EL MUNDO NO HACE LO SUFICIENTE PARA PROTEGER A LOS NIÑOS Y NIÑAS AFECTADOS POR EL SIDA

Londres/ Madrid, 9 febrero 2006- La rapidez con la que se expande la epidemia del SIDA no se corresponde con la respuesta mundial que necesitan los niños y niñas afectados por el VIH-SIDA. Para el año 2010 se calcula que 18 millones de niños y niñas, sólo en África subsahariana, habrán perdido a su padre o a su madre por esta enfermedad. Los niños y niñas que viven con sus padres infectados o moribundos son extremadamente vulnerables, y se calcula que 4 millones de niños y niñas infectados no tienen acceso a tratamientos apropiados

El Foro Mundial de Aliados de este año, organizado por UNICEF y el Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID) del Reino Unido, ha reunido representantes de 90 organizaciones internacionales, ONG y gobiernos en un esfuerzo por aumentar las respuestas prácticas a los millones de niños y niñas afectados por la epidemia de SIDA.

“Los niños y niñas están olvidados en la respuesta mundial a la epidemia del SIDA. Menos del 10 por ciento de los niños y niñas huérfanos o afectados por el SIDA reciben apoyo o tienen acceso a servicios públicos”, señala la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman

El Foro de este año se centrará en:

  • Fortalecer la capacidad de las familias para proteger y cuidar a los huérfanos y otros niños y niñas vulnerables como consecuencia del VIH
  • Movilizar las respuestas de la comunidad para apoyar a las familias
  • Asegurar un acceso equitativo y para todos a la educación.
  • Garantizar el acceso universal a la prevención del VIH, tratamiento y atención.

El Foro pondrá el énfasis en el hecho de que las comunidades y las familias deben ser los beneficiarios principales del aumento de la respuesta mundial al SIDA. Se deberán hacer llegar ayudas económicas, incluyendo subvenciones en metálico y directas, a las familias afectadas, pequeños préstamos y fondos para pagar a los trabajadores comunitarios.

El cuidado y apoyo para los niños y niñas vulnerables no debe limitarse a cubrir sus necesidades materiales. Se necesita un esfuerzo mayor para facilitar consejo y apoyo psicológico a los huérfanos y otros niños y niñas traumatizados por el SIDA. Hasta el momento, las Organizaciones No Gubernamentales así como las comunidades han sido pioneras en el apoyo a los niños y niñas y las comunidades. Se necesitan fondos para convertir los proyectos piloto en intervenciones de programas a escala nacional.

La educación: una de las armas fundamentales contra el SIDA

La educación es una de las armas más importantes contra el SIDA. La prueba de este hecho es cada vez mayor: en países con epidemias graves, los jóvenes
con mayor nivel de formación tienen más posibilidades de usar preservativos y tienen menos posibilidades de infectarse en relaciones sexuales esporádicas que los jóvenes con menos formación. Los niños y niñas con acceso a educación tienen también más posibilidades de escapar de la trampa de la pobreza que atrapa a huérfanos y niños y niñas obligándoles a cuidar de sus padres enfermos o moribundos.

Aunque los impuestos escolares siguen siendo una poderosa barrera al acceso a la educación para muchísimos niños y niñas, este hecho se agrava en los países con grandes índices de SIDA. Acabar con los impuestos en las escuelas en el nivel primario es un paso para alcanzar la educación universal. Y esto, sólo podrá conseguirse con el apoyo de la comunidad internacional. Con la abolición de los impuestos de escuelas primarias en Kenya, por ejemplo, 1,3 millones de niños y niñas han podido acceder a la educación.

Asegurar que las niñas tengan las mismas posibilidades de acceso a la educación es también vital, sobre todo porque las niñas se ven afectadas de una manera desproporcionada por el VIH. El gobierno del Reino Unido es un socio clave en la Iniciativa para la Educación de las Niñas de Naciones Unidas (UNGEI, en sus siglas en inglés), un esfuerzo de UNICEF para disminuir la diferencia de género en cuanto a educación.

Prevenir la transmisión del virus de madres a hijos

Además, este año el Foro se centrará en los pasos necesarios para asegurar que en 2010 los niños y niñas consigan el acceso universal a los tratamientos necesarios y cuidados, para prevenir las infecciones entre adolescentes y jóvenes, y para terminar con la transmisión del virus de madres a hijos. “En 25 años de epidemia, se ha hecho un progreso considerable movilizando el mundo en contra del SIDA. Pero en lo que se refiere a prevención del VIH y los tratamientos para los niños, niñas y jóvenes seguimos un paso por detrás. Si queremos romper el ciclo de la infección de VIH los niños y los jóvenes deben saber cómo protegerse del VIH”, subraya Peter Piot, Director Ejecutivo del programa de Naciones Unidas contra el VIH/SIDA (UNAIDS).

Protección Legislativa

  • El Foro también examinará la forma de:
  • Defender el cambio de la ley y las políticas de gobierno para proteger a los niños y niñas vulnerables
  • Aumentar la protección y reducir el estigma de los niños y niñas afectados por el SIDA
  • Mejorar los sistemas de registros de nacimiento y defunción, que supondría un impacto positivo. Actualmente es difícil para los niños y niñas obtener papeles oficiales que certifiquen que son huérfanos, lo cual les posibilitaría obtener beneficios como comida o atención médica gratuita.

Información Adicional sobre el Foro

El Foro Global de Aliados se creó en 2003 para dar un impulso a los compromisos globales adquiridos por los niños y niñas afectados por el VIH-SIDA establecidos en la Declaración de Compromisos de VIH-SIDA y los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la Asamblea General de Naciones Unidas en 2001.

En Octubre de 2005, UNICEF, ONUSIDA y otros aliados lanzaron la campaña Unidos por la infancia, Unidos contra el Sida con el objetivo de dar un empujón a este compromiso mundial por dar una respuesta global a la infancia y el SIDA.

Más información:

UNICEF-Comité Español Tel. 91 3789558 / 629 47 63 80 www.unicef.es
Belén Barbero, Dirección de Comunicación bbarbero@unicef.es
Elena Crego, Directora de Comunicación, ecrego@unicef.es