Calais: el compromiso de Reino Unido y Francia con los refugiados y migrantes

Calais: el compromiso de Reino Unido y Francia con los refugiados y migrantes

"El compromiso por parte del Reino Unido y Francia para encontrar soluciones urgentes para los cientos de niños refugiados y migrantes que languidecen en Calais desde hace meses, llega en el momento oportuno.

Ante el cierre inminente del campamento de Calais y ante la inminente llegada del clima húmedo del invierno, es una buena noticia conocer que muchos de los niños tendrán un nuevo hogar y una nueva esperanza en el Reino Unido en los próximos días. Damos la bienvenida también al compromiso de Francia para encontrar soluciones para aquellos niños refugiados y migrantes que permanecerán en su territorio. Esto estaba pendiente desde hace mucho tiempo.

Durante muchos meses, unos 1.200 niños han vivido en condiciones deplorables en el campo de Calais, exponiéndose al abuso, la explotación y los accidentes de tráfico aguardando un destino incierto.

Podemos imaginar el enorme alivio que los propios niños experimentarán finalmente cuando se les ofrezca una casa apropiada, asistencia, acceso a la educación y un futuro - no sólo a los que irán al Reino Unido, sino también los que se quedan en Francia. Su interés superior debe guiar las decisiones de las autoridades en cada paso del camino.

Nosotros, en UNICEF, junto con muchos de nuestros aliados que durante tanto tiempo han estado presionando en su nombre, compartiremos el alivio de los niños una vez que los gobiernos de ambos lados del canal inglés presten total atención a los llamamientos realizados por los muchos activistas locales, voluntarios, ONG y organismos internacionales incluyendo los comités nacionales de UNICEF del Reino Unido y Francia, para lograr soluciones duraderas para atender a refugiados y migrantes.

Esperamos aún un mayor compromiso por parte de todas las autoridades, no solo en su obligación legal para con los niños, también en su obligación moral de proteger a todos aquellos que se han visto obligados al desarraigo".

Declaración de Marie Pierre Poirier, coordinadora especial de UNICEF para la crisis de refugio y migración en Europa