UNICEF hace un llamamiento a gobiernos, donantes y al sector privado para erradicar el trabajo infantil

UNICEF hace un llamamiento en el XI Día Mundial contra el Trabajo infantil para que con urgencia se redoblen esfuerzos con el objetivo de erradicar las peores formas de trabajo infantil en el mundo. El lema es Consigue la meta. Elimina el Trabajo infantil.
UNICEF hace un llamamiento a gobiernos, donantes y al sector privado para erradicar el trabajo infantil
 

Nueva York - UNICEF estima que en el mundo hay 150 millones de niños y niñas, de entre 5 y 14 años, que realizan algún tipo de trabajo, que constituye al mismo tiempo una causa y una consecuencia de la pobreza, obstaculiza la educación de la infancia y pone en peligro su seguridad.

“Sabemos que el progreso en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio en el ámbito de la educación, la lucha contra la pobreza, la igualdad de género y la reducción de la propagación del VIH/SIDA, se estaba viendo minado por el trabajo infantil, y que ninguna política va a terminar unilateralmente con él”, comentó Susan Bissell, Oficial de Protección de la Infancia de UNICEF.

“Existen evidencias de que para dar una respuesta coherente y eficaz al problema del trabajo infantil, se requieren no sólo sistemas de protección social garantes de los derechos de la infancia, sino un mayor acceso de los más vulnerables a servicios básicos de calidad, además de un acceso al empleo decente”, añadió.

Las cifras obtenidas reflejan que el trabajo infantil está disminuyendo en todo el mundo, pero no de igual modo. Se ha dado un retroceso en los progresos que se habían alcanzado con anterioridad en África subsahariana, y los datos más recientes de este continente, según los cuales, 1 de cada 4 niños, demuestran este hecho. En la región de Asia-Pacífico, 1 de cada 8 niños trabaja, en Latinoamérica y Caribe, 1 de cada 10. Además, el número de niños que trabajan y estudian ha aumentado en algunas regiones, hasta en un 300 por ciento.

Pero estas cifras pueden ser engañosas, ya que niños emigrantes, huérfanos, víctimas del tráfico infantil, y sobre todo las niñas se quedan fuera, con demasiada frecuencia, de las estadísticas actuales. Debemos desarrollar nuevos sistemas de recogida de información para asegurar que los niños y niñas sean sistemáticamente incluidos en las estadísticas, garantizando de esta manera su visibilidad.

En la Conferencia Mundial sobre Trabajo Infantil que tuvo lugar recientemente en La Haya, UNICEF se comprometió a centrarse en el desarrollo de nuevas metodologías de recogida de datos para incluir a las niñas trabajadoras, hasta ahora invisibles, y asegurar su visibilidad ante el mundo.

Esta visibilidad es clave, ya que está demostrado que las crisis que sacuden el orden mundial tienen un impacto irreversible en las vidas de los niños. El trabajo infantil, un amortiguador clave en muchos hogares afectados por las crisis, obliga a los niños a abandonar la escuela(entrando en el mercado laboral de manera prematura) en condiciones aún más peligrosas.

A pesar de que los estudios demuestran que la educación de las niñas es una de las mejores inversiones que puede hacer un país para su propio desarrollo, las niñas son las primeras a las que se saca de la escuela para trabajar y ayudar a la familia en tiempos de dificultad.Está demostrado que mantener a las niñas en la escuela aumenta los ingresos familiares, reduce la mortalidad infantil y maternal, y da como resultado cifras más bajas de matrimonio infantil y de embarazos prematuros.

UNICEF hace un llamamiento a los gobiernos y donantes para que incrementen su inversión en una educación de calidad y para que apoyen el establecimiento de medidas de protección social que den cobertura a todos los niños y niñas. Además, UNICEF pide al sector privado, como agente de cambio social, que asegure que los derechos del niño estén protegidos y fuera de sus cadenas de producción.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en el terreno en más de 150 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Belén Barbero,
UNICEF España,
tel. 91 378 86 01/609160051,
bbarbero@unicef.es