En el Día Mundial de la Malaria 2010, África registra progresos, pero todavía se necesita realizar grandes esfuerzos para alcanzar los objetivos globales

Con el fin de la 'Década para hacer retroceder el paludismo' a la vista, el 2010 es un año crucial para el control de la malaria. Quedan justo 257 días para que se cumpla la fecha que marcó la Secretaría General de las Naciones Unidas para asegurar la cobertura universal de las intervenciones anti malaria. El Informe Día Mundial de la Malaria 2010: noticias actuales de África se lanzará hoy en Nueva York por UNICEF y la alianza 'Hacer retroceder el paludismo' (RBM en sus siglas en inglés).

Nueva York – El segundo de una serie de informes sobre Hacer retroceder el paludismo: Progresos e Impactos, pone de manifiesto que el progreso en África tiene una trayectoria ascendente que da grandes pasos –el periodo del 2004 hasta el 2009 muestra que se han multiplicado por 10 los fondos globales destinados a combatir la malaria provenientes de fuentes externas llegando a los 1.800 millones de dólares en el 2009, la producción global de mosquiteras tratadas con insecticidas se ha multiplicado por 5 hasta 150 millones, y las provisiones ACT (terapia de combinación basada en Artemisinin de dosis fija) se han multiplicado por 30 hasta 160 millones.

Existen numerosas pruebas de que este aumento en la cobertura está ayudando a reducir la malaria de forma sustancial en un número de países de África. “Invertir en el control de la malaria es salvar vidas y cosechar frutos de largo alcance para los países”. Pero sin fondos previsibles y consolidados, la contribución significativa del control de la malaria hacia la realización de los Objetivos del Milenio podría dar marcha atrás.”

Los datos presentados en el Informe confirman que de los cerca de 350 millones de mosquiteras tratadas con insecticidas necesarias para alcanzar la cobertura universal, alrededor de 200 millones se recibieron en países africanos entre el año 2007 y 2009, y estos países han adoptado estrategias de tratamiento más efectivas pero también más caras. Sin embargo, la proporción de niños africanos que reciben ACT (terapia a base de Artimisinin) es todavía muy baja y no hay suficientes datos sobre el uso de los tratamientos.

“Gracias a una sólida colaboración, se han hecho grandes progresos en la batalla contra la malaria”, dijo Ann M.Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF. “Pero todavía queda mucho por hacer mientras niños y mujeres embarazadas sigan muriendo de esta evitable y tratable enfermedad, especialmente en África.” Dos tercios de toda la financiación para el control de la malaria es generado por el Fondo Mundial de Lucha contra el VIH/SIDA, Tuberculosis y Malaria, la Iniciativa Presidencial contra la Malaria (PMI), el Banco Mundial y otros donantes bilaterales que integran la financiación externa.

La mayor parte de estos fondos se destinan a África, donde se registran el 90% de las muertes por malaria en el mundo. El Informe precisa que, aunque la financiación global anual alcanzó los 2.000 millones de dólares a finales de 2009, la financiación contra la malaria sigue situándose lejos de los 6.000 millones de dólares requeridos anualmente por el Plan de Acción Global contra la Malaria (GMP) para garantizar la cobertura universal de las intervenciones en aras de lograr el control de la malaria.

Muchos países están realizando esfuerzos a gran escala para incrementar aún más el acceso a las intervenciones contra la malaria a finales de año. Nigeria tiene previsto distribuir 60 millones de mosquiteras antes de que termine el 2010 y Tanzania está testando una innovadora iniciativa público-privada para evitar el fin de existencias de los tratamientos anti malaria. Los avances registrados en materia de prevención y control del paludismo son escasos. Los donantes deben reflexionar de forma acuciante sobre si los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relacionados con la salud podrán alcanzarse antes de la Cumbre de los ODM en Nueva York en septiembre de 2010 y de cómo lograr su cumplimiento en el 2015.

SOBRE RBM

La Alianza para Hacer Retroceder el Paludismo (RBM) es el marco global de acción coordinada contra la malaria. Proporciona una plataforma neutral para el consenso y el desarrollo de soluciones a los desafíos en la aplicación de las intervenciones para el control de la malaria y las estrategias. RBM es una asociación público-privada que también favorece la generación de nuevas ideas y presta apoyo a los enfoques innovadores.

La Alianza promueve el compromiso político de alto nivel y mantiene la malaria en la agenda mundial posibilitando, armonizando y multiplicando las iniciativas de incidencia política. Fundada por UNICEF, la OMS, el Banco Mundial y el PNUD y fortalecida por la experiencia, los recursos y el compromiso de más de 500 organizaciones asociadas, la Alianza garantiza incidencia política y apoyo financiero y técnico a los esfuerzos de control en los países, y hace un seguimiento de los progresos en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio.

Más información:

Belén Barbero
Responsable de Publicaciones UNICEF España
609.16.00.51
bbarbero@unicef.es

RBM Partnership
20 Avenue Appia
TEL +41 22 791 4318
inforbm@who.int

Secretariat hosted by WHO
1211 Geneva 27
FAX +41 22 791 1587
rollbackmalaria.org