Las letrinas separadas ayudan a que las niñas sigan yendo a la escuela

UNICEF subraya que el trabajo en las escuelas permite generar cambios en los hábitos de higiene necesarios para la supervivencia infantil

Madrid, Zaragoza - La ingeniera de UNICEF especializada en programas de agua y saneamiento en contextos de desarrollo y emergencias,Silvia Gaya, aseguró en la conferencia realizada hoy en el Pabellón de Iniciativas ciudadanas de El Faro en la EXPO Zaragoza 2008 que las letrinas separadas ayudan a que las niñas sigan yendo a la escuela.

Gaya mencionó que las niñas no van a la escuela en muchos países porque no hay letrinas aisladas que permitan intimidad e higiene, especialmente en la pubertad, y así “se ven sumidas en un ciclo de pobreza y sufrirán las consecuencias de la falta de la escolarización en un futuro”.

UNICEF afirma que las niñas y las mujeres son las responsables de llevar el agua a los hogares en un 70% de las familias en el mundo, y que esta tarea les lleva en muchos casos más de 5 horas al día, lo que les impide dedicarse a otras actividades generadoras de recursos e ir a la escuela. “Las escuelas son el lugar más idóneo para enseñar a los niños y niñas a lavarse las manos en momentos clave, o a utilizar y cuidar las letrinas, lo que reduce sus posibilidades de contraer enfermedades mortales,” añadió Gaya.

Según el último informe realizado por la Organización de Naciones Unidas en conmemoración del Año de Saneamiento 2008, la inversión en agua y saneamiento tendría entre otros beneficios un aumento de 272 millones de días de asistencia a la escuela, con una consecuente mejora de la educación y desarrollo infantil. Las últimas estadísticas realizadas por expertos de UNICEF y otras Agencias de Naciones Unidas, muestran que muchos países no lograrán alcanzar los Objetivos del Milenio.

Entre estos países se encuentra Sudán, cuyo actual contexto de emergencia humanitaria impide que los niños y niñas vean cubiertos sus derechos, entre ellos el acceso al agua y la educación. “No lograremos llegar a ninguno de los dos Objetivos del Milenio en el Sur de Sudán , ni al del agua y saneamiento, ni al de educación. Ni siquiera tenemos maestros,” afirma Carmen Garrigós, coordinadora de programas de UNICEF en la zona Greater El Ghazal en el sur de Sudán.

Junto a ambas, Carlos Osorio, asesor regional en temas de Agua y Saneamiento de UNICEF en Latinoamérica y el Caribe recalcaba la misma idea: “Aunque en Latinoamérica muchos países llegarán a cumplir los Objetivos del Milenio de agua y saneamiento, no podemos cruzarnos de brazos. Las disparidades entre niños y niñas en el uso de letrinas son muy significativas, y también las centradas en ricos-pobres y población urbana-rural que siempre afectan a los más vulnerables”.

Los tres ponentes realizan esta conferencia en el marco de la Semana del Agua y Colectivos Vulnerables del 4 al 10 de agosto, coordinada por UNICEF en el Pabellón de Iniciativas ciudadanas de EL Faro en la EXPO Zaragoza 2008, junto a otras organizaciones. UNICEF trabaja en más de 150 países y territorios en vías de desarrollo para mejorar las condiciones de vida de los niños y las niñas, y avanzar en el progreso de sus vidas desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y el saneamiento de calidad, y la educación básica de calidad, así como la protección de los menores contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiada en su totalidad por contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Laura Rubio,
UNICEF Comité Español,
tel: 91 378 9558/ 665 629 748,
lrubio@unicef.es

Sara Cortés ,
UNICEF Comité Español,
tel: 609 16 00 51,
scortes@unicef.es