República Democrática del Congo: campaña de vacunación para evitar la propagación de un terrible brote de sarampión en medio del brote de ébola y el desplazamiento masivo

La campaña de vacunación está liderada por el Ministerio de Salud con el apoyo de Médicos sin Fronteras (MSF) y UNICEF

ITURI, República Democrática Del Congo / DAKAR / GINEBRA / NUEVA YORK, 11 de julio 2019 – Los trabajadores sanitarios se preparan para poner en marcha una campaña de vacunación urgente destinada a proteger a 67.000 niños en Ituri, al noreste de la República Democrática del Congo (RDC), una zona devastada por el conflicto y que es además el epicentro del segundo brote de ébola más extenso de la historia.

Este año se han registrado al menos 1.981 muertes causadas por el sarampión en todo el país. Más del 75% eran niños menores de cinco años. Desde el 23 de junio se han detectado 115.000 posibles casos, muchos más que los 65.000 que se registraron en todo 2018.

Ituri es una de las dos provincias más afectas por ébola desde que se declarara el brote hace casi un año, con 5.400 casos y 50 muertes. La otra provincia es Kivu Norte.

“La amenaza combinada de ébola y sarampión para las miles de familias que viven en asentamientos de desplazados superpoblados e insalubres no tiene precedentes”, explica el representante de UNICEF en RDC, Edouard Beigbeder. “Tenemos poco tiempo para evitar una pérdida masiva de vidas”.

Las primeras zonas en donde está prevista la vacunación contra el sarampión son cuatro campos de desplazados en Bunia, Ituri, donde en las últimas semanas ha llegado un gran flujo de familias que se han visto forzadas a huir debido a los enfrentamientos. Uno de los campos limita con el Hospital General de Bunia, a menos de 100 metros de un centro de tratamiento de ébola. Está además a menos de tres kilómetros de donde se han detectado cinco casos de ébola desde el comienzo del brote, dos de ellos en las últimas tres semanas.

El brote de ébola obliga a que la campaña de vacunación contra el sarampión incorpore medidas extra de protección contra posibles infecciones y un proceso especialmente meticuloso. El personal sanitario deberá portar trajes especiales para evitar el contacto con sangre o cualquier otro fluido corporal. Los equipos incluirán al menos una persona que pueda valorar y derivar los casos sospechosos de ébola, comprobar la temperatura y vigilar que se lleva a cabo un correcto lavado de manos, y otras medidas de prevención.

Otro factor que añade complejidad a la situación es que los primeros síntomas del ébola -fiebre, enrojecimiento alrededor de los ojos y diarrea- son prácticamente idénticos a los de otras enfermedades como el sarampión, la malaria o el cólera, todas ellas presentes en la zona, especialmente en los asentamientos para desplazados, que están saturados.

Se estima que hay más de 400.000 personas desplazadas internas en la región de Ituri, la gran mayoría mujeres y niños. Muchos viven en los cerca de 35 asentamientos diseminados por toda la zona, a la que es casi imposible acceder debido a la inseguridad. Los enfrentamientos entre los distintos grupos armados han destruido o dañado casi la mitad de los centros de salud y las escuelas de la provincia.

“La zona noreste del país vive una de las peores crisis humanitarias actuales. Ya sea por el sarampión, el ébola o la realidad de lo que supone vivir en un asentamiento para desplazados, los niños están en un riesgo permanente. Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para protegerlos”, señala Beigbeder.

Las campañas de vacunación contra el sarampión están previstas también en las zonas sanitarias de Tchomia y Nyankunde.

A fecha de 8 de julio, había 2.428 casos de ébola, con 1.641 muertes. Casi un 30% de los casos se dan en niños.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Para más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 85 91

E-mail: comunicacion@unicef.es