Un informe de la OMS, UNICEF y el Banco Mundial constata altos índices de vacunación pero un acceso limitado a las vacunas

Poniendo fin a una tendencia a la baja, las tasas de inmunización están actualmente en su punto más alto y el desarrollo de las vacunas en el mundo se encuentra en un boom, según una nueva evaluación publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y el Banco Mundial

WASHINGTON D.C. - El informe sobre el estado de la inmunización y las vacunas muestra que nunca ha habido tantos niños inmunizados como a día de hoy: según los últimos datos se ha alcanzado la cifra de a 106 millones en 2008. Sin embargo, este mismo informe hace hincapié en la dificultad de que las vacunas lleguen a millones de niños en riesgo, particularmente en las regiones y comunidades menos favorecidas, en las que las enfermedades prevenibles son devastadoras.

Esta publicación que evidencia el éxito del esfuerzo conjunto en el área de inmunización a nivel global coincide con el momento en el que muchas naciones están llevando a cabo campañas de inmunización contra la gripe A (h1n1), subrayando el inigualable papel de las vacunas para la prevención de enfermedades contagiosas y el reto que supone llegar a las comunidades más vulnerables.

“La pandemia de gripe nos pone en una situación de promesa y dinamismo en cuanto al desarrollo de las vacunas a día de hoy”, ha afirmado Margaret Chan, Directora General de la OMS. “Aún así, nos hace recordar una vez más los obstáculos que existen para poder llevar los beneficios de la ciencia a la población de las regiones más pobres. Tenemos que superar la división de países ricos y pobres -entre los que pueden acceder a vacunas que les salven la vida y los que no”.

Los profesionales de las agencias internacionales responsables de los programas de vacunación advierten de que a pesar de que las vacunas nos ayudan en las acciones de supervivencia y de que ahora todos los países ricos tienen un fácil acceso a ellas, sin embargo, no son suficientes para llegar a los 24 millones de niños aproximadamente que se encuentran en riesgo en los 72 países con las rentas más bajas.

“Las muertes por sarampión cayeron en un 74% entre 2000 y 2007, y las vacunas jugaron un papel importante en esta tendencia a la baja”, ha afirmado Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF. “Un progreso de tales dimensiones tiene que servir de inspiración para nuevos esfuerzos para inmunizar a los niños a nivel mundial contra enfermedades que pueden terminar con su vida”.

El informe afirma que la tendencia a la baja cambió gracias a los esfuerzos de los países del sur, que hicieron buen uso del apoyo de la Asociación GAVI, que financió una alianza que incluye a la OMS, a UNICEF, al Banco Mundial y a la Fundación Bill & Melinda Gates. Desde el 2000, con este apoyo se ha incrementado el uso nuevas vacunas, a las que antes no había acceso y que llegan hoy a más de 200 millones de niños en países del sur. Los expertos informan de que al menos ciento veinte vacunas -un número record- están ahora disponibles contra las enfermedades mortales. En los últimos años, los científicos y las compañías farmacéuticas, muchas de ellas sociedades de carácter público-privado creadas con el apoyo de los gobiernos y la filantropía, han desarrollado nuevas vacunas contra la meningitis meningocócica, la diarrea por Rotavirus, la neumonía nemocócica y el virus del papiloma humano (VPHs).Adicionalmente, más de ochenta nuevos productos están en las últimas fases de sus pruebas clínicas, una treintena de estos están dirigidos a enfermedades para las cuales todavía no existen vacunas. Al mismo tiempo se está desarrollando un número importante de posibles vacunas, para enfermedades como el VIH/SIDA, la malaria, la tuberculosis y el dengue.

El informe también apunta a que el mercado global de vacunas se ha triplicado en los últimos ocho años, llegando a ingresar más de diecisiete billones de dólares. Las crecientes peticiones de vacunas a través de las agencias de Naciones Unidas y el descubrimiento y desarrollo de las vacunas, ha impulsado a la industria a tener un renovado interés por las mismas. Es por ello que los fabricantes de los países del sur están atendiendo actualmente al 86% de las demandas de vacunas tradicionales, como aquéllas que protegen de la difteria, el tétanos, la tos ferina y el sarampión.

“Hemos visto un giro excepcional en cuanto a la disponibilidad de las vacunas incluso en los países de rentas más bajas”, ha afirmado Graeme Wheeler, el Director del World BankGroup. “Pero todavía la comunidad internacional, junto a los países por sí mismos, deben asegurar que las nuevas tecnologías lleguen a las poblaciones más desfavorecidas, sobre todo a los niños”.

El coste de enviar vacunas a la población que la necesita es un tema cada vez más polémico que sólo será parcialmente resuelto a través de asociaciones financieras como GAVI. Los países de ingresos medios no son candidatos a las ayudas de GAVI, aunque cuenten con una población de treinta millones de niños y dos billones de personas, de los cuales un gran número vive con menos de dos dólares al día. Incluso reduciendo los precios, los costes de nuevas vacunas para la enfermedad de la neumonía, la diarrea causada por el rotavirus y el VPHs son mayores que el coste de todas las vacunas tradicionales juntas.

“Las vacunas son una herramienta esencial para el control de las enfermedades en todos los países y además sólo suponen una pequeña compra en términos sanitarios y económicos” ha afirmado Fred Were, Presidente de la Asociación de Pediatras de Kenya. “Ejerciendo en mi país, desgraciadamente todavía vemos muchas enfermedades y muertes que podrían haber sido evitadas por una simple vacuna. Si esto se redujese tendríamos más recursos y tiempo para centrarnos en otros problemas médicos.”

Más información:

Esther Huerta García
Jefa de Prensa, UNICEF España,
609160051,
ehuerta@unicef.es

Melinda Henry,
Information Officer, World Health Organization, 
+41 22 791 2535 (office) or +41 79 477 1738 (mobile);
henrym@who.int;

Daniel Epstein,
Information Officer, Pan American Health Organization/World Health Organization,
at +1 202 9743459 (office) or +1 202 316 5679 (mobile);
epsteind@paho.org.

Christian Moen,
UNICEF, Communication Specialist, UNICEF 
+1 212 326 7516 (office) or +1 917 299 1041(mobile).

Carolyn Reynolds Mandell,
Human Development Network, The World Bank 
+1 202 473-0049 (office) or +1 202 294-5542 (mobile);
creynolds@worldbank.org

Jeffrey Rowland,
GAVI Alliance, Director, Media & Communications,
+41 79 240 4559 (mobile) or +41 22 909 7165 (office);
jrowland@gavialliance.org.