Las inundaciones en Somalia aumentan el riesgo de desnutrición y brotes de enfermedades

UNICEF y sus aliados trabajan para cubrir las necesidades urgentes de los niños más vulnerables

MOGADISCIO, 5 de noviembre de 2019 - Se estima que las grandes inundaciones en Belet Weyne, Berdale, Baidoa, Jowhar y Mahadaiin (Somalia) han afectado a unos 200.000 niños. Miles de familias se han visto obligadas a abandonar sus hogares y ubicarse en zonas de mayor altitud. Al vivir en campamentos improvisados ​​o, peor aún, a la intemperie, muchas de las personas desplazadas necesitan urgentemente servicios de agua limpia, saneamiento e higiene, refugio seguro, suministros de salud y alimentos. Las inundaciones también han destruido escuelas, por lo que miles de niños han visto interrumpido su aprendizaje.

"Los niños son muy vulnerables en momentos de emergencia", ha recordado Werner Schultink, representante de UNICEF Somalia. "Si no actuamos con decisión, el impacto de estas inundaciones seguirá sintiéndose en Somalia mucho después de que disminuyan los niveles de agua", ha añadido.

El daño que han sufrido los cultivos y las inundaciones en las granjas impedirán el acceso a los alimentos, lo cual empeorará la situación alimentaria en el país, ya de por sí precaria. La inseguridad alimentaria, la falta de atención médica y las dificultades para acceder a agua potable y servicios de saneamiento provocarán picos de desnutrición entre los niños somalíes y causarán un ciclo mortal de enfermedades transmintibles por el agua que podrán propagarse rápidamente.

UNICEF está trabajando estrechamente con las autoridades locales y sus aliados para determinar y satisfacer las necesidades más urgentes de los niños y sus familias. Así, está enviando suministros de emergencia y brindando servicios vitales a través de sus aliados en terreno:

  • Se están distribuyendo 33.000 kits de higiene para facilitar el acceso a agua segura y prevenir enfermedades transmitidas por el agua.
  • Se enviarán, preventivamente, suministros para tratar a 90.000 personas contra la diarrea acuosa aguda.
  • Los equipos de nutrición ya están en el terreno para tratar a los niños con desnutrición aguda grave.
  • Se establecerán espacios amigos de la infancia en los que más de 1.300 niños, de entre los más afectados, podrán reunirse, aprender y jugar en un entorno seguro.

“UNICEF y sus aliados seguirán dando respuesta a las necesidades urgentes de aquellos niños y familias afectadas por las inundaciones, proporcionando asistencia inmediata para mitigar el impacto potencialmente mortal de la situación que están viviendo", ha asegurado Schultink.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, cada día, para construir un mundo mejor para todos.

Para más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 85 91

E-mail: comunicacion@unicef.es