Declaración de la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, sobre el Día Mundial de la Malaria el 25 de abril

"En el momento en que conmemoramos el Día Mundial contra la Malaria 2010, sólo quedan 250 días, hasta el 31 de diciembre de 2010, para que se cumpla la fecha fijada por el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, para que todos los países endémicos ofrezcan una cobertura universal de las intervenciones anti malaria. Es inaceptable que cerca de 850.000 personas mueran cada año por la picadura de un mosquito".

Nueva York –  "De éstas, casi el 90% vive en el África subsahariana, y la mayoría de estas muertes son de niños menores de cinco años. Esta disparidad tan chocante es aún más difícil de aceptar.

El objetivo establecido por el Secretario General de la ONU puede cumplirse y, de hecho, se han conseguido sustanciales avances hasta la fecha. En varios países africanos, la cobertura de mosquiteras tratadas con insecticidas ha aumentado considerablemente, gracias sobre todo a extensas campañas nacionales de distribución dirigidas fundamentalmente a quienes presentan un mayor riesgo de contraer la malaria: las poblaciones pobres y rurales.

Sabemos que las intervenciones contra la malaria son eficaces, pero aún tienen que incrementarse para llegar al objetivo de 2010.

En esta lucha contra la malaria, un enfoque doble, basado en una mejor cobertura de mosquiteras tratadas con insecticidas y un mayor uso de terapias combinadas con artemisinina para el tratamiento de los pacientes, resulta esencial para salvar cientos de miles vidas.

Una estrecha colaboración entre gobiernos, donantes, organismos internacionales, el sector privado, la sociedad civil y organizaciones religiosas, ha llevado al éxito a la hora de combatir la enfermedad y así debe seguir siendo.

Luchar contra la malaria produce además otros beneficios.

  • Reducir la malaria reduce la carga de trabajo en los centros de salud.
  • Reducir la malaria reduce el número de gente que muere de VIH/SIDA, ya que la malaria contribuye significativamente a causar estas muertes.
  • Reducir la malaria reduce el número de personas que mueren de malnutrición, puesto que las personas ya débiles por falta de alimento son más propensas a morir si contraen la malaria.
  • Reducir la malaria mejora la salud de las mujeres embarazadas y, por lo tanto, mejora la salud de sus bebés.

La batalla contra la malaria se puede ganar, y el mundo debe unirse para asegurar que nadie muera por la picadura de un mosquito”.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en el terreno en más de 150 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Ildefonso González,
Dirección de Comunicación, UNICEF España
91 378 85 89 – 609 160 051
ildefonsogonzalez@unicef.es

Jimena Cañedo,
Dirección de Comunicación, UNICEF España.
91 378 95 58;
jcanedo@unicef.es