La grave crisis nutricional en Nigeria pone en riesgo la vida de 400.000 niños

UNICEF dobla la petición de fondos necesaria para prestar asistencia humanitaria en el noreste del país

UNICEF ha revisado su llamamiento humanitario para Nigeria, aumentando los recursos necesarios de 55 millones de dólares a 115 millones para poder asistir a 750.000 personas más en las zonas en conflicto en el noroeste del país a las que hasta ahora no se podía llegar.

A medida que la asistencia humanitaria va llegando a nuevas zonas, se está poniendo de manifiesto la dimensión real de la crisis relacionada con Boko Haram y su impacto en los niños. Se estima que 400.000 niños menores de 5 años sufrirán desnutrición aguda grave este año en 3 estados del noreste. Más de 4 millones de personas se enfrentan a una grave escasez de alimentos y 65.000 viven en condiciones de hambruna, la mayoría en el estado de Borno, el estado más afectado.

“Las vidas de los niños están literalmente pendiendo de un hilo”, afirmaba Afshan Khan, director de los programas de emergencia de UNICEF. “Estamos llegando a zonas a las que antes no se podía llegar con asistencia humanitaria crítica, pero necesitamos un mayor apoyo internacional para seguir aumentándola y llegar a todos los niños en extrema necesidad”, añadió.

La destrucción completa de ciudades y pueblos sigue complicando la respuesta. El 60% de los centros de salud han sido parcial o completamente destruido, y el 75% de las instalaciones de agua y saneamiento en el estado de Borno necesitan rehabilitación.

Casi 1 millón de niños viven desplazados en el noreste del país, 1 millón están fuera del colegio y cientos de miles se han sido afectados psicológicamente debido a los horrores por los que han tenido que pasar.

La falta de acceso a los niños, debido al conflicto, también ha dado lugar a un brote de polio en el estado de Borno, donde se han confirmado en agosto y septiembre 3 casos del virus de la poliomielitis. El llamamiento de fondos de UNICEF se enmarca dentro de la puesta en marcha de una serie de campañas de emergencia en materia de nutrición e inmunización contra la polio en el noreste de Nigeria y en los países vecinos, con el objetivo de llegar a 1,8 millones de niños, solo en el estado de Borno. La campaña de inmunización está además identificando y tratando a niños con desnutrición grave.

UNICEF ha aumentado su respuesta en las áreas más afectadas por el conflicto relacionado con Boko Haram desde abril, apoyando la asistencia sanitaria y nutricional para niños y madres, y ayudando a suministrar agua potable y saneamiento, servicios de protección infantil y oportunidades de aprendizaje.

Desde el inicio de 2016, 2,6 millones de personas afectadas por el conflicto han tenido acceso a los servicios preventivos de salud apoyados por UNICEF, y casi 75.000 niños han sido tratados de  desnutrición aguda grave en el noreste de Nigeria. La construcción y rehabilitación de pozos ha permitido que casi medio millón de personas tenga mejores accesos a agua potable. Los espacios seguros de aprendizaje, la formación de profesores y material educativo han ayudado a más de 72.000 niños a retomar su educación y a aproximadamente 133.000 niños han recibido apoyo psicosocial.

Hasta la fecha, solo se han recibido 28 millones de dólares de los 115 millones del llamamiento, lo que supone un serio obstáculo para ampliar el plan de acción de UNICEF.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español
609 160 051 / 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es