Más de medio millón de niños de Zimbabwe han sido privados de atención sanitaria, medicamentos, comida y escuela

UNICEF hace un llamamiento para que se restablezcan los servicios de las ONGs, esenciales para los niños en este país africano

 Nairobi/Madrid.– En vísperas de la celebración del Día del Niño Africano, que tendrá lugar el próximo lunes, UNICEF expresa hoy su preocupación por la suspensión de las actividades de las ONGs por parte del Gobierno de Zimbabwe. UNICEF ha hecho un llamamiento para que se restablezcan los servicios de apoyo esenciales para los niños en el país africano.

Mientras muchos países en el continente vecino preparan las celebraciones del próximo lunes, cientos de miles de los menores más vulnerables de Zimbabwe no pueden acceder a los cuidados que necesitan desesperadamente.La semana pasada el Gobierno de Zimbabwe prohibió el trabajo de todas las ONGs hasta fecha indeterminada. El resultado de esta prohibición es que más de 500.000 niños –muchos de ellos, huérfanos- no están recibiendo atención sanitaria, tratamientos contra el VIH/SIDA, educación ni alimentos que necesitan.

“Los niños de Zimbabwe no podrán soportar el invierno sin nuestro apoyo”, ha dicho el Director Regional de UNICEF para África del Este y del Sur. Per Engebak , “El nivel de sufrimiento de estos niños se incrementa día a día”.

UNICEF también ha utilizado el simbolismo del Día del Niño Africano que se celebrará el lunes para condenar enérgicamente la violencia continua contra los niños. La ola de violencia desatada en Zimbabwe por motives políticos, ha desembocado en la destrucción de los hogares de miles de
personas y, además, miles de niños no han podido volver a la escuela desde el pasado 29 de Abril y han sufrido agresiones, algunos de ellos con tan solo dos años de edad. Se ha sacado a niños de sus escuelas y, en algunos casos, las escuelas se utilizan como centros de tortura. En una
entrevista con UNICEF, un niño de diez años contó: “Ellos empezaron a pegarme, mientras otros me daban patadas en las costillas. Uno de ellos me golpeaba continuamente con un palo en la cabeza. Después de golpearme, utilizaron plástico para quemar mi pecho.”

El Director Regional de UNICEF en África del Este y del Sur, Per Engebak, ha dicho que “esta terrible violencia perjudica a los niños, a su potencial, y a Zimbabwe en su totalidad. Debe parar y debe parar ahora. Todas las autoridades tienen la obligación legal de proteger a los niños; y, como firmante de la Convención de Derechos del Niños, hay una obligación internacional”.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) desarrolla programas en Zimbabwe para niños con HIV/SIDA, salud y nutrición, protección de niños, educación, aguar y saneamiento, y derechos de la infancia. La situación en el país ha llevado a la suspensión, en la última semana, de un programa de UNICEF para huérfanos que alcanzaba a 185.000 huérfanos a través de la colaboración con 25 ONGs. Para Engebak, “lo más frustrante as que conocemos las necesidades de los niños de Zimbabwe, y de sus abuelas y otros familiars que hacen todo lo que pueden por estos niños – y tenemos programas excelentes para apoyarles. Pero, hoy, esos programas no son útiles para nadie debido a la
suspensión de las actividades de las ONGs”.

UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiada en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos

Más información:

Sara Cortés,
UNICEF Comité Español,
tel: 91 378 85 91/609 16 00 51,
scortes@unicef.es

Raquel Fernández,
UNICEF Comité Español,
tel: 91 378 9558
raquel.fernandez@unicef.es