Miles de niños y sus familias están atrapados por la inestable situación en Gambia 

UNICEF y sus aliados colaboran con las autoridades senegalesas en los planes de emergencia para apoyar a los niños desplazados
Miles de niños y sus familias están atrapados por la inestable situación en Gambia 

DAKAR, 19 de enero de 2017 - Mientras Gambia se enfrenta a una incierta transición política, la situación es cada vez más preocupante para las casi 26.000 personas -la mitad de ellas niños- que han abandonado el país y se han refugiado en Senegal. La amenaza de disturbios también ha dejado a miles de niños en Gambia sin acceso a educación tras el cierre de escuelas en algunas partes del país.

"El mundo ha centrado su atención en la política, pero miles de niños y sus familias están atrapados en esta situación volátil y perturbadora", ha asegurado Marie-Pierre Poirier, directora regional de UNICEF para África Occidental y Central. "Nuestros equipos en Senegal y Gambia están preparados para asegurar que las necesidades de los niños están en el centro de cualquier respuesta que requiriera esta situación".

A petición de las autoridades senegalesas y de los aliados de las Naciones Unidas, los planes de emergencia de UNICEF se centrarán en apoyar a más de 40.000 personas durante tres meses con atención sanitaria, agua, saneamiento y educación en las zonas fronterizas. Los planes también contemplan el despliegue de expertos y recursos en las comunidades de acogida para ayudarles a hacer frente a la afluencia de refugiados.

Para ayudar a las familias a restablecer cierto grado de normalidad, la respuesta incluirá el suministro de agua y servicios de saneamiento a las áreas más afectadas de la frontera. El objetivo es instalar o mejorar 300 puntos de agua para que la población desplazada pueda obtener agua potable a menos de 500 metros de sus hogares temporales y que las comunidades de acogida estén equipadas con letrinas y duchas. Hay preparados más de 10.000 recipientes y kits de lavado de manos para ser repartidos por los hogares, de manera que las familias tengan lo básico para practicar una correcta higiene y mantener a sus hijos sanos.

Los expertos en educación calculan que 32.000 niños de Gambia podrían necesitar apoyo escolar en los próximos meses. Mientras las familias se instalan en las comunidades de acogida, se estima que 50.000 niños senegaleses compartirán clase con los recién llegados. 

Mientras continúe la inestabilidad, los materiales educativos, también de la asignatura de inglés, se distribuirán entre los niños desplazados en los colegios de acogida en Senegal.

Los coordinadores de emergencia están trabajando para identificar a 360 profesores para que trabajen en los colegios senegaleses y puedan hacer turnos dobles en las instalaciones compartidas.

“Los colegios de Gambia están cerrados y la gente se queda en casa por el miedo. Como consecuencia de esto, los niños no están recibiendo educación”, dijo Poirier. “La educación es esencial para que los niños puedan adaptarse a la situación, por eso estamos haciendo todo lo posible para asegurar que los niños vuelvan a clase y a su vida normal lo antes posible”.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español
609 16 00 51/ 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es