UNICEF: La crisis está lejos de su fin para los niños de Pakistán

Más de cuatro meses después de que se registrasen las peores inundaciones en la historia del país, UNICEF advierte de que el invierno va a multiplicar las amenazas contra los niños paquistaníes, que ya sufren altos índices de infecciones respiratorias agudas y malnutrición.

Islamabad/Ginebra -En lo que va de año se han registrado 126 casos de polio, frente a los 89 de 2009, lo que supone una gran preocupación ya que Pakistán había logrado importantes progresos en la erradicación de esta enfermedad. Pakistán es uno de los cuatro países del mundo con poliomielitis endémica. La reducida cobertura médica en las zonas del norte donde la seguridad es controvertida, el hacinamiento y las pésimas condiciones de saneamiento como consecuencia de las inundaciones, han agravado la amenaza para los niños.

"Esta crisis está lejos de terminar. Está evolucionando de formas diferentes de un extremo a otro de Pakistán y el esfuerzo humanitario ha tenido que adaptarse rápidamente para llegar a los niños y las mujeres más vulnerables según van cambiando sus necesidades”, afirma Daniel Toole, Director Regional de UNICEF para el Sur de Asia.

"Aunque la mayoría de las personas ha regresado a sus lugares de origen, muchas han vuelto a una situación de destrucción casi total: sin casas, sin cultivos, sin comida y sin dinero en efectivo. En el norte ha nevado y estamos entregando ropa de invierno y suministros para ayudar a las familias a prepararse para un duro invierno, mientras que en el sur, el lentísimo retroceso de las aguas ha supuesto que más de un millón de personas se encuentren aún a la espera. Los próximos meses de frío harán aumentar considerablemente el número de infecciones respiratorias y la malnutrición, dos de los mayores causantes de la mortalidad infantil en Pakistán".

Una quinta parte de la superficie de Pakistán quedó arrasada por las inundaciones de este verano, que afectaron a 20,3 millones de personas. Unas 10.000 escuelas y centros de salud rurales resultaron dañados y se destruyeron o quedaron afectadas infraestructuras importantes, incluyendo los sistemas de agua y saneamiento, puentes y carreteras.

Desde las primeras etapas de las inundaciones, UNICEF ha estado proporcionando agua potable a 2,8 millones de personas a diario, e instalaciones de saneamiento a más de 1,5 millones de personas. UNICEF se ha asociado con la Organización Mundial de la Salud y el Gobierno de Pakistán para vacunar a más de 9 millones de niños contra el sarampión y la  poliomielitis. Los suplementos nutricionales han beneficiado a cerca de 300.000 mujeres embarazadas y madres con bebés, así como a niños que se encuentran desnutridos. Los servicios educativos se han restaurado, a través de los Centros de Aprendizaje Temporal, para 106.500 niños, y 104.400 mujeres y niños han sido acogidos en Espacios Amigos de la Infancia que tienen por objeto protegerles de los riesgos de abuso, negligencia y explotación después de las inundaciones.

Como preparación para el invierno, UNICEF ha comenzado a distribuir entre los niños ropa de abrigo y mantas. Sin embargo, millones de familias necesitan agua, medicamentos y suplementos nutricionales para sobrevivir los próximos meses, especialmente los que viven en el norte del país, de cara a las duras condiciones del invierno que se aproxima."La magnitud de esta emergencia sigue siendo muy elevada. El impacto de las inundaciones en Pakistán se hará sentir en los próximos años, así que cuanto más podamos hacer ahora, más rápido se recuperarán los niños y familias, y eso significa que necesitamos urgentemente fondos para hacer mejor nuestro trabajo ", dijo Toole.
 

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en el terreno en más de 150 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Dailo Allí,
Jefe de Prensa de UNICEF España,
Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55
E-mail: dailo.alli@unicef.es