'Tenía mucho miedo, creía que mi hijo estaba muerto'

Fabiula Deballe, 27 años, parece exhausta. Está delante de una carpa que se utiliza como centro de atención al cólera en la clínica Gheskio, en Puerto Príncipe, la capital de Haití. Durante tres días ha estado sentada junto a la cama de su hijo, que se está recuperando del cólera.

Puerto Príncipe - “Empezó vomitando y llorando hasta que perdió el conocimiento. Yo estaba muy, muy asustada, pensaba que estaba muerto”, dice la señora Deballe.

“Le trajimos en moto y le atendieron inmediatamente; el doctor me dijo que iba a salir adelante”, añade. “Está mucho mejor y ahora incluso juega un poco. No me he apartado de su lado desde que llegó aquí”.

Hasta el momento se han confirmado 1.344 muertes por cólera en Haití, se han registrado 56.901 casos y 23.817 enfermos han requerido hospitalización.

Habrá más casos de cólera

UNICEF ha habilitado 10 carpas para que sean utilizadas como centros temporales de atención a casos de cólera en Puerto Príncipe. Además, los equipos de emergencia están suministrando sales de rehidratación oral para frenar la deshidratación por diarrea asociada al cólera.

“Actualmente tenemos 40 camas pero tal y cómo va evolucionando la situación, creo que tenemos que pensar rápidamente en conseguir más”, dice la doctora Margarethe Colepodre que trabaja en la clínica Gheskio. “Esta mañana las cosas se han puesto peor, y creo que va a continuar así” lamentó.

Esta clínica está ubicada junto a Cité l’Eternel, uno de los vecindarios más pobres de Puerto Príncipe, con poca infraestructura y apenas saneamiento. La zona se encuentra muy masificada desde hace años, aunque ahora cuenta con menos medios porque han tenido que atender a las necesidades de la gente que se quedó sin hogar por el terremoto del pasado mes de enero.

“El cólera es prevenible y tratable”

La doctora Colepodre dice que Cité l’Eternel y otros barrios cercanos, incluyendo Village de Dieu y Cité Plus “conforman una gran barriada y estamos muy preocupados por estas personas”.

En respuesta, UNICEF y organizaciones colaboradoras están colgando posters y transmitiendo mensajes de prevención del cólera por megáfono en los distritos afectados. “El mensaje principal es que el cólera es prevenible y tratable”, dice Mireille Tribie, especialista en salud de UNICEF. “Decimos a la población cómo se previene, los mecanismos para evitar la infección y las prácticas higiénicas que deben aplicarse inmediatamente. Además, el cólera es tratable una vez el paciente es diagnosticado”.

Lave men nou” (“lávense las manos” en criollo), se escucha en los megáfonos del mercado de Gonaïves, en el norte de Artibonite, la primera de las regiones afectadas por el cólera, en el norte del país. “Una de las maneras más eficaces de frenar el cólera es la prevención a través de la comunicación”, dice Frank Kashando, Coordinador de UNICEF en Artibonite. “Difundimos los mensajes a través de megáfonos, que es la manera más rápida, pero también nos tomamos tiempo para hablar individualmente con las personas y les mostramos folletos que enseñan cómo combatir el cólera”.

Mientras UNICEF trae suministros adicionales y envía personal a las zonas afectadas, la escasez de recursos humanos y de socios especializados, son un serio obstáculo para poder contener la epidemia y reducir la mortalidad.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en el terreno en más de 150 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Dailo Allí,
Jefe de Prensa de UNICEF España,
Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55
E-mail: dailo.alli@unicef.es