CIENTOS DE ESCUELAS DESTRUIDAS POR EL TSUNAMI

Los niños de algunas de las áreas afectadas por el tsunami del océano Índico han comenzado esta semana la vuelta a la escuela, a pesar de que el desastre destruyó o dañó más de mil escuelas y mató a miles de profesores.

En Indonesia, la estimación preliminar del gobierno en cuanto al número de escuelas severamente dañadas o destruidas está entre 765 y 1151. En Sri Lanka, 51 escuelas fueron completamente destruidas y unas 100 más parcialmente dañadas. En Maldivas, 44 escuelas fueron destruidas o dañadas – un alto porcentaje del total. El impacto del tsunami en la educación fue menor en Tailandia, donde menos de 30 escuelas fueron dañadas y muy pocas destruidas. Que los niños vuelvan a sus clases es esencial para su recuperación, dijo UNICEF, aunque sólo sea posible hacerlo en tiendas o en otros arreglos improvisados. “No hay mejor manera de ayudar a los niños y niñas a recuperar la normalidad que permitiéndoles regresar a las escuelas,” dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF, Carol Bellamy. “Un ambiente de aprendizaje permite a los niños ser niños otra vez, les da un espacio amigable para escapar de la pesadilla que han vivido.

Cuando una escuela se abre en la zona del desastre, todo el mundo siente una sensación de esperanza, incluso los padres.” Llevar y mantener a los niños en la escuela es esencial no sólo durante las emergencias, sino también para asegurar una mejor calidad de vida para todos los niños, dijo Bellamy.

Este desastre representa un revés para los países que estaban haciendo un buen progreso proporcionando educación básica de calidad para todos los niños. Poner a los niños otra vez rápidamente en las escuelas minimizará este revés, dijo. Mientras las escuelas oficialmente abrieron siguiendo las vacaciones de temporada esta semana en India y Tailandia, el gobierno de Sri Lanka, Maldivas e Indonesia está intentando a abrir escuelas en las áreas afectadas sobre los días20, 25 y 26 de enero, respectivamente. (Algunas escuelas en Sri Lanka ya han abierto.) Cerca de Banda Aceh, dos escuelas apoyadas por UNICEF abrieron el lunes con 408 alumnos.

El personal de UNICEF en el terreno dijo que los mismos padres pidieron que se estableciera rápidamente una escuela. “La apertura de estas escuelas es una señal poderosa para la gente de que la vida puede comenzar otra vez,” observó Bellamy. A lo largo de Aceh, UNICEF está enviando toneladas de materiales educativos, incluyendo 2.000 tiendas para escuelas, 2.000 kits de “escuela en una maleta” (cada uno contiene material escolar para 50 alumnos) y 2.000 kits de recreación (cada uno con deportes y juegos para 50 niños). Estos suministros ayudarán a los más de 100.000 niños en edad escolar y 4.000 profesores en las áreas afectadas de Aceh. UNICEF también está asistiendo al gobierno de Indonesia con la formación y reclutamiento de 2.000 nuevos profesores y la recuperación emocional de los profesores que sobrevivieron al tsunami. Según las autoridades de Aceh, 1.592 profesores están muertos o desaparecidos. En Sri Lanka, donde unas cuantas escuelas reabrieron el lunes, la destrucción de las aulas ha afectado a 71.928 niños y 2.673 profesores. Además, unas 240 escuelas aún son utilizadas como refugios temporales para familias desplazadas.

UNICEF está proporcionando al Ministerio de Educación de Sri Lanka suministros para escuelas, libros de texto y ayudas a los profesores en apoyo al objetivo de llevar a todos los niños de las áreas afectadas a un ambiente de aprendizaje el 20 de enero. UNICEF ya ha distribuido 500 kits de “escuela en una maleta” que serán usados por 40.000 niños. Además, 3.200 kits adicionales se esperan en Colombo hoy o mañana y serán entregados inmediatamente. UNICEF también ha alistado a cientos de voluntarios comunitarios para limpiar los escombros de las escuelas afectadas y ha proporcionado fondos para anuncios públicos informando a las familias que los niños tendrán permiso para ir a la escuela sin uniformes ni certificados de nacimiento. Bellamy dijo que la recuperación de las escuelas no significa que todos los niños regresarán inmediatamente a ellas. En India, donde las escuelas han abierto en todos menos uno de los distritos, la asistencia es muy lenta, tanto como un 30%.

En las pocas escuelas que han abierto en Sri Lanka, la asistencia está en un 50%. “Esta baja asistencia es porque muchos niños murieron o resultaron dañados durante el tsunami y porque algunos padres, que han perdido tanto, no están preparados para poner a los niños fuera de su cuidado inmediato,” dijo Bellamy. “Estos padres necesitan la seguridad de que sus niños no solo estarán a salvo en las escuelas, sino que también tendrán la asistencia que necesitan para crecer más fuertes. Nuestro trabajo está enfocado en tratar de crear el ambiente más positivo para que los niños regresen a las escuelas.” En India, donde las autoridades nacionales y locales han dirigido un fuerte esfuerzo de ayuda humanitaria, UNICEF está jugando un rol de apoyo, incluyendo la distribución de suministros para escuelas y equipamiento para deportes, la reconstrucción de bibliotecas, organizando actividades recreativas para los niños y capacitando a profesores para reconocer las señales de angustia y proveer asesoramiento emocional básico.

En Tailandia, donde la mayoría de las escuelas reabrieron el 4 de enero, UNICEF está proporcionando a los niños de las provincias costeras afectadas utensilios de cocina, materiales escolares, libros de texto, uniformes, equipamiento para deportes y recreación, y también está apoyando la construcción de escuelas temporales. En Maldivas, UNICEF está asistiendo al gobierno en la reconstrucción de 73 aulas temporales para asegurar que los alumnos puedan regresar a las escuelas el 25 de enero. UNICEF está asistiendo al gobierno de Maldivas con premisas sobre la limpieza de las escuelas y asegurando que las facilidades sanitarias sean las adecuadas. UNICEF también ha suministrado más de 150 “escuelas en una maleta” y kits de recreación y distribuyó cientos de cajas de lápices de colores, arcilla, papel para dibujar, bloques para construcción, rompecabezas, muñecas, coches de juguete y balones.

En todos los países afectados por el tsunami, UNICEF está trabajando para asegurar que las escuelas ayudan a los padres y a los niños y niñas, dijo Bellamy. “Cuanto más puedan las escuelas ayudar a cubrir las necesidades de los niños – comida, libros de texto, uniformes, y apoyo psicosocial –más podremos aliviar la carga sobre las familias y permitirles centrarse en la reconstrucción de sus vidas,” dijo. “Las escuelas son frecuentemente el corazón de la comunidad, así este esfuerzo para levantarlas y que funcionen tiene un impacto real en el esfuerzo de recuperación a más largo plazo. Para mucha gente que está dolida, un patio escolar lleno de niños es la mejor medicina.”

Jaime Gómez-Pineda, Director ejecutivo de UNICEF-Comité Español, visitará Indonesia, uno de los países más afectados por el tsunami. Está prevista su estancia en esa zona entre los días domingo 16 y jueves 20 de enero.   Durante su visita, Jaime Gómez-Pineda queda a disposición de los medios de comunicación que hayan desplazado corresponsales al terreno para contactar con ellos y dar testimonio de la labor de UNICEF en la zona, que desde el primer momento está trabajando a favor de los niños y niñas afectados por el tsunami.  

UNICEF-Comité Español ha iniciado una campaña de recaudación de fondos. Todos aquellos que quieran apoyar a UNICEF Comité Español en la acción humanitaria por la infancia en los países de las costas del Océano Índico pueden visitar nuestra páqina web www.unicef.es o llamar al902 255 505.

CUENTAS PARA DONATIVOS

  • BBVA  0182  5906  81  0010033337, Alcala, 16 
  • SCH  0049  0001  59  2810100005, Pza.Canalejas, 1 
  • BANESTO  0030  1550  33  0000281271, Alcala,14 
  • CAJA MADRID  2038  1098  06  6000777776, Clara del Rey, 57 
  • LA CAIXA  2100  5731  70  0200005001, Pso.Castellana 

Más información:

UNICEF-Comité Español
Tel. 91 3789558 / 609 160051
www.unicef.es

Cristina Miguel,
Dirección de Comunicación
cmiguel@unicef.es

Verónica Giordana,
Dirección de Comunicación,
vgiordana@unicef.es