Declaración de la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, en el Día Internacional de la Mujer

"La semana pasada en Guatemala, visité un centro de UNICEF que acoge a niñas de apenas 13 años que han sido rescatadas de burdeles. Las historias de sufrimiento son simplemente inimaginables: terribles situaciones de violación, prostitución, tortura e inocencia perdida".

Nueva York - Con la ayuda de UNICEF y sus aliados, muchas de estas chicas tienen ahora la oportunidad de recuperarse y construir una vida mejor gracias a los cuidados y la educación que reciben. Si bien estas niñas han sido rescatadas, por desgracia muchas más permanecen atrapadas en el submundo del abuso.

Historias como éstas no son infrecuentes en muchas otras partes del mundo y sirven como recordatorio de la labor que debe hacerse para garantizar una mejor protección para niñas y mujeres.

Millones de adolescentes viven en la pobreza, experimentan la desigualdad y discriminación de género, están sometidas a la violencia, el abuso y la explotación. El resultado no es sólo el sufrimiento de las propias niñas; es, además, la continuidad de un ciclo de opresión y abuso.

Si bien se ha avanzado hacia la igualdad de derechos y la igualdad en el acceso de las mujeres y las niñas en áreas como la salud y la educación básicas, con demasiada frecuencia las adolescentes siguen siendo excluidas. La inversión en educación y salud es esencial, pero también lo son unas leyes mucho más duras, así como sanciones y acciones judiciales contra los abusadores.

La educación es clave para que niñas, sus familias y sus comunidades, tengan una vida mejor. Estudios de expertos estiman que cada año extra de educación secundaria que una niña recibe, eleva sus ingresos en más del 15 por ciento. Las niñas con mayor educación tienen mejores perspectivas de empleo y salud. Así, cuando se convierten en madres, estos beneficios pasan a sus hijos. Hay un fuerte vínculo entre el nivel educativo que un país proporciona para sus niñas y el tamaño de la economía de éste. Pero más importante aún: la educación da poder a las mujeres y la oportunidad de tener una mayor voz en la sociedad.

Reconocer el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer obliga a la comunidad internacional a trabajar enérgicamente junto con los gobiernos del mundo para garantizar que cada niña tenga derecho a una infancia que le brinde la oportunidad de alcanzar su máximo potencial".

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en el terreno en más de 150 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Ildefonso González,
Dirección de Comunicación, UNICEF España
91 378 85 89 – 609 160 051
ildefonsogonzalez@unicef.es