El estado de los niños y el SIDA en Latinoamérica y el Caribe.

En Latinoamerica y el Caribe, un número estimado de 1.9 millones (entre un 1.7 y 2.3 millones) de personas vivían con VIH en 2007, de los cuales cerca de 55.000 (entre 47.000 y 70.000) eran niños y niñas menores de 15 años. Con una prevalencia regional de HIV de cerca de un 1%, el Caribe tiene una de las prevalencias más altas del mundo, sólo por detrás del Africa subsahariana. Sólo en 2007, aproximadamente 160.000 (entre 110.000- 220.000) personas en latinoamerica y el Caribe se infectaron con VIH.

Al inicio de la epidemiahace unos 25 años, pocos hubieron podido predecir que los niños, niñas y jóvenes constituirían el grupo más seriamente afectado en la extensión de la epidemia. Los jóvenes constituyen ahora unas 400.000 infecciones en la región y en su mayor parte contraen VIH debido a los contactos sexuales sin protección. Muchos factores incrementan la vulnerabilidad frente a la infección, incluyendo la falta de información y de capacidades, servicios, y la ausencia de un entorno que les protege en comunidades y familia. En Latinoamérica y el Caribe, sólo el 4% de los jóvenes que no asiste a la escuela tiene acceso a servicios de prevención.

Además de aquellos que contraen HIV y SIDA, niños y niñas y adolescentes también sufren la epidemia al quedarse huérfanos o vivir con parientes que están crónicamente enfermos y que a menudo padecen discriminación y aislamiento.

El progresivo número de niños y niñas que nacen con HIV en el mundo es el resultado del fracaso preventivo de los que se denomina “transmisión vertical” del virus. En la región, la mayoría de niños y niñas seropositivos han sido infectados por vía de la transmisión madre- hijo. Esta transmisión se produce cuando una mujer embarazada seropositiva transmite el virus a su bebé durante el embarazo, el parto, o la lactancia. Los niños y niñas también se contagian a través de transfusiones de sangre contaminada, o productos sanitarios como agujas y jeringas, así como el abuso sexual.

Hasta la fecha, el Latinoamérica y el Caribe, sólo la mitad de las mujeres embarazadas se hace el test de VIH, y se ofrece tratamiento para prevenir la transmisión madre –hijo a menos del 36% de las embarazadas seropositivas. Se estima que unos 7.500 (entre 5.800 y 10.000) niños en la región se infectaron por primera vez de VIH en 2007.

El acceso a tratamiento antiretroviral en países en desarrollo ha transformado la infección de VIH infantil – percibido antes como una sentencia de muerte- en una enfermedad crónica que puede incluso permitir una buena calidad de vida. Sin embargo, cuando el tratamiento no está disponible o no es accesible, un tercio de los niños infectados por sus madres muere en el primer año de vida y el 50% muere antes de su segundo cumpleaños. En la actualidad como muchos niños y niñas en Latinoamérica y el Caribe todavía no tienen acceso a terapias antiretrovirales, un número estimado de 4.300 (entre 3.200 y 5.500) niños menores de 15 años murieron de enfermedades asociadas al SIDA en la región durante 2007. Muchos de estos niños podrían haberse salvado si hubiera habido una administración correcta de antiretrovirales.

Aunque la región ha realizado grandes avances en la ampliación de cuidados y tratamiento para adultos – 64% de los adultos en Latinoamérica que necesitaban tratamiento lo recibieron en 2007- el acceso de tratamiento y cuidado para niños continúa retrasándose. Esto ocurre a pesar del hecho de que el VIH progresa más rápidamente y agresivamente en niños que en adultos. Existe la evidencia que esta tendencia está ahora cambiando: en 2007, 16,571 niños afectados por VIH han recibido tratamiento antiretroviral en la región, comparado con 10,628 en 2005. Lo que supone un incremento de 56%.

UNICEF trabaja en más de 150 países y territorios en vías de desarrollo para mejorar las condiciones de vida de los niños y las niñas, y avanzar en el progreso de sus vidas desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y el saneamiento de calidad, y la educación básica de calidad, así como la protección de los menores contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiada en su totalidad por contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Raquel Fernández,
UNICEF Comité Español.
Tel: 91 378 85 89 / 665 629 760