COMUNICADO DE UNICEF Y LA OMS FRENTE A LA ESCALADA DE VIOLENCIA EN LÍBANO E ISRAEL

Nueva York/ Ginebra/ Amman/Beirut/Madrid, 19 de julio 2006.- UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresan hoy su gran preocupación por las bajas civiles y los riesgos para la salud ocasionados por la escalada de violencia en Líbano e Israel.

Nueva York/ Ginebra/ Amman/Beirut/Madrid - “La situación es alarmante y catastrófica. Ya hay cerca de medios millón de desplazados. La situación es extrema”, ha declarado el Representante de UNICEF en Líbano, Roberto Laurenti. Las bajas civiles incluyen docenas de niños y niñas, con un gran número de heridos. El impacto psicológico es grave. La población, y también los niños y las niñas, están siendo testigos de la
muerte o el daño a sus seres queridos y de la destrucción de sus hogares y comunidades.

Sólo en Líbano, más de 200 personas han muerto y más de 550 han resultado heridas. Además, las cifras hablan de cientos de miles de personas desplazadas internamente, y más de 30.000 que intentan buscar refugio en las escuelas y jardines públicos dentro y fuera de Beirut.

El acceso de ayuda humanitaria es crucial

El envío de suministros médicos y ambulancias a las áreas afectadas está seriamente restringido. El acceso de la ayuda humanitaria es crucial para evitar muertes y sufrimiento innecesarios. La protección de los civiles durante el conflicto es una obligación según el Derecho Internacional Humanitario. El acceso a los servicios de salud de los heridos, sobre todo aquellos que necesitan atención por tratarse de una situación crónica, y de las mujeres embarazadas es clave para prevenir más muertes civiles en esta crisis.

La OMS y UNICEF están trabajando con los aliados en Líbano para salvar vidas, proteger a los civiles, y apoyar los servicios básicos de salud, agua y saneamiento, educación y asistencia psicosocial. Las agencias de Naciones Unidas, en coordinación con el Ministerio de Salud, están proporcionando medicamentos de emergencia y suministros básicos. Esto incluye medicinas necesarias para enfermedades crónicas, como enfermedades cardiovasculares y diabetes, que tienen una alta prevalencia en Líbano. Además, las agencias de Naciones Unidas están proporcionando pastillas de cloro para garantizar agua potable y prevenir enfermedades ocasionadas por la falta o mal uso del agua.

Asimismo las agencias están trabajando en garantizar la distribución de paquetes nutricionales reforzados, micronutrientes y sales de rehidratación oral para garantizar una correcta asistencia médica a madres e hijos. La OMS está llevando a cabo una evaluación de las condiciones sanitarias, junto con las autoridades nacionales, para identificar las necesidades sanitarias más urgentes. UNICEF, por su parte, está apoyando la distribución de generadores en las instalaciones sanitarias clave a lo largo del sur de país, así como reservas de combustible suficientes para que las instalaciones sanitarias puedan seguir funcionando.

Además, UNICEF y la OMS forman parte del llamamiento de Naciones Unidas que será lanzado la próxima semana e incluye la necesidad de fondos para los tres próximos meses en:

UNICEF

  • Suministro de agua potable e instalaciones sanitarias en las escuelas.
  • Suministro de paquetes con material sanitario de emergencia con las medicinas imprescindibles.
  • Seguimiento del estado psicológico de los niños y niñas y prestación de apoyo cuando sea necesario. UNICEF trabajará con los aliados para impedir la separación de los niños y niñas de sus familias y en su rápida reunificación con sus familias cuando se encuentren separados.
  • Obtención de equipos lúdicos para distribuir en 50 escuelas.

OMS

  • Dirigir evaluaciones sanitarias y hacer seguimiento de las amenazas que existen en materia de salud, con especial énfasis en las áreas y grupos
  • más vulnerables. 
  • Apoyar al Ministerio de Salud en coordinación con todos los aliados en materia sanitaria.
  • Trabajar con el Ministerio de Salud y UNICEF en el reestablecimiento de los servicios de salud pública tales como la inmunización y el fortalecimiento de la vigilancia de enfermedades en la población desplazada.
  • Suministro de material sanitario de emergencia.
  • Mantener y apoyar los sistemas locales de salud para reducir los riesgos de la población desplazada y garantizar un nivel asistencial adecuado a las necesidades sanitarias.

Más información:

UNICEF-Comité Español
Tel. 91 378 9558 / 609 16 00 51/ 665 62 97 51

Amalia Navarro, Directora de Sensibilización e Imagen. anavarro@unicef.es
Belén Barbero, Dirección de Comunicación. bbarbero@unicef.es
Cristina Miguel, Dirección de Comunicación. cmiguel@unicef.es