Lograr una generación sin VIH/SIDA es posible centrándose en las comunidades más desfavorecidas

Lograr una generación sin SIDA es posible si la comunidad internacional se esfuerza en ofrecer prevención, tratamiento y protección social universal, según el informe 'Niños y VIH/SIDA: Quinto Inventario de la Situación 2010', que ha sido presentado hoy en Nueva York. Alcanzar esta meta es posible si se llega a los miembros más marginados de la sociedad.

Nueva York – En términos generales, los niños se han beneficiado enormemente del considerable progreso alcanzado en la respuesta ante el VIH/SIDA, pero todavía hay millones de mujeres y menores que se han contagiado debido a desigualdades arraigadas de género, situación económica, localización geográfica, nivel educativo y estatus social. Superar esas barreras resulta crucial para alcanzar el acceso universal a la información, el cuidado, la protección y la prevención de la transmisión de madre a hijo, para todas las mujeres y niños.

“Para lograr una generación sin VIH/SIDA necesitamos hacer aún más para llegar a las comunidades más castigadas. Cada día, cerca de mil recién nacidos en África Subsahariana se infecta con VIH por via materna”, aseguró Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF. “Nuestro Quinto Inventario de la Situación sobre Niños y VIH/SIDA subraya que los avances como el Pack Madre-bebé puede ayudar a salvar más vidas de madres e hijos que nunca” añadió Lake.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) revisó a principios de año sus directrices para asegurar la calidad de los servicios de prevención de los contagios de madre a hijo para mujeres embarazadas seropositivas y sus hijos. En 2009, en países de bajos y medianos ingresos, el 53% de las mujeres embarazadas que viven con VIH recibieron antirretrovirales para prevenir la transmisión de madre a hijo, en 2008 lo consiguió el 48%. Uno de los aumentos más significativos se produjo en el sur y este de África, donde la proporción creció diez puntos, de un 58% en 2008 a un 68% en 2009.

“Tenemos pruebas muy contundentes que demuestran que eliminar la transmisión de madre a hijo es posible” dijo Margaret Chan, Directora General de la OMS. “Alcanzar esa meta requerirá, en primer lugar, de más prevención entre las mujeres y madres.”

El VIH/SIDA es una de las principales causas de mortalidad entre mujeres en edad reproductiva a nivel global, y una causa importante de mortalidad materna en países con epidemias generalizadas. En África Subsahariana, el 9% de la mortalidad materna se atribuye al VIH/SIDA.

Cerca de 370.000 niños nacen con VIH/SIDA cada año. Cada uno de esos contagios se puede prevenir” asegura Michel Sidibé, Director Ejecutivo de ONUSIDA. “Tenemos que evitar que las madres y los bebés mueran por culpa de la infección de VIH/SIDA. Por esa razón he pedido la eliminación virtual de la transmisión de madre a hijo antes del 2015.”

La OMS también ha lanzado nuevas guías para el tratamiento con antirretrovirales dirigidos a bebés y niños, que permitirá que más niños que viven con VIH puedan recibir tratamiento de manera inmediata.

En países con bajos y medianos ingresos, el número de niños menores de 15 años que han recibido tratamiento ha crecido de 275.300 en 2008 a 356.400 en 2009. Este incremento significa que el 28% de los 1,27 millones de niños que se estima que necesita antirretrovirales, lo ha recibido.

Los neonatos son particularmente vulnerables a los efectos del VIH/SIDA, lo que ha obligado a poner en marcha con urgencia una campaña global para el diagnóstico temprano de los bebés. Mientras el número de diagnósticos tempranos ha aumentado de manera importante en muchos países, la cobertura global sigue siendo baja, sólo un 6% en 2009. Sin tratamiento, cerca de la mitad de los niños infectados con VIH morirán antes de cumplir dos años.

En la mayoría de las regiones del mundo, el número de nuevos infectados se ha reducido o estabilizado. En 2007, unos 5,7 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años vivían con VIH. A finales de 2009, el número cayó a 5 millones. De cualquier modo, en nueve países, todos en el sur de África, al menos 1 de cada 20 jóvenes vive con VIH.

Las mujeres jóvenes todavía siguen siendo las más perjudicadas por la enfermedad, y en muchos países se enfrentan a un riesgo mayor de infección antes de los 25 años.En todo el mundo, más del 60% de los jóvenes que viven con VIH son mujeres. En África Subsahariana esta cifra alcanza el 70%.

“Necesitamos hacer frente a las desigualdades de género que exponen a las mujeres y niñas a un riesgo desproporcionado de contraer VIH y a otras consecuencias sexuales y reproductivas” señaló Irina Bokova, Directora Ejecutiva de la UNESCO. “A pesar de nuestro empeño por reducir la incidencia del VIH un 25% entre los jóvenes de 15 países clave –incluyendo África Subsahariana-, entre 2001 y 2009, debemos hacer todo lo posible para mantener y aumentar las tendencias positivas con el fin de alcanzar el acceso universal a las medidas de prevención, tratamiento, cuidado y ayuda.”

Los adolescentes todavía se siguen contagiando con VIH porque desconocen, o no tienen acceso a los métodos de protección. Para conseguir una generación sin VIH/SIDA hay que borrar las desigualdades que alimentan la epidemia y proteger a aquellos que siguen infectándose. Las iniciativas de protección social, que incluye ayudas económicas y el acceso a servicios de protección juegan un papel importante en la ruptura del ciclo de vulnerabilidad. El informe también subraya la importancia de realizar programas a medida, con información sobre cómo prevenir el VIH, dirigidos a los jóvenes más vulnerables, aquellos que no van a la escuela.

“Debemos aumentar las inversiones en la educación y la salud de los jóvenes, incluyendo salud sexual y reproductiva, para prevenir las infecciones por VIH y avanzar hacia la protección social” aseguró Thoraya Ahmed Obaid, Directora Ejecutiva del Fondo de Población de la ONU (UNFPA). “Alcanzar a los jóvenes marginados, incluyendo las niñas vulnerables y aquellas sin escolarizar, debe seguir siendo una prioridad.”

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en el terreno en más de 150 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Dailo Allí,
Jefe de Prensa de UNICEF España,
Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55
E-mail: dailo.alli@unicef.es