República Democrática del Congo: 155 niños huérfanos o separados de sus padres por el último brote de ébola

 

KINSHASA/DAKAR/NUEVA YORK/GINEBRA, 21 de septiembre 2018 – UNICEF y sus aliados han identificado a 155 niños que han quedado huérfanos o separados de sus padres debido al último brote de ébola en la República Democrática del Congo. Esta cifra incluye tanto a los niños que han perdido a uno o a ambos progenitores, o a sus cuidadores principales, a causa del ébola, como a los que han quedado solos mientras sus padres permanecen aislados en centros de tratamiento de ébola.

RDCongo

Además de haber sufrido la pérdida de un ser querido, los niños que pierden un progenitor o a su cuidador principal debido al ébola están en riesgo de ser estigmatizados, aislados o abandonados. Estos niños, además de los que se han quedado solos mientras sus padres permanecen en tratamiento, son particularmente vulnerables, y UNICEF está preocupado por su bienestar.

“La pérdida de un padre, una madre u otro ser querido puede ser una experiencia muy triste para un niño”, señala Gianfranco Rotigliano, representante de UNICEF en República Democrática del Congo. “Nuestra misión es proteger y dar apoyo a los niños afectados por el virus del ébola. Mientras el brote continúe, seguiremos coordinando esfuerzos con nuestros aliados para garantizar su bienestar físico y emocional”.

La ayuda de UNICEF a niños huérfanos y separados de sus padres está adaptada para cubrir las necesidades específicas de cada niño. Las necesidades de un recién nacido no son las de un niño en edad escolar. El apoyo a los niños huérfanos o separados de sus padres por el ébola normalmente incluye apoyo psicosocial, ayuda alimentaria y artículos de primera necesidad, así como apoyo para que puedan volver a la escuela.

112 de los 155 niños huérfanos o separados de sus padres están en edad escolar. UNICEF y sus aliados han conseguido que volvieran a la escuela.

“Volver a la escuela es una actividad esencial para estos niños”, explica Rotigliano. “Esto les devuelve cierta estabilidad, un sentido de pertenencia a la comunidad, y les da esperanza en el futuro”.

Los niños están siendo especialmente afectados por el brote de ébola en la región oriental de la República Democrática del Congo, principalmente los que han perdido a sus padres o están solos.

Desde el comienzo de la epidemia de ébola, UNICEF y sus aliados han:

  • Formado a 219 trabajadores de apoyo psicosocial para identificar rápidamente las necesidades especiales de los niños huérfanos o separados de sus padres y darles ayuda.
  • Proporcionado alimentos y apoyo psicosocial a los 155 niños huérfanos o separados de sus padres en las zonas afectadas de Beni, Mangina, Makeke y Butembo.
  • Distribuido materiales escolares y uniformes a los 112 niños en edad escolar que han quedado huérfanos o solos por el ébola; y se han abonado las tasas escolares.
  • Desplegado siete nutricionistas para asistir a los niños huérfanos o solos en los centros de tratamiento contra el ébola.
  • Sensibilizado a 3.163 directores de escuela y personal docente en 326 escuelas para apoyar el proceso de reintegración de los niños afectados por la enfermedad y para evitar la estigmatización.

UNICEF continúa localizando a los niños afectados por el virus del ébola y ampliando su respuesta psicosocial y de emergencia, según va evolucionando la epidemia.

Fotos y vídeos disponibles AQUÍ

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Para más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: comunicacion@unicef.es