Revista de Socios. Nuestra Presidenta, Consuelo Crespo, abre esta edición con una Carta en la que subraya que, especialmente en un momento tan delicado como el actual, hay que seguir hablando de avances en los derechos de los niños. Y pone varios ejemplos, como la reducción de la mortalidad infantil en un 41% desde 1990 o la lucha contra la desnutrición infantil de Mauritania.

Este tipo de logros solo son posibles gracia al apoyo de los socios y donantes de UNICEF, como señala Consuelo Crespo en esta Carta que reproducimos a continuación:

"En un momento particularmente delicado como el actual, creo que es más necesario que nunca hablar de logros y de avances. Los hay, y pueden devolvernos la motivación y la esperanza que el ambiente general y las malas noticias nos han robado.

Desde UNICEF podemos afirmar que, en apenas dos décadas, el número de niños que mueren antes de cumplir los cinco años se ha reducido en un 41%. Queremos celebrar este logro con todos vosotros, socios y colaboradores, que junto con millones de personas en todo el mundo lo habéis hecho posible. En primer lugar, por lo que supone cada una de las vidas salvadas, pero también porque esta historia de éxito demuestra algo mucho más profundo: que es posible disminuir radicalmente la mortalidad infantil con intervenciones sencillas y asequibles.
 
En tiempos de crisis también se puede avanzar.Los progresos son patentes en muchas áreas y muchos países, incluso en temas como la desnutrición infantil, que está detrás de una de cada tres muertes infantiles. En páginas interiores analizamos el ejemplo de Mauritania, que en uno de los contextos naturales más hostiles del planeta (la región del Sahel) y de dificultades políticas, económicas y sociales, puede cumplir el objetivo de reducir a la mitad la desnutrición infantil antes de 2015. De haber seguido la senda del continente, Mauritania tendría ahora 90.000 niños desnutridos más.
 
En este fin de 2012, hemos puesto en marcha la campaña Cumpledías, a favor de la supervivencia infantil y contra la desnutrición. Porque en muchos lugares del mundo, los niños no cumplen años, cumplen días. Con sólo 1,2 euros (el coste de un SMS) se puede financiar el tratamiento de un niño contra la desnutrición aguda grave durante un día; con 42 euros, ese niño consigue salir de la desnutrición. Datos como estos confirman que la inversión en las personas, a través de estrategias comprobadas como eficaces, en las zonas y comunidades más excluidas, es rentable y tiene una tasa de retorno muy alta en términos de reducción de la pobreza.
 
La difícil situación económica en los países industrializados no justifica olvidar que la reducción de fondos es mucho más que un apunte contable. Son proyectos abandonados, resultados que ya no se podrán alcanzar y, en definitiva, frustración de expectativas… y vidas humanas. La experiencia de UNICEF en la búsqueda de soluciones reales y sostenibles, incluso en las situaciones más extremas, nos dice que avanzaremos si somos capaces de compartir responsabilidades los gobiernos y la sociedad civil, las instituciones públicas y las privadas, las comunidades, las familias y los propios niños.
 
Hay margen para explorar soluciones en el marco de una nueva visión del mundo, en la que todos tengamos cabida. Iniciemos 2013 con esperanza, sabiendo que la labor realizada en el año que termina ha sido difícil, pero eficaz. En nombre de UNICEF, en nombre de la infancia: muchas felicidades y ¡gracias!"
 
Lea la versión interactiva de la Revista de UNICEF España (también en PDF).