Naciones Unidas: Haití aún necesita mucha más ayuda

Un mes después del terremoto de Haití, se han conseguido salvar muchas vidas gracias a la valentía y la fortaleza de los haitianos y de sus líderes, y gracias a la generosidad y urgencia colectiva que han demostrado ciudadanos, gobiernos y el sector privado. Pero la enormidad de la destrucción y el grado de sufrimiento implican que aún queda mucho por hacer.

Puerto Príncipe/Nueva York - Un mes después del terremoto de Haití, se han conseguido salvar muchas vidas gracias a la valentía y la fortaleza de los haitianos y de sus líderes, y gracias a la generosidad y urgencia colectiva que han demostrado ciudadanos, gobiernos y el sector privado. Pero la enormidad de la destrucción y el grado de sufrimiento implican que aún queda mucho por hacer.

Las Naciones Unidas calculan quemás de 3 millones de personas –uno de cada tres haitianos- resultaron gravemente afectados por el terremoto, y 2 millones de ellos necesitan ayuda alimentaria. Más de 1,1 millones de personas se han quedado sin casa, muchas de  ellas todavía viven bajo mantas y cartones en campamentos improvisados. El Gobierno haitiano estima que durante el seísmo resultaron heridas al menos 300.000 personas.

Todo esto en un país considerado prioritario en acción humanitaria antes del terremoto. Se ha conseguido mucho en el primer mes de respuesta, gracias a la generosidad de donantes que ya han propiciado el 95% de los fondos contemplados en el llamamiento por Haití para cubrir las necesidades de los primeros seis meses tras el terremoto. El llamamiento está siendo revisado en base a las recientes evaluaciones que se han realizado.

Gracias a la policía haitiana, las Naciones Unidas y las fuerzas de EEUU y Canadá, la situación de seguridad es estable, lo que está permitiendo que la ayuda llegue a quienes lo necesitan. Está en marcha el refuerzo del MINUSTAH, la Misión de Naciones Unidas, lo que proveerá más medios policiales y militares para un mayor fortalecimiento de la seguridad.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) empezó a repartir ayuda alimentaria pasadas 24 horas del terremoto en Haití y ahora alcanza a 2,5 millones de personas en la capital, Puerto Príncipe, y sus alrededores. Adicionalmente, el PMA ha estado entregando raciones de comida a orfanatos y hospitales. Durante meses serán necesarios los programas de ayuda alimentaria a gran escala, para lo que será preciso un gran compromiso financiero de los donantes.

Sigue adelante el trabajo de mejora de refugios, creación de letrinas y drenaje y de coordinación de la entrega de servicios esenciales. Con 1,2 millones de haitianos en necesidad urgente de cobijo antes de que comience la temporada de lluvias, más de 270.000 personas han recibido equipamiento para cobijarse –lonas, grandes plásticos y, en algunos casos, tiendas. La respuesta de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, incluyendo a la Sociedad Nacional Haitiana, ha sido la más grande en un país en toda la historia de esta organización.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y sus aliados trabajan con las contrapartes del Gobierno de Haití para asegurar tierras adicionales que alberguen refugios temporales que sean seguros frente a inundaciones y deslizamientos de tierra.

En la lucha contra las enfermedades, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y sus aliados han conseguido que más de 900.000 personas dispongan de agua limpia, y con la Organización Mundial de la Salud y otros colaboradores, UNICEF está llevando a cabo una campaña de vacunación para 500.000 niños menores de 7 años.

Además, unas 35.000 personas están ya trabajando dentro de un programa liderado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Se espera que este programa alcance a 100.000 personas y que eventualmente se duplique esta cifra. ONU-Hábitat ha establecido sistemas de recogida de residuos sólidos en Puerto Príncipe. John Holmes, Subsecretario General de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios y Coordinador de Ayuda Humanitaria, ha destacado que “teniendo en cuenta lo que los haitianos han pasado con esta tragedia inimaginable, han demostrado una extraordinaria valentía y capacidad de resistencia”. “La urgencia y la generosidad demostrada por el mundo entero en los primeros días y semanas tras el terremoto aún son necesarias. Todavía hay cientos de miles de personas en Haití que pasan hambre y que necesitan desesperadamente refugios apropiados y más ayuda”, añadió Holmes.

Más información:

Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja
Alex Wynter,
+509 3491 9313,
alex.wynter@btopenworld.com

Organización Internacional para las Migraciones (OIM)
Jean-Philippe Chauzy,
+509 3643 7914,
jpchauzy@iom.int

Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
Patrick McCormick,
+1 917 582 7546,
pmccormick@unicef.org

Departamento de Naciones Unidas de Operaciones para el Mantenimiento de la Paz
Nick Birnback,
+1 917 367 5044,
birnback@un.org

Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
Stanislav Saling,
+1 212 906 5296,
stanislav.saling@undp.org

ONU Habitat
 Hawa Diallo,
+1 212 963 2718,
habitatny@un.org

Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios
Stephanie Bunker,
+1 347 244 2106,
bunker@un.org

Programa Mundial de Alimentos (PMA)
Bettina Luescher,
+1 646 824 1112,
bettina.luescher@wfp.org