¿Cómo el sector privado puede unir fuerzas a favor de la infancia?

 En UNICEF trabajamos con empresas desde hace más de medio siglo con el fin de llegar más lejos en nuestro mandato de promover los derechos y mejorar las vidas de todos los niños, niñas y adolescentes

En UNICEF trabajamos con empresas desde hace más de medio siglo con el fin de llegar más lejos en nuestro mandato de promover los derechos y mejorar las vidas de todos los niños, niñas y adolescentes

07/11/2022

Los graves efectos de la crisis climática, las migraciones forzosas, las guerras que no cesan o las catástrofes naturales son solo algunos de los retos a los que se enfrentan millones de niños, niñas y adolescentes cada día. Desde UNICEF damos respuesta a estos enormes desafíos a los que se enfrenta la infancia en todo el mundo, pero su creciente complejidad requiere que sean abordados desde una perspectiva amplia.

Así, ante un mundo cada vez más volátil y cambiante, necesitamos aportar soluciones innovadoras, ágiles y coordinadas que integren las visiones de diferentes actores. Para ello, en UNICEF, bajo la propuesta de trabajo en alianza que propone la Agenda 2030, lideramos una suma de esfuerzos que involucra a la sociedad civil, la academia o el sector público, y también a empresas y organizaciones.

El sector privado, agente de cambio para la infancia

Desde UNICEF trabajamos con el sector privado desde hace más de medio siglo con el fin de llegar más lejos en nuestro mandato de promover los derechos y mejorar las vidas de todos los niños, niñas y adolescentes.

Así, acompañamos a las empresas en su camino para fortalecer el perfil de los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG), con especial foco en el impacto social y la protección de los derechos humanos desde una perspectiva de infancia. Esta labor es trascendente en tanto en cuanto los derechos de la infancia no suelen reflejarse de forma explícita, transversal y completa en los enfoques empresariales de sostenibilidad a pesar de que en muchas ocasiones los niños, niñas y adolescentes son los más afectados por los impactos de la empresa y de su cadena de valor.

El enfoque integral ASG permite al sector corporativo crear valor a largo plazo mediante el aprovechamiento de oportunidades inherentes al desarrollo económico, social y medioambiental a través del trabajo en alianza con organizaciones referentes en la defensa de los derechos de la infancia y la acción social como UNICEF.

Dar un paso en este sentido es una necesidad para las compañías cada vez más acuciante desde una óptica de legitimación social, competitividad, oportunidades de negocio, mejores resultados económicos y captación de inversión, fidelización de clientes y empleados, pero también de cumplimiento de normativa europea y nacional, y de reducción de riesgos.

Hoy, las organizaciones tienen la oportunidad de buscar su propósito, integrarlo en sus modelos de negocio y contribuir para la construcción de un mundo más sostenible, inclusivo y justo para las generaciones presentes y futuras siguiendo la hoja de ruta marcada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

UNICEF y la sostenibilidad

Como organización mundial líder en infancia, desde UNICEF, mediante nuestra experiencia y conocimiento, acompañamos a las empresas para que incorporen, potencien y consoliden su compromiso a favor de la infancia.

En este sentido, trabajamos de la mano del sector privado para que las empresas generen impacto positivo desde el ADN de su negocio, promoviendo estrategias, operaciones y políticas internas más sostenibles e inclusivas y liderando cambios en la cadena de valor con el fin de mejorar las vidas de los niños, niñas y adolescentes en todo el mundo.

De este modo, caminamos de la mano del sector privado bajo el convencimiento de que las empresas son un actor de cambio clave y tienen un rol protagónico para que sus derechos se materialicen a través de su integración en sus modelos de negocio, ya sea dando voz a campañas en defensa de la infancia, promoviendo su participación o bien a través de movilización de recursos, experiencia, conocimiento, tiempo, visibilidad y apoyo a programas en favor de la infancia.

¿Cómo pueden ayudar empresas y organizaciones a UNICEF?

  • Integrando los derechos de la infancia, y juventud en sus estrategias y políticas corporativas y su cadena de valor: como actores que impactan en la vida de los niños, niñas y adolescentes (como hijos de empleados, potenciales empleados, consumidores de productos o servicios, jóvenes trabajadores, miembros de las comunidades donde operan), las compañías pueden –y deben– garantizar que se respetan sus derechos en todas sus operaciones, actividades y a lo largo de su cadena de valor.
  • Defendiendo los derechos de la infancia: también tienen la capacidad de ayudarnos a sensibilizar a la sociedad sobre las principales problemáticas que sufren millones de niños y niñas en todo el mundo, así como de influir e inspirar a sus grupos de interés (inversores, accionistas, empleados, clientes, sociedad civil, redes corporativas o sector público) para generar un entorno normativo y de acción favorable para la infancia.
  • Dando apoyo a nuestros programas a favor de la infancia: las empresas pueden proporcionar apoyo directo a nuestros programas a favor de la infancia más vulnerable a través de donaciones corporativas, sumando el compromiso de sus clientes y/o empleados, promoviendo campañas conjuntas o, en determinados casos, también a través de contribuciones en especie.
  • Poniendo sus activos al servicio de la infancia: las empresas cuentan con conocimiento, recursos financieros y humanos o capacidad de innovación, unos activos que, sin duda, son muy valiosos para que juntos podamos generar un impacto positivo a favor de la infancia.
  • Trabajando en alianzas multiactor con sector público, sociedad civil, academia, organismos multilaterales para la búsqueda de soluciones sostenibles y alcanzar cambios sistémicos y a largo plazo para la infancia y adolescencia. 

Los aliados corporativos de UNICEF

Desde UNICEF establecemos alianzas estratégicas sólidas y a largo plazo con empresas y organizaciones que tienen un compromiso claro por la infancia y con las cuales podemos construir sinergias que conduzcan a mejorar la vida de los niños, niñas y adolescentes a nivel mundial. De esta manera, juntos emprendemos un camino que parte del alineamiento entre la actividad principal de la empresa y nuestros programas para implementar cambios a gran escala y sistémicos.

Este recorrido lo realizamos juntos a través de alianzas de valor compartido, pero también mediante alianzas multiactor innovadoras y sofisticadas que suponen procesos transformadores de acción colectiva que supongan a medio plazo cambios en las políticas privadas y públicas en el marco de los Derechos del Niño y Principios Empresariales con el fin de implementar la hoja de ruta marcada por la Agenda 2030.

¿Cómo unirse a UNICEF?

Las empresas u organizaciones que deseen contribuir a la labor que desarrollamos desde UNICEF a favor de la infancia pueden encontrar más información en nuestro apartado web específico de empresas, desde donde pueden ponerse en contacto para definir y asesorar en mayor profundidad cómo sumar el apoyo de la manera más personalizada y estratégica posible. Los presupuestos y las políticas públicas son un elemento fundamental para luchar contra la pobreza infantil.

Marta Contreras

Manager de Sostenibilidad e Impacto Social de UNICEF España

Víctor Ruiz-Alejos

Técnico de comunicación de aliados corporativos de UNICEF España

Sostenibilidad