CÓMO PROTEGER A LOS NIÑOS Y NIÑAS EN LA ZONA DEL TSUNAMI

Se necesitan medidas inmediatas para proteger a los niños en la zona del tsunami contra la explotación, los abusos, y el tráfico criminal, y para prevenir que pierdan la red social que los protege, según ha declarado hoy UNICEF, que también ha resaltado los pasos clave esenciales para proteger a los huérfanos y otros niños vulnerables.

“La buena noticia es que la mayoría de los esfuerzos que se necesitan están en camino,” dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF, Carol Bellamy. “Pero debemos movernos rápido,” agregó. “Los criminales que se aprovechan de los niños en este ambiente de caos ya han empezado a operar.” UNICEF dijo que los más vulnerables de la generación del tsunami son aquellos que han perdido a sus padres o han sido separados de sus familias. Mientras aún no existen cifras fiables, basándose en el número de muertos y desplazados, se calcula que podría haber miles de niños a lo largo de la región que entran en estas categorías. Algunas encuestas que ya se han puesto en marcha ayudarán a identificar el alcance de este tema aproximadamente en la próxima semana. Según UNICEF, hay cinco pasos clave esenciales en el plazo más inmediato para mantener seguros a los niños vulnerables frente la explotación.

  • Registrar a todos los niños y niñas desplazados: Conocer qué niños están solos o posiblemente huérfanos, y saber exactamente dónde están, es el primer paso para protegerlos. En India, Sri Lanka, e Indonesia – el país más golpeado por el tsunami– el registro está en camino. En Aceh, la zona cero de la catástrofe humana, se han abierto cinco centros de registro Amigos de la Infancia en los campamentos, y está previsto que se abran 15 más la próxima semana.
  • Proporcionar atención segura inmediata: Con el fin de garantizar su bienestar, los niños identificados como no acompañados o perdidos deben ser puestos al cuidado temporal de adultos. En los campos de desplazados, se deben establecer centros de atención Amigos de la Infancia. Como alternativa los niños pueden ser ubicados en hogares comunitarios hasta que se pueda localizar a sus familias. Tales opciones han sido ya identificadas en cada uno de los países afectados, aunque se podría necesitar más.
  • Localizar a parientes: Registrar a los niños con su nombre, domicilio, comunidad y fecha de nacimiento permite a las autoridades locales y nacionales – trabajando con ONG – buscar y reunir familias separadas en el desastre pero que sobrevivieron. Esto también permite a las autoridades encontrar a miembros de la familia, como tías y tíos, abuelos o hermanos mayores.
  • Alertar a la policía y otras autoridades: Según UNICEF, es esencial alertar a la policía, patrullas de frontera, profesores, trabajadores sanitarios y otros acerca de la amenaza de explotación de los niños, y tener su apoyo para su protección. Este proceso de alerta pública e institucional está comenzando a tener lugar en los países afectados. En Sri Lanka, el gobierno y socios clave, incluyendo a UNICEF, han lanzado el tema en los medios y así todos los habitantes de Sri Lanka están alertados de la necesidad de estar atentos a los niños no acompañados. En Indonesia, la policía y autoridades portuarias han sido puestas en alerta especial.
  • Medidas nacionales especiales: Preocupación sobre la posibilidad de tráfico de niños en la zona del tsunami. Indonesia impuso una moratoria temporal para los niños menores de 16 años de Aceh que viajan fuera del país sin un padre o madre. El gobierno también ha impuesto una moratoria temporal sobre la adopción de niños de Aceh hasta que todos los niños puedan ser correctamente identificados y el proceso de búsqueda de familias completado.

El estándar internacional en una crisis es mantener a los niños lo más cerca posible de los miembros de su familia y comunidad, según UNICEF. Estar con parientes en unidades familiares es generalmente una mejor solución que desarraigar completamente al niño. “La familia y la comunidad proporcionan vigilancia y protección a los niños,” dijo Bellamy. “Con tantas familias separadas, y tantas comunidades completamente destruidas, tenemos que buscar otro tipo de protección para estos jóvenes. Toda la gente de buena voluntad tiene un rol que jugar en la vigilancia de los mejores intereses para la generación del tsunami.” UNICEF enfatizó que el tráfico de niños, la explotación sexual, y el trabajo infantil extremo no son algo nuevo. Asimismo advirtió que la ruptura de las instituciones a consecuencia de los tsunamis del 26 de diciembre han dejado una puerta abierta a la explotación criminal y sin escrúpulos hacia los más vulnerables. Bellamy añadió que el tráfico ilegal de seres humanos es un gran negocio, a diferencia del tráfico de drogas o armas, con dinero real en juego y poderosos intereses involucrados. “Tenemos que querer proteger a los niños tanto como otros quieren explotarles,” dijo Bellamy. “De acuerdo con la rápida respuesta de los gobiernos frente a esta amenaza, está claro que quieren ofrecerles esta protección. Pero debemos hacerlo juntos.”

UNICEF-Comité Español ha iniciado una campaña de recaudación de fondos. Todos aquellos que quieran apoyar a UNICEF Comité Español en la acción humanitaria por la infancia en los países de las costas del Océano Índico pueden visitar nuestra páqina web www.unicef.es o llamar al 902 255 505.

CUENTAS PARA DONATIVOS

  • BBVA  0182  5906  81  0010033337, Alcala, 16 
  • SCH  0049  0001  59  2810100005, Pza.Canalejas, 1 
  • BANESTO  0030  1550  33  0000281271, Alcala,14 
  • CAJA MADRID  2038  1098  06  6000777776  Clara del Rey, 57 
  • LA CAIXA  2100  5731  70  0200005001, Pso.Castellana

Más información:

UNICEF-Comité Español
Tel. 91 3789558 / 629 476 380
www.unicef.es

Elena Crego,
Directora de Comunicación,
ecrego@unicef.es

Verónica Giordana,
Dirección de Comunicación, 
vgiordana@unicef.es

Cristina Miguel,
Dirección de Comunicación
cmiguel@unicef.es