Más de 300.000 niños afectados por tres huracanes en Haití

UNICEF envía los primeros suministros de emergencias y llega a la población de Gonaives, al noroeste del país

Puerto Príncipe/Madrid - Las inundaciones provocadas por los huracanes y las lluvias en Haití en las últimas semanas han afectado a más de 650.000 personas, de las cuales más de 300.000 son niños y niñas, según las estimaciones de UNICEF.

Las primeras informaciones apuntan que los daños ocasionados por los huracanes Fay, Hanna y Gustav exceden las pérdidas que sufrió la ciudad de Gonaives en 2004 tras el paso del huracán Jeanne. UNICEF trabaja en una evaluación exhaustiva de los desperfectos y las necesidades para preparar una petición de fondos que palien los efectos de los sucesivos huracanes.

Los suministros de emergencia que UNICEF distribuye por puente aéreo en el país incluyen 15.000 mantas, 12 tanques de agua potable, 5.000 kits con productos de higiene, 20.000 tabletas de purificación del agua y sales de rehidratación oral. Además, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y UNICEF han movilizado 7.5 toneladas de comida y 60.000 litros de agua potable para ser transportadas por vía marítima a Gonaives. El agua está estancándose, lo que prolongará la situación de emergencia e incrementará el riesgo de enfermedades ligadas al agua en las próximas semanas.

“El esfuerzo inicial para prestar ayuda a Gonaives es sólo el comienzo, se necesita más ayuda para los niños y las familias afectadas por los huracanes a lo largo de todo el país”, ha dicho Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América del Sur y el Caribe.

La mayoría de las familias de las áreas afectadas han perdido sus casas y se alojan provisionalmente en escuelas, lo que no permitirá a más de 40.000 niños haitianos afectados empezar con normalidad su año escolar, cuyo comienzo estaba previsto para el pasado lunes, 8 de septiembre. El Ministerio de Educación de Haití ha pospuesto esta fecha hasta el 6 de octubre, a la espera de que remitan los efectos de los huracanes y las sucesivas lluvias.

Este año el período de huracanes ha golpeado Haití con fuerza”, subraya Annamaria Laurini, representante de UNICEF en Haití. “Haití es el país más pobre de América, y es extremadamente vulnerable a las inundaciones porque muchas laderas de las montañas han sido despojadas de árboles por las familias, en busca de madera para cocinar y calentarse. Y el período aún no ha terminado, por lo que cada huracán agrava el daño que ha ocasionado el precedente”.

UNICEF trabaja en más de 155 países y territorios en vías de desarrollo para mejorar las condiciones de vida de los niños y las niñas, y avanzar en el progreso de sus vidas desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y el saneamiento de calidad, y la educación básica de calidad, así como la protección de los menores contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiada en su totalidad por contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Sara Cortés,
UNICEF Comité Español.
Tel: 91 378 85 91 / 609 16 00 51

Raquel Fernández,
UNICEF Comité Español.
Tel: 91 378 85 89 / 665 629 760