UNICEF PIDE 805 MILLONES DE DÓLARES PARA RESPONDER A EMERGENCIAS HUMANITARIAS EN 2006

Madrid, 24 de enero 2006  UNICEF-Comité Español ha presentado hoy el Informe de Acción Humanitaria (HAR) para el año 2006 con la participación de Consuelo Crespo, presidenta del Comité, y Olivier Degreef, responsable de Emergencias de UNICEF en su Oficina para Europa. El documento cifra en 805 millones de dólares la cantidad que necesita para responder a las emergencias humanitarias abiertas en 29 países en 7 regiones del mundo.

Este informe, que se presenta todos los años, proporciona una mirada a la situación de crisis humanitaria que se vive en muchos países del mundo. Además, elHAR expone las actividades de ayuda humanitaria y las necesidades financieras de UNICEF para hacer frente a las carencias de miles de niños, niñas y mujeres que, durante las emergencias, ven vulnerados sus derechos básicos de salud, educación, protección e igualdad.

“La vulnerabilidad de la infancia es absoluta en las situaciones de emergencia, no sólo por las enfermedades sino porque los niños y niñas se convierten en la primera víctima de la violencia, la destrucción y las mafias. Para UNICEF-Comité Español es fundamental sensibilizar y movilizar recursos en la sociedad española para que la respuesta en emergencias sea rápida y efectiva. Cada tres días sucede un tsunami en el mundo y nadie puede permanecer indiferente”, declaró Consuelo Crespo durante la presentación.

La mayor parte de los fondos, para Sudán 

De los 805 millones de dólares solicitados, una tercera parte es para Sudán. El conflicto permanente y la inseguridad en la región oeste de Darfur afecta diariamente la vida de 3,4 millones de personas aproximadamente y amenaza la supervivencia de 1,4 millones de niños y niñas, de los cuales cerca de medio millón son menores de cinco años.

La recaudación de los fondos para emergencias de UNICEF rompió récord en 2005, gracias a la generosidad extraordinaria de los donantes con las víctimas del tsunami, Pakistán y otras muchas emergencias. Sin embargo, sólo 4 de los 25 llamamientos de UNICEF para emergencias olvidadas alcanzaron la mitad de los fondos solicitados. El Informe de Acción Humanitaria 2006 tiene, una vez más, la misión de recordar a la comunidad internacional las emergencias olvidadas que requieren atención y ayuda urgente este año.

“Responder rápida y efectivamente a las crisis es esencial para alcanzar objetivos de desarrollo a largo plazo. En muchos de estos países, los niños y niñas viven en un estado casi constante de emergencia porque están creciendo en la extrema pobreza, sin acceso a educación o a los servicios de salud más básicos.” dijo Dan Toole, Director de la Oficina de Programas de Emergencias de UNICEF, en el lanzamiento del informe en Ginebra, ayer lunes 23 de enero.

UNICEF considera que las regiones con más necesidades y que necesitan más financiación en 2006 son:

Sudán. Donde aproximadamente 17 millones de personas no tienen acceso a agua potable y cerca de 20 millones no disponen de servicios sanitarios
adecuados. Cada año, más de 100.000 niños y niñas sudaneses menores de cinco años mueren por causas prevenibles.

África Oriental y del Sur. Esta región ha sufrido más emergencias en la última década que cualquier otra región del mundo, incluyendo la actual sequía, la pandemia del VIH/SIDA y la desnutrición.

Europa Oriental y Central y la Comunidad de Estados Independientes. Además de los desastres naturales, que suponen una amenaza en toda la región, varios países están sufriendo guerras de baja intensidad y crecientes tensiones.

Sur de Asia. Tiene el más alto índice de pobreza infantil absoluta: 330 millones de niños y niñas sufren dos o más formas de privación severa de sus necesidades fundamentales: refugio, saneamiento, agua, alimentos, salud o educación.

Asia Oriental y Pacífico. Está región, que sufrió la emergencia del tsunami, se enfrenta a nuevas amenazas: la mayoría de los casos humanos de gripe aviar se han producido aquí. Además, en varios países, la sequía y el calor están aumentando los riesgos de escasez de alimento y la propagación de las enfermedades por falta de agua.

Oriente Medio y Norte de África. La principal preocupación es la situación en Irak, sin olvidar que la violencia en los Territorios Ocupados de Palestina tiene un fuerte impacto en los niños, niñas y adolescentes.

¿En qué consiste la ayuda humanitaria?

Las actividades de ayuda humanitaria y recuperación incluyen la distribución de suministros básicos para la supervivencia, además de las actuaciones en los ámbitos de educación, protección de la infancia, salud y nutrición.

Si se consiguen los fondos solicitados, UNICEF podrá continuar trabajando en la protección de los derechos de miles de niños y niñas en situaciones de  emergencia: mejorando su acceso a la educación mediante el suministro de los equipos de “Escuelas en una Maleta”; ofreciendo tratamiento a los niños y niñas que sufren desnutrición grave y moderada; construyendo instalaciones para el suministro de agua potable y servicios de saneamiento; protegiendo a millones de niños y niñas contra el sarampión y otras enfermedades prevenibles; apoyando la desmovilización y reintegración de los niños y niñas soldado.

La labor de UNICEF Comité Español El trabajo de sensibilización y recaudación que llevan a cabo los 37 Comités Nacionales de UNICEF en los países ricos es clave para el desempeño de la misión encomendada por Naciones Unidas a la organización: la defensa y protección de los derechos de todos los niños y niñas, asegurando una especial protección a los víctimas de guerras, desastres naturales o extrema pobreza.

Durante 2005, UNCEF-Comité Español ha contribuido con casi medio millón de euros (495.944 €) a los programas de Acción Humanitaria que UNICEF lleva a cabo en países como Sierra Leona, República Centroafricana, Darfur, Nepal, Colombia y los Territorios Ocupados de Palestina. En respuesta a este nuevo llamamiento, la organización centrará sus esfuerzos de sensibilización y recaudación en Colombia, la República Democrática del Congo, Haití, los Territorios Ocupados Palestinos y Nepal.

Colombia. El conflicto armado, que ya dura 40 años, da lugar a graves violaciones de los derechos humanos y amenazas para la supervivencia y el bienestar de las mujeres, los niños y las niñas. En las poblaciones desplazadas, los mayores problemas son el acceso a agua potable y servicios básicos de educación y sanidad y el aumento en los casos de VIH-SIDA.

República Democrática del Congo. El conflicto armado continuado, la extrema pobreza y las desigualdades, los elevados niveles de mortalidad materna e infantil, la difusión del VIH-SIDA y el acceso insuficiente a servicios sociales básicos, empleo y protección social son factores que tienen un enorme efecto negativo en la vida de los niños y niñas. Más de 4.4 millones de niños y niñas no están escolarizados.

Territorios Ocupados Palestinos. Los niños y niñas palestinos conviven diariamente con la angustia y el miedo. La violencia doméstica y escolar es una causa creciente de preocupación. La desnutrición crónica entre los niños y niñas menores de cinco años ha aumentado hasta casi el 10%, y los niños y niñas de la franja de Gaza son los más afectados: 50.000 de ellos están desnutridos.

Nepal. El conflicto interno en el país afecta directamente el descenso de la calidad y disponibilidad de servicios de salud y educación. Además un número cada vez mayor de niños y niñas menores de edad son reclutados como soldados. Muchas familias han tenido que abandonar sus hogares, lo que da lugar a la destrucción de las estructuras sociales.

Haití. Tres de los cuatro millones de niños y niñas del país se han visto afectados por la inestabilidad política de los últimos años. En los suburbios más poblados de la capital, la violencia impide que los servicios básicos y la ayuda humanitaria lleguen a la población.

Más información:

 

UNICEF-Comité Español
Tel. 91 3789558 / 629 47 63 80 www.unicef.es
Belén Barbero, Dirección de Comunicación bbarbero@unicef.es
Elena Crego, Directora de Comunicación, ecrego@unicef.es