UNICEF PRESENTA SU INFORME 2007 DE ACCIÓN HUMANITARIA

El informe subraya especialmente las 'emergencias olvidadas' y realiza un llamamiento de 635 millones de dólares en favor de los niños y mujeres de 33 emergencias en el mundo

Barcelona/Ginebra/Nueva York, 29 enero de 2007 - UNICEF-Comité Español ha presentado hoy en Barcelona el Informe de Acción Humanitaria de UNICEF (HAR) 2007, con la participación de Consuelo Crespo, presidenta del Comité y Silvia Gaya, asesora técnica de emergencias de UNICEF. El documento cifra en 635 millones de dólares la cantidad necesaria para responder a las emergencias humanitarias de 33 países en todo el mundo, incluyendo conflictos conocidos como el de Darfur, u olvidados como el de Haití.

Debido a la violencia y los desastres naturales, Haití tiene la tasa de mortalidad infantil mas alta de América Latina. Los niños de Eritrea viven amenazados por el conflicto en sus fronteras y los ciclos de sequías. Los niños de la República Centroafricana son quizás los más olvidados del continente africano, debido a una situación de absoluta inseguridad, tensiones civiles y los efectos de las guerras en la región.

Estos son los niños de las emergencias olvidadas del mundo, que siguen aumentando. En las organizaciones humanitarias se continúa trabajando en situaciones de alto riesgo y casi en silencio

“Las emergencias, sean desastres naturales, conflictos recientes o de larga duración, tienen un coste muy elevado en la vida de mujeres y niños de todo el mundo”, ha declarado hoy la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman. “Muchas crisis siguen sin recibir suficiente financiación y, sin una financiación adecuada, no pueden llevarse a cabo actividades esenciales para millones de niños, por lo que sus vidas siguen en peligro”.

Países más necesitados de financiación en 2007

De los 635 millones de dólares solicitados, casi una quinta parte, 121 millones de dólares, son para Sudán, incluyendo programas en la región de Darfur. El persistente conflicto y la inseguridad creciente han interrumpido la vida de aproximadamente 4 millones de personas en este país, incluyendo 1,8 millones de niños.

Millones de niños han sido desplazados en el marco de otras emergencias que no centran la atención mundial como lo hace Darfur. Muchos niños colombianos han tenido que abandonar sus hogares a causa de la violencia, o han sido reclutados como niños-soldado. Debido a la elevada prevalencia del VIH/SIDA, la pobreza crónica y la falta de seguridad alimentaria los niños de Zambia viven en una de las naciones más pobres del mundo. Asimismo, en Chad viven muchos niños que han huido de conflictos en países vecinos, o en el suyo propio.

El Informe de Acción Humanitaria (HAR) 2007 de UNICEF presenta la visión global anual de los programas de ayuda de emergencia de UNICEF, en el contexto de las Naciones Unidas. El informe incluye las actividades de ayuda humanitaria y las necesidades financieras de UNICEF para hacer frente a las necesidades de millones de mujeres y niños.

En 2006 (a fecha de 1 de noviembre), UNICEF había recaudado 513 millones de dólares para hacer frente a 53 emergencias. Las emergencias más inmediatas siguieron atrayendo la atención mediática el año pasado, pero las emergencias olvidadas –tal y como subraya el HAR- tan solo recibieron el 37% de los fondos que necesitaban. En conjunto, los llamamientos de UNICEF para emergencias solo se financiaron en un 49%.

Según especifica el HAR 2007, las emergencias más necesitadas de financiación en 2007 son:

  • Sudán. Además de los retos mencionados anteriormente, este país sigue sufriendo las repercusiones del conflicto en el sur. El retorno de unas 240.000 personas como consecuencia del Acuerdo General de Paz de 2005 ha incrementado la tensión en comunidades ya vulnerables.
  • En el Cuerno de África , la ya de por sí grave situación de hambrunas extremas e inundaciones se complicó a finales del pasado mes de diciembre debido al conflicto entre el Gobierno Federal Provisional de Somalia y la Unión de Cortes Islámicas de este país.
  • Europa Central y del Este y Comunidad de Estados Independientes. En esta región se incluyen muchos países que sufren falta de seguridad, infraestructuras sociales y económicas seriamente dañadas, así como estructuras de gobierno debilitadas o destruidas.
  • Sur de Asia. Tiene el número más elevado de niños viviendo en absoluta pobreza, la mayor prevalencia de niños con bajo peso y la tasa más alta de mortalidad infantil del mundo.
  • Asia del Este y Pacífico. Todavía recuperándose del tsunami de 2004, esta zona ha sufrido un incremento en el número y la gravedad de situaciones de emergencia durante 2006, incluyendo terremotos, erupciones volcánicas, ciclones, tifones, lluvias torrenciales y sequías. Además, el conflicto armado ha seguido causando desequilibrios, desplazamientos y muertes en toda la región, siendo las mujeres y los niños los mas afectados.
  • Norte de Africa y Oriente Medio. Esta zona ha estado marcada por la situación en Iraq, las secuelas de la guerra en Líbano y la violencia en los Territorios Ocupados de Palestina, que continúan afectando a los más jóvenes con especial intensidad.

Entre las actividades de ayuda humanitaria y reconstrucción se incluye el proporcionar suministros básicos de supervivencia así como la capacitación en educación, protección de la infancia, salud y nutrición. Con estos recursos, UNICEF puede mantener su esfuerzo para mejorar el acceso a la educación, suministrando kits de “la escuela en una caja”; tratando a niños que sufren malnutrición severa y moderada; construyendo instalaciones para el suministro de agua potable y saneamiento; protegiendo a decenas de millones de niños de sarampión y paludismo; y apoyando la desmovilización y reinserción de los niños soldado – entre otros programas esenciales.

Sobre UNICEF

Durante 60 años, UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 156 países y territorios para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, agua y saneamiento de calidad, educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Yolanda Romero, UNICEF-Comité Cataluña, Tel. 695 108 142;
yromero@unicef.es

Amalia Navarro, Dirección de Comunicación, Tel. 665 62 97 51;
anavarro@unicef.es