LA NUEVA CONSTITUCIÓN DE SUDÁN REFUERZA LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS Y NIÑAS PERO PERMITE LA PENA DE MUERTE PARA MENORES DE 18 AÑOS

UNICEF ha felicitado hoy a Sudán por incluir en la Constitución Nacional Provisional una serie de prestaciones que afianzan los derechos de los niños, niñas y mujeres. Al mismo tiempo, la organización internacional ha hecho un llamamiento para que se eliminen las excepciones que permiten la imposición de la pena de muerte a menores de 18 años.

La Constitución fue ratificada el pasado 8 de julio por la Asamblea Nacional de Sudán y el Consejo Legislativo del Movimiento por la Liberación del Pueblo del Sudán. Está previsto que la Constitución esté en vigor durante los seis años del período provisional estipulado en los Acuerdos de Paz, aunque puede ser enmendada si es apoyada por tres cuartas partes de los miembros de cada cámara de la Legislatura Nacional.

“La Constitución provisional establece claramente la obligación del Gobierno de proteger los derechos de todos los niños y niñas”, ha declarado la Representante de UNICEF en Sudán, Joanna Van Gerpen. “Sin embargo, todavía, como se puede leer, la Constitución incluye la aplicación en algunos casos de la pena de muerte a los niños menores de 18 años. Esto contraviene el artículo 37 de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño que establece que la pena capital no debe ser impuesta por delitos cometidos por personas menores de 18 años”. Van Gerpen también ha animado a Sudán a fijar en 18 años la edad mínima de reclutamiento y alistamiento voluntario en las fuerzas armadas, de acuerdo con el Protocolo Opcional de Naciones Unidas, que Sudán ha firmado.

Por el lado positivo, la Representante de UNICEF en Sudán ha felicitado al país por incluir “distintas prestaciones en la nueva Constitución que reconocen que la inversión en la salud y la educación de la infancia son medidas rentables para acelerar el desarrollo del país”. El derecho a la educación está reconocido en la nueva Constitución y el Gobierno está llamado a asegurar un acceso igual a una educación primaria, gratuita y de calidad. La Constitución también recoge el derecho a una atención sanitaria gratuita e igual para todos. Asimismo, el Estado debe combatir las prácticas tradicionales perjudiciales que minan la dignidad y el estatus de las mujeres. “Aunque no está específicamente mencionado,” añade Van Gerpen, “asumimos que esto incluye la mutilación genital femenina, que tiene todos los años unas consecuencias físicas y psíquicas devastadoras para millones de niños, mujeres y familias.” “Asegurar que la Constitución siga fiel a las convenciones internacionales y regionales ratificadas por Sudán debería ser una prioridad en los próximos meses. Está claro que tenemos una oportunidad que no debería perderse”

Más información:

 

UNICEF-COMITÉ ESPAÑOL
Tel. 91 3789558/ 629476380
www.unicef.es

Elena Crego, Directora de Comunicación, ecrego@unicef.es
Belén Barbero, Dirección de Comunicación, bbarbero@unicef.es
Cristina Miguel, Dirección de Comunicación, cmiguel@unicef.es